Antonio Romero corta la única oreja en cuarta corrida de la Fenaza

Antonio Romero corta la única oreja  en cuarta corrida de la Fenaza
Edgar Badillo ■ FOTOS: VICTOR RAMÍREZ

■ Además de ganarse al toro de premio -el último de esa tarde- obtiene una bolsa de 40 mil pesos

■ Este sábado se lidiaron 6 ejemplares de la ganadería de Carranco; se registró sólo media entrada

La tarde del sábado 17 fue para los toreros zacatecanos. Alternaron Jorge Delijorge, César Montes, Antonio Romero, Luis Ignacio Escobedo y Edgar Badillo, lidiando 6 toros de la ganadería de Carranco. La Monumental Plaza registró sólo media entrada este día. Los cinco alternantes dieron su mejor actuación para ganar el toro de premio -el último de la tarde- y la bolsa de 40,000 pesos, que en esta ocasión le correspondieron a Antonio Romero, por haber cortado la única oreja dentro del concurso al tercero de la tarde. La decisión la tomaron las peñas taurinas y hubo división de opiniones en los tendidos.

Jorge Delijorge (de blanco y oro), recibió a “Ocarino”, No. 40, de 480 Kg., un toro negro, carifosco, caribello, bragado y acucharado, con larga cambiada de rodillas; para luego torearlo a la verónica. En los caballos el toro se mostró reservón. Delijorge puso banderillas e hizo el brindis al respetable. Pases de tanteo en el inicio de su lidia; el toro embiste con la cara arriba y empieza a calamochear cuando lo prueba por naturales; luego con ayudados salía suelto; por la derecha se emplea a mejor. Mostró voluntad Delijorge, pero su desempeño con el estoque le hizo merecedor de dos avisos por parte de la autoridad. Luego de tres viajes, despachó al primer golpe de descabello.

César Montes (de  tabaco y oro) tuvo en suerte al segundo de la tarde, “Revenido”, No. 33, de 498 Kg., un toro negro zaino, enmorrillado, aborregado, veleto, de muy buenas hechuras, al que toreó por verónicas con el capote; lo lleva a los caballos y “Revenido” recargó metiendo bien la cabeza. Realizó un quite por tafayeras. Brinda al respetable. Con la muleta inicia con pases por alto; el toro calamochea. Montes logra provocar las embestidas, tapándole la cara con la muleta y bajando la mano, logra hacerle buenos pases de derechazos en los medios; pero luego se vino abajo, se frenó y se apencó al final de la lidia. Muy serio, César, mostró voluntad y valor en esta labor muleteril hecha por a senda derechista y que termina con manoletinas. Estocada delantera y pescuecera, pero efectiva. Silencio.

Antonio Romero (de caña y oro) toreó a “Mi Viejo”, No. 60, de 535 Kg., un toro negro, listón, enmorrillado, aborregado, astifino, un verdadero dije, pero que pierde las manos con facilidad. Fue recibido con larga cambiada, de hinojos, y luego toreado a la verónica brevemente por las condiciones del toro, que además, tardó en acometer en los caballos. Brindó la muerte de su toro al fotógrafo taurino Manolo Briones. Voluntariosa actuación de Romero ante este toro de Carranco, con el que mostró técnica y sitio; “Mi viejo” daba medias embestidas, y por naturales se frenaba y tiraba derrotes.  Al final de la lidia el toro desarrolló sentido y salía suelto, pero logró hacerle buenos derechazos. Dejó una estocada entera, ligeramente desprendida. Una oreja.

A Luis Ignacio Escobedo (de azul eléctrico y azabache) le correspondió “Indiano”, No. 6, de 495 Kg., un toro negro, astifino, veleto, que fue toreado a la verónica para luego darle paso a los caballos. El de Carranco dio un tumbo a caballo y picador al recibir el puyazo. Tras un quite por chicuelinas, el toro  hace por el caballo nuevamente y recibe una nueva puya. Mala actuación de los banderilleros. En su labor con la muleta, Escobedo enfrentó a un toro complicado, que daba arreones solamente y calamocheaba con peligrosidad y al que poco pudo hacerle.  Terrible desempeño con el estoque: 6 pinchazos y 6 con el de descabello. Dos avisos. Pitos.

Edgar Badillo (de blanco y oro) tuvo en suerte al quinto de la tarde, “Azucarero”, No. 1, de 505 Kg., un toro negro, listón, muy parecido a los anteriores, bragado, acucharado, bien presentado. Badillo lo toreó por verónicas y remató con un manguerazo. Lo llevó a los caballos con chicuelinas andantes; ahí, el toro metió bien la cabeza y recargó con fuerza, recibió buena vara. Bonito quite por navarras. Puso banderillas a petición del respetable; el primer par, igualado, asomándose al balcón y en todo lo alto, resultó el mejor. Le brindó a un aficionado de barrera de sol. Inició con buenos derechazos, flexionando la rodilla para luego llevarlo a los medios y continuar con naturales, lado por el que “Azucarero” se empleaba mejor; por esa senda logró los mejores pases este torero zacatecano que vino aquí con muchas ganas de torear y lo hizo bien. Dejó un estoconazo hasta la empuñadura, que tardó en hacer efecto; el toro vendió cara su muerte y el juez no concedió, pese a la petición mayoritaria del respetable, el apéndice. Dos avisos. Ovación.

El toro de premio fue para  Antonio Romero, “Perdiguero”, No. 41, de 485 Kg., un toro negro, cornicorto, recibido con larga cambiada y toreado a la verónica. El toro recargó con fuerza  y desmontó al picador. Le brindó la muerte de su toro a sus compañeros alternantes. Romero inició  toreando en los medios con decisión y temple;  con la muleta en la mano derecha aprovechó la nobleza del toro que por momentos embestía con calidad. Lo probó por naturales, pero volvió a la senda derechista, el mejor lado de “Perdiguero”. El diestro zacatecano le puso empeño y creatividad al último de la tarde y logró hacerle una buena faena, arriesgando mucho, plantándose con valor. Dejó una estocada entera, delanterita y desprendida. Despachó al  décimo golpe de descabello. Dos avisos. Silencio.

Banner Home Videos 578 x 70

Noticias relacionadas

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ