La reacción ciudadana ante el gasolinazo

La reacción ciudadana ante el gasolinazo

“…En definitiva, no hay mejor fortaleza que

el no ser odiado por el pueblo, porque si el pueblo

aborrece al príncipe, no lo salvarán todas

las fortalezas que posea pues nunca faltan al pueblo,

 una vez que ha empuñado las armas,

extranjeros que lo socorran…”

Nicolás Maquiavelo, fragmento de El Príncipe.

  1. El problema. A estas alturas de la reacción ciudadana respecto al gasolinazo, los analistas del gobierno estarán evaluando su impacto en los distintos medios de comunicación y en redes sociales. Seguramente, ya la tenían prevista y determinarán enmarcados en su genialidad, el tiempo que durarán los bloqueos de gasolineras, disposición gratuita de combustible y casetas de peaje en más de 30 estados de la República que han despertado de su domesticación y han emprendido una lucha desigual contra el gobierno de Peña Nieto y sus aliados políticos, sin embargo, la Reforma Energética nos coloca permanentemente en el suelo, pues con el alza injustificada de la gasolina, aumenta absolutamente todo aquello que como población necesitamos para subsistir, por lo que dicha reacción, se antoja también progresiva y constante. Personalmente, acudí a un movimiento social que pretendía regalar gasolina y advertí, muy de cerca, el hartazgo de la población que amenaza con cruzar la línea del odio; veo mujeres, niños, jóvenes, amas de casa, trabajadores y demás ciudadanos, que están hasta la madre de tanta inseguridad, de tanta corrupción y, ahora, a manera de burla, nos la jugaron estructurando una crisis técnica de combustible para justificar su alza. A veces, creo que algún junior de corta inteligencia, que nunca ha padecido hambre ni necesidades y que ha sido enviado a estudiar en el extranjero lejos de la pelusa, dibuja desde la comodidad de su escritorio, estrategias inaplicables y estúpidas como las famosas reformas estructurales, solo así, nos explicamos tanto agravio contra la Nación. 2. La reacción. Se traduce en forma de bloqueos, marchas, asalto a tiendas comerciales y otras formas de presión primarias o básicas, pues, definitivamente no nos hemos puesto de acuerdo para establecer otras formas de coacción más precisas en donde los resultados sean benéficos para todos y la afectación sea solo para el gobierno sin daños colaterales; por el momento, hay posturas contrarias, ya que los bloqueos afectan a muchas personas que nada tienen que ver con los incrementos, sin embargo, lo rescatable es que aunque no ha existido consenso, la población ha emprendido en todo el país, una manifestación generalizada que puede provocar otras formas de reacción más efectivas, tal es el caso del pago de impuestos fantasmas, el no pago de tenencia, predial u otras contribuciones que afectan a la economía de las familias. 3. Estrategias ciudadanas por venir. Seguramente las sandeces del gobierno provocarán como hasta ahora, el malestar y el odio de la población, lo cual, hará emerger nuevos líderes, genuinos y de compromiso social que habrán de guiar a las masas a idear otras alternativas de presión como hackeos de sistemas gubernamentales, especialmente relacionados con el sistema tributario, votos de castigo contra el partido político en el poder para el 2018, entre otras afectaciones directas al poder económico que es donde le duele a gobierno; después, si no queda de otra, la inconformidad que ya despertó en México, podrá tomar matices nacionales de resistencia y movimiento civiles para derrocar al mal gobierno. 4. Los ciudadanos en el concierto Nacional, constituyen más del 90% de la población, el resto está conformado por el gobierno y sus aliados que viven a expensas del trabajo y el esfuerzo de nosotros los de abajo, no obstante, algunos ilusos siguen votando por las mismas ratas, reciben dádivas en tiempos electorales y luego, pagan caro su idiotez; por si esto fuera poco, mantenemos un realeza en nuestras instituciones democráticas como el INE cuyos consejeros no pagan gasolina, tienen salarios del primer mundo y ya, para el próximo Diciembre de este año, recibirán solo de aguinaldo más de medio millón de pesos. Por su parte, el gobierno de Peña Nieto podría recaudar a nuestras costillas, miles de millones de pesos que servirán para tapar los hoyos de este gran queso gruyere que han hecho de México y mantener el poder para el PRI en el 2018; para eso y más, sirven sus reformas estructurales. Por último, reflexionemos en lo siguiente: México es una potencia petrolera que impone a su pueblo altos precios en combustibles; Zacatecas es en el ámbito internacional, una potencia minera que tiene sumido a sus pobladores en altos índices de inseguridad, pobreza y marginación, por lo cual me pregunto: ¿El gobierno es enemigo del pueblo? ¿El gobierno y el pueblo tienen intereses distintos? Usted tiene seguramente, las respuestas y la posibilidad de sumarse a la lucha. ■

 

*Integrante del Consejo Mundial para la

Defensa de los Derechos Humanos

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70