Su tesis…

Su tesis…

■ Comentarios Libres

Hace 25 años Enrique Peña Nieto elaboró su tesis denominada “El Presidencialismo Mexicano y Álvaro Obregón”. Con este trabajo obtuvo su título de Licenciado en Derecho por la Universidad Panamericana. Su sinodal y asesor fue Eduardo Alfonso Guerrero.

El domingo 22 de agosto, la periodista Carmen Aristegui reveló que en esa tesis, el ahora Presidente de la República plagió al menos 10 autores, de quienes reprodujo 197 párrafos y en algunos casos, ni siquiera están mencionados en la bibliografía. A través de un video publicado por Aristegui Noticias, se exhibe que ese medio corroboró de manera directa en los libros y fuentes originales de cada uno de los párrafos analizados en el estudio, y concluyó que se plagiaron al menos esa cantidad de los 682 que conforman el texto de 200 páginas.

Los autores de mayor plagio fueron: Enrique Krauze prestigiado historiador; Diego Valadez y Jorge Carpizo (doctores en Derecho e integrantes del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM); Miguel de la Madrid (ex Presidente de México) y Jesús Orozco Henríquez (ex magistrado electoral y actual integrante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos).

Comentarios sobre algunos de esos autores:

De ellos, el plagio más importante se realizó en contra de Miguel de la Madrid, a su obra titulada Estudios de Derecho Constitucional de Editorial Porrúa, de la cual reprodujo íntegramente 20 párrafos, sin mencionar al autor en el desarrollo de la tesis ni en la bibliografía. La periodista indica que el plagio se dio a la primera edición publicada en el año de 1977. Sin embargo, existe una tercera edición de esta obra, que fue publicada en el año de 1986.

Si observamos, Peña Nieto se tituló hace 25 años, en 1991. Para entonces, la obra de Miguel de la Madrid en su tercera edición ya tenía cinco años de publicación. Si el ahora Presidente tomó la del año 1977, es decir la primera, significa entonces, que aun y cuando la haya plagiado, no consideró muchas de las modificaciones que para entonces se habían formulados, y en realidad, se documentó, además del plagio, en una obra desactualizada.

Por su parte Jorge Carpizo tiene dos obras importantes: El Presidencialismo Mexicano, de la editorial Siglo XXI. Es un texto muy interesante, y actual. La primera edición se publicó en 1978, y la segunda  en 1979, se publicaron ediciones actualizadas en 2002, y dentro de cada una se presentaron reimpresiones siendo la última en el año 2010. Esa tesis, no menciona en cuál reimpresión sustentó su trabajo.

Otra obra de Carpizo es Estudios Constitucionales, también de Editorial Porrúa. Al igual que la anterior, contiene temas relevantes con El Presidencialismo Mexicano.

Jorge Carpizo fue un destacado constitucionalista, de ahí que las reimpresiones a su obra, tenían sustento en la diversidad de reformas y adiciones que se dan a la Carta de Querétaro, y permanentemente, transforman la vida política del país. Sobre todo en lo que refiere a los tres poderes de la Unión: Legislativo, Ejecutivo y Judicial, así como en cada uno de los tres niveles de gobierno; federal, estatal y municipal. Otro constitucionalista es Diego Valadez autor de obras con temas alusivos a la tesis Peñista.

Krauze, el prestigiado historiador, señaló que en una democracia es fundamental el escrutinio biográfico de quienes detentan el poder, así como de quienes aspiran a detentarlo. Peña toma 10 líneas de manera literal sin citar que es parte de su libro Plutarco Elías Calles; Reformar desde el Origen, que aparece citado en la bibliografía, pero no en el texto. Pero además, señaló que la proporción de párrafos no citados debidamente, es considerable e inadmisible.

No se menciona en la publicación sobre el plagio, si tomó en cuenta a los autores Ignacio Burgoa Orihuela y Felipe Tena Ramírez. Realizando un estudio minucioso de la tesis en cuestión, se despejarían dudas que por ahora existen.

Inmediatamente surgieron dos defensas del Presidente Peña Nieto. La primera, en entrevista radiofónica para el programa El Weso, Alfonso Guerrero, su director de tesis, atribuye el plagio a errores de imprenta. Que cuando él revisó la tesis hace 25 años, las referencias estaban correctas. Que habría corresponsabilidad en la falta de comillas en el trabajo de quienes imprimen las tesis. Hace 25 años no se contaba con los medios de producción electrónica de hoy, por lo que los textos tenían que ser transcritos para después imprimirse. La segunda, la Presidencia respondió que las citas sin entrecomillar, o la falta de referencia de autores, se debió a “errores de estilo”. “Lo que dos décadas y media después, es materia de interés periodístico. Bienvenida la crítica y el debate”.

Guillermo Luna, egresado de la Universidad Panamericana que inició, junto con representantes de la sociedad civil, una petición para que a Enrique Peña Nieto, se le retire el título que lo acredita como Licenciado en Derecho, considera que el plagio resta credibilidad y prestigio a todos los que forman parte de esa Casa de Estudios.

Sin embargo, como dice su sinodal, lo más importante y lo más rescatable es la idea que él quiso plasmar en su tesis. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70