Escándalos, y no el debate político, marcan la campaña electoral en EU

Escándalos, y no el debate político, marcan la campaña electoral en EU

Nueva York.

La contienda electoral ahora se define más por escándalos, engaños y exabruptos que por la sustancia del debate político sobre el futuro de Estados Unidos, y hoy continuó la exploración de los correos de Hillary Clinton y la implosión –ahora como en cámara lenta– de la campaña de Donald Trump.

Una serie de nuevas encuestas en estados claves muestra que Clinton consolida su ventaja sobre Trump –incluso en Florida, Virginia y Pensilvania, entre otros– y que a nivel nacional tiene el apoyo abrumador de los votantes jóvenes. Esto ha llevado a que agrupaciones pro Clinton estén tan confiadas que han dejado de invertir en publicidad en varios estados.

Mientras, las múltiples voces de la cúpula republicana no dejan de expresar su desesperación con su abanderado. ¡Dios nos ayude!, fue el único comentario del venerable –en sus círculos– George Shultz, secretario de Estado de Ronald Reagan, al ser interrogado sobre qué pensaba acerca de la posibilidad de que Trump llegue a la Casa Blanca.

Clinton y Trump no dejan de dar discursos y participar en actos de campaña, pero lo que dicen ya no determina el debate político, sino más bien sus potenciales escándalos. Hoy la FBI entregó al Congreso, controlado por los republicanos, cierto número de documentos, muchos de ellos marcados como secreto relacionados con su investigación sobre el uso de una cuenta personal de correo electrónico de Clinton cuando era secretaria de Estado. Los comités, encabezados por republicanos, informaron que están examinando los documentos, y aún no se sabe si incluyen el interrogatorio a Clinton.

Aunque la FBI insistió en que el contenido de los documentos no fue revelado sin previa consulta, muchos en Washington están seguros de que cualquier material que pudiera dañar a Clinton será filtrado a los medios.

Por separado, el Departamento de Estado anunció hoy que entregará, en respuesta a una solicitud según la ley de libertad de información, los correos de Clinton relacionados con su trabajo oficial revisados por la FBI a un grupo conservador.

En tanto, el video de un interrogatorio legal a Trump bajo juramento sobre sus comentarios en torno a migración está por ser divulgado al público. El video es parte de una demanda por violación de un contrato contra un famoso chef que canceló sus planes para abrir un restaurante en el hotel de Trump que está por ser inaugurado en Washington, después de los comentarios contra migrantes mexicanos del multimillonario al inicio de su campaña e incluye otros, algo que se espera podría dañar aún más su campaña.

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70