De nuestro apoyo, todos y todas, por la dignidad

De  nuestro apoyo, todos y todas, por la dignidad

De todos los universitarios que hacen uso de los servicios del Ceciuaz (Centro de Educación y de Cuidados Infantiles de la UAZ) es conocido que hay, hoy, un conflicto interno que impide el funcionamiento normal de sus actividades, que consisten en impartir educación preescolar y en  cuidado de infantes, que es la función que tiene en la cláusula 79 del contrato colectivo de trabajo UAZ-SPAUAZ, que dice que la UAZ está obligada a prestar servicio de guardería a todos sus trabajadores académicos con carga de trabajo de 15 horas por semana, o más, para sus hijos menores de 7 años y mayores de 45 días. Sin embargo la cláusula añade que esa labor es transitoria, porque el ISSSTE de acuerdo al convenio de incorporación de 1991 es el que debería proporcionar el servicio. Así que el Ceciuaz, en lo que se refiere al cuidado de bebes y niños menores de 6 años cumple una función que corresponde al ISSSTE. ¿Amerita eso más presupuesto para la UAZ o la supresión del servicio y la exigencia al ISSSTE de su cumplimiento? Por otro lado, la tasa bruta de cobertura de nivel preescolar para Zacatecas en el ciclo 2005/2006 fue de 72% (véase la página del INEE), por encima del promedio nacional de aquellos años de 65.9%. Así que el Ceciuaz no cumple una función relevante en lo que a cobertura en el nivel preescolar se refiere, y sería un despropósito intentar hacerlo desde la universidad. La naturaleza del conflicto, según el rector Silva Cháirez en La Jornada Zacatecas del lunes 29 de agosto (página 10), se reduce a un asunto de convivencia entre los agremiados del STUAZ y los del SPAUAZ que laboran en el centro, siendo la solución un reglamento. Pero, en un “pronunciamiento”  aparecido a media página en la Jornada Zacatecas de la edición ya citada, hecho por: “…los padres y madres de familia, maestros y maestras de todas las Unidades Académicas de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) y miembros de las Delegaciones del Personal Académico (SPAUAZ)”  se declara el “apoyo total” a la causa de las compañeras del Ceciuaz. La redacción es confusa ya que, siendo cierto que existen padres de familia que son maestros en alguna Unidad Académica y miembros del SPAUAZ, no es cierto que todos los padres de familia que usan el servicio del Ceciuaz son miembros del SPAUAZ porque en el Ceciuaz también se atiende a los hijos de los miembros del STUAZ. Lo interesante, lo revelador del pronunciamiento es su confusión, la que queda de manifiesto cuando no deja en claro quiénes son los que lo hacen. Pero eso es lo menos grave. Según el pronunciamiento: “La Docencia…está y debe estar, por encima de intereses materiales, de poder y control del “Líder” sindical del STUAZ”, obviando los “sic” de rigor podemos apreciar que quién está detrás del conflicto, según los que se están pronunciando, es Rafael Rodríguez Espino, secretario general del STUAZ, al que llaman “Líder”, así, con mayúscula, quizá porque busca el poder y control que ellos ansían tener, o porque lo admiran (se suele colocar con mayúscula la palabra “Dios” en señal de respeto ante lo monumental). Pero lo estremecedor viene un párrafo más adelante, que conviene citar in toto: “Esa manera de proceder es la que permite entender que algunos se apropien de la voluntad de terceros o que se oferten espacios durante los procesos de elección, cualquiera que sea el proceso en esta Institución con la complicidad del Rector en turno se continúan propiciando y avalando la impunidad y la corrupción. Ésa es la clave del secuestro que vivimos en la UAZ y es una de las explicaciones que encontramos del por qué el STUAZ quiera participar del botín, exigiendo espacios para su gente”. Por lo visto el conflicto consiste en que Rafael Rodríguez Espino quiere puestos para “su gente” que le fueron ofertados durante el proceso electoral. ¿Quién se los ofreció? No lo dicen, pero los que pueden  ofrecer espacios administrativos durante los procesos electorales son los candidatos a rector, o el rector. Carlos Aréchiga se retiró. ¿Nos están diciendo los “pronunciados” que Antonio Guzmán Fernández le ofreció espacios al “Líder” del STUAZ y no le quiere cumplir o que Silva Cháirez le ofreció espacios a cambio de apoyos al candidato Guzmán Fernández? Hay otra opción, por supuesto: quién le ofreció espacios a Rafael Rodríguez Espino fue el gobierno del estado a través de algún secretario, y hoy los beneficiarios de ese apoyo no quieren cumplirle. No hay más opciones, y cualquiera de ellas es grave e involucra al rector electo, quién podría resolver el conflicto si otorga lo prometido. Cosa que parece no quiere hacer. Entretanto nosotros, los autores de éste artículo, no estamos entre los “maestros y maestras de todas las Unidades Académicas” que ofrecen “apoyo total” a las compañeras del Ceciuaz, pero sí estamos de acuerdo con los “pronunciados” en que la lucha es para erradicar el modelo de control político que el “Líder” del STUAZ comparte junto con el Grupo Universidad, el rector electo y el gobierno del estado. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70