La educación pública en Zacatecas: ¿Un laberinto sin salida?

La educación pública en Zacatecas: ¿Un laberinto sin salida?
  • El nuevo paradigma de gestión administrativa que la educación en Zacatecas requiere
  • Sin proyecto y sin visión de cambio, no habrá éxito alguno en la educación zacatecana.
  • Los retos y compromisos en materia educativa del gobierno del Estado.

 

 

En 1831 con Francisco García Salinas como gobernador del Estado, diez años después de la consumación del movimiento de Independencia, es cuando se registra en Zacatecas el primer gran esfuerzo por dar orden, otorgar sistematicidad e integrar en un solo cuerpo la estructura de la instrucción pública en la entidad. Se contribuye incluso desde estas tierras, a cimentar con esa iniciativa, los pilares de la educación laica, gratuita y obligatoria en el país.

De entonces a la fecha, en el transcurso de 185 de historia, se ha seguido en este ámbito, una ruta sinuosa. La enseñanza formal en nuestra entidad se encuentra en la actualidad en un profundo dilema ético: ¿es la educación un laberinto sin salida y/o bien puede constituirse en la rosa de los cambios?

Para que la educación pública zacatecana se convierta en la rosa de los cambios, que ayude a trazar un renovado horizonte de porvenir para la sociedad, exige se le coloque en la más alta prioridad de las políticas públicas, se le conduzca desde la perspectiva racional de un nuevo modelo de gestión administrativa y se inicie con laboriosa responsabilidad a deshacer los nudos históricos de la simulación que solamente han producido, a través de los tiempos,  resultados escolares que han traído mediocridad y escenarios del desastre.

A más de 180 años del gran esfuerzo fundacional de Francisco García Salinas – quien por cierto tuvo en su gobierno como asesores de cabecera a Valentín Gómez Farías y José María Luis Mora-, la educación pública en Zacatecas proyecta hoy en día rezagos lamentables y hoyos negros que, en la perspectiva del nuevo gobierno, tendrán que reducirse o superarse.

 

ESTRUCTURA Y COBERTURA EDUCATIVA:

 

El sistema educativo zacatecano operativamente funciona con casi cinco mil 400 planteles en todos sus niveles, de los cuales el 94% son públicos y el 6% privados. El mayor porcentaje de la infraestructura escolar padece los problemas del deterioro físico y el abandono (Datos del sistema de estadísticas de la SEP, 2015/16).

La oferta de servicios escolares en Zacatecas cuestiona fuertemente la responsabilidad del Estado/Gobierno para garantizar el derecho a la educación de la población. Los datos oficiales así lo revelan de  manera contundente.

La cobertura neta por nivel escolar en la entidad es la siguiente: preescolar 82%; primaria 99.4%; secundaria 91%; bachillerato 60%; y educación superior 30%. (Documento: La Educación Obligatoria en México. Informe 2016).

En materia de eficiencia terminal (ET), los resultados escolares también cuestionan y en algunos capítulos reprueban a Zacatecas. Por nivel los indicadores (ET) son: primaria: 95%, secundaria 84%, bachillerato 64% y educación superior 49%.

 

INCUMPLIMIENTO DE OBJETIVOS EDUCATIVOS:

 

En el año 2000, los líderes del mundo reunidos en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se formularon el compromiso de alcanzar a estas fechas (2015) Los Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM), que en materia educativa implicó alcanzar, entre otras cosas, la matriculación al 100% en enseñanza primaria. Hoy podemos decir que en México y en Zacatecas esta meta, de entrada,  está incumplida.

De acuerdo a las propias cifras oficiales de la SEP, en Zacatecas la tasa promedio de asistencia escolar en el rango de 6 a 11 años de edad es apenas del 98.6%, en tanto que el promedio nacional es del 97.7%.

 

COBERTURA EDUCATIVA ESTATAL Y NACIONAL (Tabla 1).

 

Nivel Escolar Estatal Nacional
Preescolar 82% 72%
Primaria 99.4% 98.6%
Secundaria 91.0% 88.0%
Bachillerato 60.0% 57.1%
Educación Superior 30.0% 32.0%

 

 

LA DIMENSION DEL REZAGO ESCOLAR Y LA EXCLUSIÓN  EDUCATIVA.

 

El fuerte rezago escolar que existe en la entidad nos describe la dimensión del criterio excluyente e inequitativo que caracteriza al sistema educativo zacatecano. Más del 39% de la población mayor de 15 años en el Estado no ha terminado sus estudios de primaria, de secundaria y/o bien se encuentra en condición de analfabeta tradicional. El promedio nacional es del 35.4%. (Encuesta Inter/censal 2015, INEGI).

En el México existe una población superior a los 30 millones de ciudadanos  en circunstancia de rezago escolar. En Zacatecas la cifra supera las 325 mil personas.

El Estado de Zacatecas se coloca, de esta forma, como una de las 10 entidades con mayor porcentaje de población en rezago escolar, superada sólo por Guanajuato (41%), Puebla (43.7%), Veracruz (45.3%), Guerrero (48.3%), Michoacán (48.7%),  Oaxaca (51.5%) y Chiapas (53%).

 

ENTIDADES CON MAYOR REZAGO ESCOLAR (Tabla 2).

 

Nombre de entidad %
Chiapas 53.0
Oaxaca 51.1
Michoacán 48.7
Guerrero 48.3
Veracruz 45.3
Puebla 43.7
Guanajuato 41.0
Zacatecas 39.1
Promedio Nacional    35.4%

 

 

EL ANALFABETISMO  TRADICIONAL, UN RESABIO DEL SUBDESARROLLO:

 

El analfabetismo tradicional, que hace referencia a las personas mayores de 15 años que no saben leer, escribir ni realizar las operaciones matemáticas básicas, es un resabio del subdesarrollo que mantiene raíces profundas, que no ha podido eliminarse en forma definitiva.  Zacatecas ocupa en este ámbito el lugar número 17 del ranking nacional y el 4.4% de su población se encuentra en esa condición.

Las 10 entidades con menor porcentaje de analfabetismo tradicional son la Ciudad de México (1.5%), Nuevo León (1.6%), Baja California (2.0%), Coahuila (2.0%), Sonora (2.2%), Baja California Sur (2.5%),  Aguascalientes (2.6%),  Chihuahua (2.6%), Tamaulipas (3.0%) y Durango (3.2%).

 

ANALFABETISMO TRADICIONAL POR ENTIDAD (Tabla 3).

 

Entidades con Mayor porcentaje % Entidades con menor porcentaje %
Chiapas 14.8 Ciudad de México 1.5
Guerrero 13.6 Nuevo León 1.6
Oaxaca 13.3 Baja California 2.0
Veracruz 9.4 Coahuila 2.0
Puebla 8.3 Sonora 2.2
Michoacán 8.3 Baja California Sur 2.5
Hidalgo 8.2 Aguascalientes 2.6
Yucatán 7.4 Chihuahua 2.6
Campeche 6.6 Durango 3.2
    Promedio Nacional 5.5

 

 

EL ANALFABETISMO FUNCIONAL Y EL REZAGO DIGITAL.

 

En Zacatecas el analfabetismo funcional y digital afecta, según estimaciones oficiales, a más del 70 por ciento de la población. Sólo el 30 por ciento de la ciudadanía tiene las posibilidades reales de acceder al uso de la interconectividad a internet.

De acuerdo a cifras del Censo Nacional de Escuelas, Docentes y Alumnos, en Zacatecas solamente el 16.5 por ciento de los planteles de educación básica tienen acceso a internet, contra el 94.8% que registra La Ciudad de México, que es el más alto en la República.

La mayoría de las escuelas de educación básica de los Estados circunvecinos al nuestro registran, todas, más elevados porcentajes de acceso a internet: Jalisco (52.5%), Aguascalientes (48.2%), Coahuila (48.0%) y Durango (20.4%). Sólo San Luis Potosí tiene el mismo promedio de interconectividad escolar que el de Zacatecas, que es del 16.5%.

Las entidades de la República con menor porcentaje de escuelas públicas con acceso a internet, son en el siguiente orden: Chiapas (6.0%), Oaxaca (6.7%), Michoacán (12.0%), Tabasco (12.3%), Zacatecas (16.5%), San Luis Potosí (16.5%), Guerrero (17.5%), Campeche (17.8%), Durango (20.4%), Nayarit (25.8%) y Tlaxcala (26.8%).

 

PORCENTAJE DE ESCUELAS PÚBLICAS CON MAYOR ACCESO A INTERNET, POR ENTIDAD FEDERATIVA. (Tabla. 4).

 

Ciudad de México 94.8% Coahuila 48.0%
Baja California 78.0% Tamaulipas 47.0%
Sonora 61.5% Baja California Sur 46.0%
Nuevo León 54.3% Estado de México 44.5%
Jalisco 52.5% Chihuahua 37.4%
Morelos 49.4% Quintana Roo 35.7%
Colima 49.2% Yucatán 33.2%
Aguascalientes 48.2% Sinaloa 28.1%

 

 

LA EDUCACION SUPERIOR EN SU LABERINTO: AVANCES Y REZAGOS.

 

La etapa de la educación superior moderna en nuestro Estado inicia con la transformación del Instituto de Ciencias Autónomo (ICAZ), en Universidad Autónoma de Zacatecas, en 1968. Esta historia tiene una tradición de 48 años.

De entonces a la fecha, se ha consolidado un subsistema de educación superior que ha diversificado su oferta en casi 50 diferentes alternativas descentralizadas, pero que mantiene inercias que la atan a un laberinto sin salida,  que la relanzan a un escenario de atrasos y de modelos anacrónicos.

El primer pasivo cuantitativo que carga la educación superior en la entidad, lo describe su criterio inequitativo y excluyente que le distingue. Hoy en día sólo se atiende en Zacatecas al 30 por cierto de la población potencial en edad de cursar una licenciatura. Por esta circunstancia, miles de jóvenes zacatecanos quedan invisibles y marginados a las políticas públicas que les puedan ofrecer la oportunidad de ejercer a plenitud sus derechos a la educación pública.

Los niveles de eficiencia terminal en la enseñanza terciaria zacatecana son igualmente precarios e ineficientes. Apenas es del 49%, cuando en otras entidades del país alcanza hasta un 90%. Aguascalientes está de ejemplo.

El Estado (con mayúsculas) y sus diferentes niveles de gobierno en Zacatecas han carecido de visión, de proyecto y de iniciativas estratégicas para conducir las políticas de educación superior,  a fin de convertirla en una palanca del desarrollo. Se ha  empecinado la clase gobernante en administrar únicamente las miserias que arrastran con impunidad al vacío a las instituciones del nivel terciario de la enseñanza pública en la entidad. Ahí está como ejemplo “La Máxima Casa de Estudios”.

La otra contradicción histórica que limita la función transformadora de la educación superior en Zacatecas,  es la que se desprende de la aplicación de sus modelos de gestión académica que son obsoletos.

En la educación superior zacatecana persisten los paradigmas de corte “napoleónico”, que ponen énfasis en la formación profesional, saturados con licenciaturas de corte liberal, muchas de ella anacrónicas, propias del siglo XIX. Más del 70 por ciento de la matrícula en este nivel de enseñanza se concentra en cuatro o cinco licenciaturas: derecho, contaduría, ciencias de la salud, ingenierías tradicionales, educación y humanidades. La formación de científicos y tecnólogos en Zacatecas sigue siendo una asignatura casi olvidada.

Las instituciones de educación superior están divorciadas del compromiso de alentar  la innovación científica y tecnológica, proceso en el que Zacatecas ocupa un nada honroso penúltimo lugar nacional.

La innovación de una sociedad se mide por los niveles y grados de producción de patentes. Y Zacatecas ocupa, en ese sentido, el lugar 31 en el país. (IMCO, 2016).

Con cifras del CONACYT, a diciembre del 2015, Zacatecas tiene en la actualidad 199 investigadores acreditados al SNI (Sistema Nacional de Investigadores), lo que significa que en nuestro Estado contamos con un científico por cada ocho mil habitantes, cuando en las sociedades desarrolladas de nuestro tiempo  la proporción es de uno (1) por cada 300 personas.

Del total de investigadores mencionados, el mayor porcentaje está adscrito a la UAZ y muy marginalmente en la UTEZ, que cuenta con uno, y adicionalmente el Instituto Tecnológico de Zacatecas, con otro más.

El otro problema estructural de las instituciones de educación superior en Zacatecas es que son administradas a través de modelos ineficientes, perversos, altamente burocratizados, opacos  y con  una limitada cultura de la rendición de cuentas.  Por este hecho, muchas de esas instituciones hoy se encuentran en banca rota, al punto de la parálisis técnica.

 

LOS MODELOS ADMINISTRATIVOS OBSOLETOS DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA.

 

A 24 años de implementado en Zacatecas el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica y Normal (ANMEBN), la mayoría de los maestros  en la entidad, el 70% de ellos, califican de ineficaz e ineficiente al modelo de regionalización administrativa de la educación en la entidad (Primera Encuesta sobre Calidad Educativa en el Estado, 2014).

El proyecto de descentralización educativa “salinista”, que entró en vigor en 1992 y que prevalece en nuestros días, no ha sido factor para elevar la calidad de la educación pública y, al contrario, su aplicación ha derivado en una alta burocratización, partidización y feudalización en grupos  políticos, que se han desplazado más en la lógica de la defensa de sus propios intereses, que en la de construir un proyecto moderno de gestión administrativa, que sirva al desarrollo educativo del Estado.

Por eso resulta de gran prioridad implementar en Zacatecas un renovado modelo de gestión administrativa, que rescate de la ineficiencia la enseñanza pública y construya los pilares de la educación de calidad.

Esa es la elevada tarea que tendrá en sus manos el gobierno de Alejandro Tello y el equipo que le acompaña en el área educativa. Si no se racionalizan adecuadamente dichos retos, entonces, el fracaso anticipado será estrepitoso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70