Fuera de las aulas, 80% de los hijos de jornaleros: INEE

Fuera de las aulas, 80% de los hijos de jornaleros: INEE

Uno de cada cien niños mexicanos en edad de ir a la escuela son hijos de jornaleros migrantes. Son el sector más abandonado y marginado del sistema educativo, pues más de 80 por ciento de ellos no asisten a un cole-gio, de acuerdo con la presidenta del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Sylvia Schmelkes, quien participó este viernes en una mesa de discusión sobre las recomendaciones del instituto para mejorar la instrucción que estos menores reciben.

Dirigió recomendaciones al gobierno: que se rediseñen las políticas educativas para atender a esta población, que no se les disminuya presupuesto, que se garantice la disponibilidad de maestros preparados para atender a estos niños, que se cree un sistema unificado de información educativa y que se fomente la innovación en este campo.

Se calcula que los hijos de migrantes en edad de cursar preescolar, primaria o secundaria suman entre 279 mil y 326 mil. Casi 80 por ciento de los jornaleros migrantes están en condición de pobreza y los adultos en promedio cursaron cuatro años de educación, la mitad de los ocho que son el promedio nacional. Y sus hijos, de acuerdo con algunas investigaciones, interrumpen sus estudios constantemente. Como norma repiten varias veces cada grado y terminan abandonando la escuela, de acuerdo con lo expuesto por Schmelkes en la sede del INEE.

Reto para el Estado

Nasheli Ramírez Hernández, coordinadora de Ririki Intervención Social, y Carlos Rafael Rodríguez Solera, investigador de la Universidad Iberoamericana, dos de los participantes en la mesa, dijeron que las recomendaciones son pertinentes, pero hace falta un organismo que las pueda implementar.

Claudia Alonso Pesado, coordinadora operativa del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes de la Secretaría de Gobernación, e Irma Gómez Cavazos, oficial mayor de la Secretaría de Educación Pública (SEP), señalaron que las directrices emitidas por el INEE son un reto para el Estado, que está obligado a garantizar el derecho a la educación de calidad para todos los menores.

Foto

Un menor espera subirse con su familia a un tren en la estación de Arriaga, Chiapas, para migrar hacia el norte del paísFoto Alfredo Domínguez

Schmelkes indicó en entrevista que el presupuesto destinado a la atención de estos niños se ha reducido a la mitad en los últimos cuatro años. Este sector ha sido invisibilizado. Siempre que hablamos de migrantes se piensa en los que se van a Estados Unidos, pero no en los que tenemos dentro del país, quienes están en una situación verdaderamente crítica.

Perdemos generaciones enteras

Estamos lejos de que los derechos puedan ser portados por la población, es decir, de que un mexicano que migra pueda moverse libremente por el país, cambiar su residencia y ejercer su derecho a la educación. Y mientras esto no se ajuste, se pierden generaciones de jóvenes, consideró la presidenta del instituto de evaluación.

Las directrices del INEE fueron enviadas a las autoridades educativas federales y estatales el 3 de agosto. A más tardar el 3 de octubre, la Secretaría de Educación Pública SEP y los gobiernos de los estados deberán responder si aceptan las recomendaciones, que no son de cumplimiento obligatorio.

Debemos presionar para que se acepten, dijo Ramírez Hernández. Es una tarea del INEE, pero también de la sociedad. El derecho a la educación no se abandona en la comunidad de origen de los niños. Tiene que viajar con ellos. A lo que apuntan estas directrices es a hacer realidad el derecho a la educación de estas niñas, niños y adolescentes migrantes.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70