Llegó el primer reto de Tello contra la corrupción

Llegó el primer reto de Tello contra la corrupción

El caso de Enrique Flores Mendoza es ya un indicio importante a tomar en cuenta cuando el nuevo gobernador elabore una estrategia para poner la casa en orden. Es un agujero de una caja que tendrá que abrirse para observar qué ocurría en el gobierno actual. Una constructora que parece fue de las favoritas, que coincide en tener obras cuantiosas y construcción de casas de funcionarios de gobierno. Eso suena conocido: un esquema similar a la célebre Casa Blanca. Por ese sólo hecho de razonable sospecha, el gobernador entrante deberá hacer una investigación exhaustiva del manejo de los recursos de obras públicas relevantes y el patrimonio de los miembros del gabinete en funciones. Eso, claro, si hay la auténtica intención de limpiar al gobierno de Zacatecas de posibles actos funestos de corrupción. Porque sabemos que si hay redes extendidas, es altamente probable que continúen operando en el gobierno consecutivo a partir de los mandos que siguen.

Además, la investigación de casos de enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias y conflictos de interés, debe hacerse de un modo confiable. Mandar investigar a la actual Auditoria Superior es equivalente a encargarle la indagatoria al señor Andrade, una cosa bastante inútil. No, debe hacerse con una comisión especial investigadora autónoma que genere confianza a la ciudadanía. Que sepamos que lo que emita dicha comisión es objetivo y, por tanto, confiable. Es decir, con este caso (que ahora sabemos), de omisiones graves a la declaración de patrimonio y la información de empresas que hacen obra pública y casas de funcionarios, es motivo más que suficiente para emprender una limpieza. Es condición de posibilidad para la instalación del Sistema Estatal Anticorrupción, condición para que existan las menores perturbaciones en el establecimiento de dicho sistema, porque si la hipótesis de que existen redes de conflicto de interés es cierta, éstas se constituirán en obstáculos francos a la correcta instalación del mencionado Sistema.

En suma, actuar en consecuencia a partir de este ominoso evento, es vital para saber que la nueva administración está dispuesta a erradicar o cuando menos disminuir las prácticas de la corrupción. Para tener éxito, el gobierno que inicia deberá dar confianza y mostrar voluntad de auténtica transparencia. Si no comienza con la confianza debida de la ciudadanía, será muy difícil contar con la participación de esta última en el enfrentamiento de los problemas públicos. Esto es, la certeza de que no habrá corrupción, es la base misma de todo el gobierno próximo. Así de importante es el asunto de despejar dudas y, para ello, investigar con verdadera objetividad el asunto. Tomarlo en serio por las consecuencias que trae consigo. Torear ahorita el problema, dejarlo pasar como un mero equívoco -como si de un error de dedo se tratara- puede ser una enorme pifia. Que los ciudadanos sepamos que se toma en serio el tema de la corrupción y sus manifestaciones prácticas es la mejor manera de iniciar un gobierno. He ahí el reto.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70