Las + Recientes

“La música nos salvó de delinquir o estar muertos”: Luis Román Ibarra

“La música nos salvó de delinquir o estar muertos”: Luis Román Ibarra
Como banda, los miembros de Panteón Rococó se describen como hijos del barrio. Antes de su presentación musical, dialogaron con La Jornada Zacatecas ■ fotos: miguel ángel núñez

■ Crecieron integrantes de Panteón Rococó en un ambiente donde no había oportunidades

■ Al abordar problemas sociales se convirtieron en gente de entretenimiento y comunicadores

Hay cosas que la gente olvida, como la desaparición de 43 normalistas de
Ayotzinapa, de los cuales a la fecha no se sabe nada, o del movimiento magisterial en el sur del país, que se manifiesta en contra de la Reforma Educativa, y esos temas, Panteón Rococó los aborda en cada una de sus presentaciones.

La injusticia, las carencias de los mexicanos que no pueden tener una vida digna por el sistema, son temas contenidos en sus letras y con sus canciones se identifican no sólo miles de jóvenes, sino de adultos.

Como banda, los integrantes de la agrupación se describen como hijos del barrio. Crecieron en un ambiente en el que no había oportunidades, y las únicas opciones que tenían eran delinquir o estar muertos, dice Luis Román Ibarra, mejor conocido como Dr. Shenka, vocalista del grupo.

Pero la música, así como el apoyo de sus familiares, hicieron que lograran conformar una banda en sus tiempos de preparatoria, hace ya 21 años. Aunque durante este trayecto, llegar a conseguir el respeto y admiración de muchos no fue fácil.

Luis recuerda que la banda nació con la hermandad hacia los movimientos sociales, aunque en un momento difícil para el movimiento Ska y donde también hubo un impacto generacional con el movimiento del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Explica que los integrantes de la banda se conocieron en la preparatoria número 9 de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Shenka menciona que como cualquier joven, tenían la inquietud de formar un grupo de rock, pasarla bien y disfrutar esta etapa. Pero este tipo de levantamiento contra un sistema de gobierno, que ha mantenido al pueblo en la miseria, los motivó a reflejar lo que ocurría en el país.

Observaron que bandas como La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, Santa Sabina y Los de Abajo, eran grupos que retomaban los problemas sociales, y de manera honesta los compartían con la banda.

“Eso sacudió las mentes y los sentimientos de mucha gente a nuestro alrededor y nos hizo voltear hacia donde teníamos que ir, tanto como banda, como gente de entretenimiento, pero también como comunicadores”, dice Shenka.

A pesar de que hace 20 años fue la guerra zapatista contra el gobierno, señala que la violencia no sólo se vivió en Chiapas, sino que actualmente se padece la violencia en todos los estados y municipios del territorio nacional, y se ha hecho cotidiana.

Y a pesar de que en la sociedad hay diferentes posturas sobre lo que ocurre en México, la misma ideología y la filosofía zapatista es lo que ha mantenido unida a la banda, y que se conforme con los mismos integrantes que la iniciaron.

Para poder compaginar esta ideología con el tema del mercado musical, se han implementado canales de comunicación y de conformación de redes. De esta forma, han podido conectarse con organizaciones sociales y de defensa de derechos humanos, entre otras.

Dr. Shenka, menciona que algunas instituciones, no sólo del país, sino de otros lugares del mundo, a través de la propuesta musical de Panteón Rococó, se han mostrado interesados por saber cuál es la realidad de la sociedad mexicana hoy en día.

Algunas de las asociaciones que se han acercado con la banda, ha sido la Organización Antifascista de Europa, lo cual, dijeron, es algo importante para ellos, pues ese tema del fascismo también se vive en México.

Lo anterior, debido a que el mexicano es racista contra el mismo mexicano. El poderoso critica al pobre, al indígena, la clase media discrimina a la clase baja, cuando a ésta la desprecian los millonarios. Se critica a las personas con discapacidad o a quienes son diferentes, opina el frontman de la banda.

La banda también participan con el colectivo de Pueblos en Defensa por la Tierra, en el que están Rubén Albarrán, del grupo Café Tacuba, y Roco, vocalista de La Maldita Vecindad, así como el grupo de reggae Los Rastrillos.

Los integrantes de Panteón Rococó son fans del equipo de futbol alemán St Pauli, el cual es un símbolo de la no discriminación a nivel internacional, lo que hace que se identifiquen con la institución deportiva.

Además, la afición de St. Pauli se declara anti fascista, anti racista, anti sexista y anti homofóbica; las banderas y los cánticos de las porras del equipo lo respaldan. Eso nace desde el barrio, donde vivieron los músicos de la banda el año 2000 durante un mes. Incluso, Panteón Rococó, fue la banda que se encargó de cerrar el concierto del aniversario número 100 del equipo.

El vocalista de la banda, opina que el capitalismo ha sido un depredador de los recursos naturales de México, pues hay explotación de minas, como ocurre en la de San Javier, en San Luis Potosí, así como carencia de agua en Hermosillo y Sonora. Sin embargo, en el rock mexicano, han aparecido bandas y agrupaciones que carecen de actitud y compromiso con su entorno, tomando en cuenta la situación de pobreza y de violencia que se vive.

“No hablar de eso, negarse a hablar de esos temas, no hará que los problemas desaparezcan. No se debe negar una realidad. Tienen que existir grupos que pongan en evidencia lo que ocurre, que lleven este mensaje a Europa, por ejemplo, que se sepa la gente nuestra realidad, la realidad que se pinta de otra manera a través de medios de comunicación”, dice el cantante.

Esta postura les ha traído críticas. Incluso en sus páginas de redes sociales reciben comentarios en los que les dicen que abordar estos temas es algo desgastado y que los deben dejar, lo cual sería cerrar los ojos a lo que vive el mexicano, advierte.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70