Las + Recientes

En un gobierno realmente democrático, Peñasquito sería investigado y pararía actividades: académico

En un gobierno realmente democrático, Peñasquito  sería investigado y pararía actividades: académico
Imagen de la mina a cielo abierto de Peñasquito, en Mazapil ■ foto: MIGUEL áNGEL NúÑEZ

■ Se dio a conocer en medios internacionales que la minera contaminó mantos freáticos

■ La empresa se lleva millones de dólares pero es incapaz de construir un hospital: García Zamora

Ante la evidencia de los altos niveles de selenio (mineral potencialmente tóxico) en el pozo de monitoreo de aguas subterráneas próximo al complejo minero Peñasquito, según se ha publicado en la prensa internacional, si Zacatecas tuviera gobiernos responsables de inmediato se harían estudios técnicos de calidad para tomar medidas y no permitir que la mega minería continúe destruyendo los mantos freáticos y la tierra.

Así lo consideró el director de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo, Rodolfo García Zamora, a propósito de que esta semana la agencia de noticias Reuters dio a conocer que la transnacional canadiense dueña de la minera de oro más grande del país ubicada en Mazapil, ha contaminado aguas subterráneas (con selenio) en Zacatecas, aunque se asegura que no hay evidencias de poner en riesgo la salud pública.

El académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) opinó en entrevista que la nota periodística sólo ratifica la forma violenta sobre cómo funciona la mega minería a cielo a abierto, no exclusivamente en Zacatecas sino en varias partes del país.

Es decir, la escala en cómo procesan millones de toneladas con bajo contenido de mineral y el desperdicio de millones de litros de agua con grandes cantidades de tóxicos implica la muerte de la naturaleza, acaba con la tierra y contamina los mantos freáticos.

Situación que las comunidades cercanas a Peñasquito han denunciado permanentemente, sin embargo, el gobierno por ignorancia o complicidad ha sido omiso y sólo ha protegido los intereses de las grandes corporaciones, cuando la primera medida de gobiernos democráticos y responsables sería hacer los estudios, tomar medidas, legislar y establecer que las empresas funcionen lesionando lo menos posible la situación económica, social y ambiental de la comunidad.

De lo contrario, creyó, se seguirá en la actual dinámica en la que la mega minería como la de Peñasquito trabaja de una forma en la que destruye el territorio donde se establece, ante lo cual la ciudadanía y gobiernos se deberían cuestionar cuál es el aporte de esas transnacionales que sólo reciben el apoyo y defensa irrestricta de los gobierno estatal y Federal, a pesar de destruir territorios, comunidades y el futuro de la vida.

Además, en términos fiscales el aporte que dejan es insignificante; es decir, el apenas 00.1 por ciento de sus ganancias, hay investigadores que aseguran dejan a Zacatecas dos centavos de cada dólar.

Es decir, no hay una compensación equivalente a la enorme riqueza que se llevan. García recordó que durante el gobierno de Lázaro Cárdenas todas las grandes compañías mineras aportaban entre 28 y 30 por ciento de todos sus ingresos.

Fue por tanto una época en que la gran minería era un apoyo para el desarrollo regional en todos los lugares donde estaba asentada. Han pasado muchos años, en aquel momento había un proyecto de México independiente, soberano y nacionalista, pero hoy se tiene un proyecto transnacionalizado a fin de que las grandes corporaciones se apropien de los recursos naturales.

García Zamora recordó que al principio de este sexenio se dijo que el semidesierto sería una reserva natural protegida, pero las grandes mineras se opusieron y se dio marcha atrás

Actualmente, agregó, las mineras se llevan más de 5 mil millones de dólares anuales en beneficios, a la par de destruir la tierra y el agua. En 15 ó 20 años que se vayan Peñasquito y otras corporaciones se irán súper millonarios sus accionarios, mientras que a Zacatecas le dejarán un desastre ambiental y sin agua. ¿Cómo actuarán el nuevo gobierno y Congreso? Se preguntó.

Finalmente lamentó que Peñasquito que se lleva millones de dólares en lingotes de oro de Mazapil, es incapaz de construir un hospital para gente de las comunidades, quienes en la tragedia de los peregrinos de hace un año evidenciaron que carecen de lo mínimo.

“Es la forma más extractivita y rapaz de llevarse la mayor cantidad de riqueza tratando de invertir lo menos”, puntualizó.

Peñasquito descarta afectaciones
a la flora, fauna y población

MAZAPIL. En octubre de 2013 a través de su sistema de pozos de monitoreo, en Peñasquito se detectó un aumento en la concentración selenio y sulfatos provenientes de la presa de jales, informó la minera en un comunicado.

El selenio es un elemento que está presente en la corteza terrestre, en Peñasquito está asociado a los minerales que contienen azufre. Así que dicho elemento entra al proceso de extracción y finalmente es depositado en la presa de jales.

De hecho el sistema de pozos de monitoreo tiene como principal función detectar de manera temprana cualquier cambio en la composición del agua, ello con la finalidad de identificar y corregir patrones dentro de la operación.

Desde la detección inicial de la presencia de selenio, en octubre de 2013, la empresa ha intensificado el monitoreo, y realizado un plan de contención que incluye el mantenimiento de los sub-drenes de la presa de jales, mantenimiento a las piletas de recolección, re-localización de la pileta de reclamo, etcétera.

Cabe mencionar que se han realizado varios estudios sin encontrar evidencia de impactos o filtraciones más allá del límite de Peñasquito.

Por lo tanto tampoco hay evidencia de afectación en el agua de uso de las comunidades, ni en el agua potable, ni la flora y fauna, o en la población.

En apego a las leyes y normas ambientales, Peñasquito dio aviso del hallazgo a la Semarnat, Profepa y Conagua mediante una notificación de los parámetros clave que registraron la presencia selenio, sin ningún cambio notable en la calidad del agua.

En la actualización más reciente se presentó la notificación de las medidas adoptadas y previstas incluyendo: un estudio de caracterización geofísica, la instalación de la supervisión adicional, la construcción y mejoras ya en marcha en el estanque de recuperación al sur, y la adición prevista de dos fosas de recogida de pruebas a lo largo del sur de la presa de jales. “Seguiremos trabajando estrechamente con la autoridad ambiental para que estén presentes en Peñasquito y den seguimiento a las acciones planeadas”, sostuvo la empresa.

Con las medidas de control, al momento el selenio se encuentra estable y dentro de los parámetros internacionales.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70