No hubo omisión, sino errores en la 3 de 3: Flores

No hubo omisión, sino errores en la 3 de 3: Flores
Enrique Flores Mendoza, presidente electo de Guadalupe ■ foto: MIGUEL áNGEL NúÑEZ

■ Nunca hubo pretensión de ocultar la casa de Lomas de Bernárdez, dice alcalde electo

■ Se pagó por el “lote urbano sin construir” que aparece en el Registro Público de la Propiedad

El alcalde electo de Guadalupe, Enrique Flores Mendoza, aseguró que hubo errores en la declaración 3 de 3 que presentó cuando fue candidato, los cuales están relacionados con fechas, montos y conceptos. Sin embargo, insistió en que estas fallas no fueron intencionales para ocultar ninguna casa de su propiedad.

El servidor público consideró que el inmueble ubicado en la calle Mina La Cantera número 52 manzana 5, en el fraccionamiento de Lomas de Bernárdez, al que se refiere la nota publicada este lunes por La Jornada Zacatecas, sí está reportado.

No obstante, el año de la adquisición, el monto que se expone y el concepto con el que se le denomina no es el correcto.

En este sentido, reconoció en primer término que el concepto de “casa” que se expone para referir la adquisición de este bien no es el adecuado, pues lo que se reporta finalmente es el terreno localizado en la dirección mencionada en Lomas de Bernárdez, donde ahora se está construyendo la casa diseñada por la empresa zacatecana Taller Hábitat.

También se erró en el año, pues en la declaración 3 de 3 se dice que esta compra se llevó a cabo en 2011 cuando realmente fue el año pasado, como se advierte en el Registro Público de la Propiedad; “para ser más exactos lo adquirí a finales de 2014”, precisó Flores Mendoza.

Tampoco el monto reportado en la declaración hecha pública voluntariamente por el alcalde electo es el que corresponde a la casa, sino que la cantidad de un millón 417 mil 832 pesos se refiere al costo del terreno.

Esto, por tanto, es lo que se pagó por el “lote urbano sin construir” que aparece en el Registro Público de la Propiedad y no por la casa que ahora está en construcción.

Por el inmueble como tal, Flores Mendoza puntualizó que tiene contratado un crédito hipotecario con Banorte por 3 millones de pesos el cual está especificado, “no sé si en la declaración 3 de 3, pero en la declaración de conclusión de encargo (presentada ante la Secretaría de la Función Pública) en los comentarios y observaciones se señala”.

Flores Mendoza sostuvo que la declaración 3 de 3 la realizó en el marco del proceso electoral y precisó que “quizá no la revisé con el detalle oportuno. (…) No me percaté de la fecha, pero no puede haber dolo y mala fe”.

Agregó, en ese tenor, que la información sí está en el Registro Público de la Propiedad, es decir, “si hubiera pretendido ocultar un bien simplemente no lo incluyo como tal. Está incluido en el Registro Público, las medidas, el monto de la operación, la escrituración, está a la vista y está a mi nombre. No hubiera yo estado en ninguna condición de dolo o mala fe, por eso insisto en que agradezco la oportunidad de hacer esta aclaración”.

Los documentos fueron publicados en la página del 3 de 3 en abril de 2016, mientras que el terreno fue adquirido a finales de 2014 y la casa está en construcción desde el año 2015, ya con el crédito hipotecario contratado desde esas fechas.

Al ser cuestionado, en este sentido, acerca de por qué se declaró la compra del terreno y no de la vivienda que está por habitar “en próximos días”, Flores Mendoza apuntó que, al hacer pública la declaración, la casa “estaba en proceso constructivo y la escritura con la cual acreditaba la propiedad era de un terreno. (…) No tenía en ese momento una casa como tal. Habrá que hacer el proceso de escrituración”.

Respecto a la extensión del terreno en el que se está edificando el inmueble que en total tendría un valor de 4 millones y medio, entre el costo del predio y el de la construcción, reiteró que son 530 metros cuadrados y no mil 500 metros como se reporta en la revista especializada en el sector inmobiliario Homify, con base en los datos aportados por Taller Hábitat.

Además, comentó que esta empresa zacatecana fue contratada para hacer el diseño de la vivienda, pero que la construcción de la misma está siendo aparte.

En cuanto a la confusión en el año de adquisición de este terreno, el alcalde electo aseguró que se debió a que se intercambiaron las fechas de compra de dos de sus propiedades.

Sostuvo que así como este primer bien referido se compró en 2015, aunque se puso 2011, el año correcto en el que se hizo con la propiedad de un terreno de mil 300 metros cuadrados en el bulevar López Portillo fue 2011 y no el año pasado, como se refiere en la declaración 3 de 3.

También en este caso hubo error al informar públicamente en el 3 de 3 del valor de la compra. En este documento se habla de que se pagó 2 millones 700 mil pesos, mientras que en el Registro Público se estipula como cantidad para la transacción 3 millones 685 mil pesos. Flores Mendoza concluyó que la cifra correcta “debe de ser el monto estipulado en el Registro Público de la Propiedad”.

El funcionario insistió, en el tema de la casa de Lomas de Bernárdez, en que “nunca hubo pretensión de ocultar ese bien”.

Expuso que esta declaración, en la que están los errores enumerados en los párrafos anteriores, “es de dominio público por decisión personal, porque así decidí ser transparente con los bienes que, con más de 35 años de esfuerzo y trabajo como servidor público y que además con los ingresos que también recibe mi esposa como empresaria, hemos construido; como la gran mayoría de las familias zacatecanas, con esfuerzo, con trabajo, con honradez, buscando tener mejores condiciones y calidad de vida”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70