El legado principal de Juanga

El legado principal de Juanga

En el número de junio de 2010 de la revista Nexos, el historiador Mauricio Tenorio Trillo escribió un ensayo radical sobre México y lo mexicano, una lúcida y risueña anatomía de la idea folklórica de México en el mundo, y un alegato sólido a favor de hacer un esfuerzo nacional para construir entre todos una imagen que corresponda al verdadero país nuestro. Para iniciar afirma: “La violencia es hoy el combustible que mueve a la idea México por todo el mundo.” A lo que hoy debemos agregar la devaluada imagen de un presidente incapaz de encontrar a 43 estudiantes desaparecidos, de parar la guerra que ya dejó centenares de miles de muertos y desaparecidos, además de corrupto y tramposo desde joven.  Sin embargo introduce un elemento cuya reproducción textual consideramos pertinente ante la muerte de Juan Gabriel ocurrida ayer, provocando un efecto telúrico percibido en medio mundo.

Afima Maurico Tenorio: “Aquí y ahora lo confieso: soy admirador del Divo de Juárez. Será que en el ADN cargamos el gen del cursilismo o será el sereno, pero qué va uno hacer sino moquear con todos al unísono: “Amor eterno e inolvidable…”. “Mas no son sus canciones la postrera lección “Juan Gabriel” para renovar la idea “México”. Es lo que el Divo representó durante décadas en la cultura popular mexicana: cursilería pero también talento y afortunados hallazgos; comercialismo barato, sí, también tenerlos bien plantados para ser no sólo un gay que sobrevive en una sociedad macha, sino el ídolo del país de reprimidos que rendía culto a José Alfredo, y no es poca cosa, ¡cómo va a serlo!”

“Piénsese: un personaje conspicuamente afeminado que se planta con todo su garbo, que se entrega en toda su persona, para hacer llorar por su mamá a rotos y catrines en una sociedad de machos, de enclosetados, de mujeres sumisas y matonas, de narcos y clasemedieros agringados. No es que lo que tenga que venir sea un Juan Gabriel de consumo internacional, sino una idea de México con los cojones de Juan Gabriel para presentarse tal cual es y ser no sólo tolerada sino admirada. Esta enjundia, creo, es muy de los países de supervivientes, como México, que requiere de una imagen universal, sí, mexicana pero tanto da, les guste o no.”

“Esto es desvergüenza naca, claro, pero la catrinura nacional hace tiempo que anda desatada, llora que llora porque México no es ni Dinamarca ni Miami. Por décadas no fue bien visto alardear de catrín —aunque se fuera—, pero hoy la catrinura se vale y recio ’ora en los suplementos de gente “chic” de los más importantes periódicos, ’ora en los editoriales de nuestros “opinadores” que, como quien “le juye” a la barbarie, deducen paraísos liberales y democráticos de Wikipedia, Slate o The Economist.”

“No obstante, la naquiza manda y mandará en este país, mas no es de exportación. Una nueva imagen de México en el mundo será naca o no será. Y no será lo que el mundo compra hoy por popular, “auténtico”, indígena y no feo. Será una versión mexicana de lo universal y moderno por excelencia: lo molesto, lo chocante, lo irreverente… lo incapturable y pleno.”

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70