Efectos del modelo neoliberal obstruyen la independencia de México

Efectos del modelo neoliberal obstruyen la independencia de México

México se independizó de España hace más de doscientos años, paradójicamente, el Gobierno Federal ha subsumido a este país en un proceso contra libertario marcado por la adopción de un modelo económico neoliberal voraz, que ha desmantelado el mercado interno y el poder adquisitivo de las familias mexicanas.

Un ejemplo de cómo estas medidas de política pública atentan contra la sociedad mexicana, son los resultados que han dejado las reformas implementas en materia energética y educativa, pues sólo han generado conflictos sociales de impacto mundial, existen opiniones de académicos e intelectuales extranjeros en las que se desaprueba el modelo económico impuesto, además han puesto en una severa crisis la estabilidad financiera del país.

Son diversos los efectos negativos del modelo neoliberal en México, un antecedente, es la participación de nuestro país en el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos de Norteamérica y Canadá en 1994, el cual sólo generó efectos negativos para la economía mexicana, pues la riqueza local hasta ahora no ha alcanzado los estándares idóneos para la estabilidad financiera de las familias.

Otro aspecto que debo destacar sobre las autoritarias políticas gubernamentales es el incremento a los crímenes de alto impacto y delincuencia en el país, los cuales dejan claro que las estrategias implementadas no obedecen por ninguna motivo a la supuesta independencia y libertad de México.

En la última década, en México se han registrado más de 186 mil asesinatos de forma dolosa o intencional, datos que evidencian la incapacidad de la federación para erradicar este grave problema social que continúa afectando la paz, estabilidad y tranquilidad en las diversas regiones de esta nación.

En dicho ese periodo no se han efectuado medidas adecuadas que logren ponerle freno a la violencia, misma que se ha visto rebasada por las autoridades locales y federales.

Uno de los causales más importantes del desmedido crecimiento del índice de homicidios y de inseguridad en el país, es la nula creación de una agenda legislativa y de gobierno con políticas públicas que realmente generen que se erradique de raíz la violencia en México y que antepongan los ideales de independencia.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), oficialmente la lucha contra el crimen organizado encabezada por Felipe Calderón Hinojosa, de 2006 a 2012, dejó un saldo de muertes principalmente por violencia de 121 mil 683, cifras dadas en marzo de 2013, pero esa guerra fue equívoca pues murieron miles de mexicanos inocentes.

Mientras que con Enrique Peña Nieto, hasta enero de 2016, a tres años del inicio del sexenio, diversas investigaciones arrojan un total de al menos 65 mil asesinatos, intencionales o dolosos, de los cuales la Secretaría de Gobernación (Segob) sólo ha reconocido 55 mil.

De 2014 a 2016 se han presentado claras situaciones que demuestran la incapacidad de las autoridades federales para evitar que se continúen dando muertes en México, los cuales son de conocimiento mundial ya que dejaron como resultado la defunción de decenas de mexicanos, y en donde en algunas situaciones el uso desmedido de la fuerza pública ha estado inmerso.

Ejemplos de dichos casos son la desaparición y probable muerte de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, Guerrero; la matanza que encabezó el Ejército Mexicano en Tlatlaya, Estado de México; la muerte de civiles en Tanhuato, Michoacán, y la represión en Nochixtlán, Oaxaca durante enfrentamientos de autoridades estatales y federales con maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

En ese sentido, urgen políticas públicas que atiendan y erradiquen los problemas relacionados a la violencia e inseguridad, además es necesario que las autoridades actúen con responsabilidad, apego a la ley, pero sobre todo con convicción de servicio a la gente, mediante mecanismos que garanticen que en México existe una verdadera independencia.

Por ello en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) históricamente nos hemos pronunciado en favor de la igualdad entre los individuos, con el objetivo de poner fin a la injustica, discriminación y deterioro de los valores sociales y éticos, debido a que permanentemente hemos promovido el alto a los actos que generan violencia, delincuencia, corrupción, abuso de poder y barbarie en México.

En el PRD buscamos transformar con democracia a la sociedad, por ello exigimos que la aplicación de las leyes sea con justicia. Nuestro trabajo como unidad política inicia con el diagnóstico imparcial de los problemas sociales, económicos, políticos, demográficos y ambientales que aquejan a nuestra patria. Estamos comprometidos con la puesta en marcha de un proyecto de desarrollo integral de nación en el que los principios de libertad y justicia social. ■

 

*Secretario de Organización del Comité

Ejecutivo Nacional del Partido

de la Revolución Democrática (PRD)

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70