Castillo de sal si puedes. La Encantada

Castillo de sal si puedes. La Encantada
John Constable. 'Tormenta de lluvia sobre el mar'. 1824-1828. Royal Academy of Arts London John Hammoond

La Gualdra 257 / Castillo de sal si puedes

Ayer mientras caminaba con Andrea por La Encantada a punto de cruzar el puente súbitamente atronó el cielo y enormes gotas de lluvia cayeron sobre nosotras; muy cerca había una especie de tejabán al cual corrimos a guarecernos; al llegar estábamos totalmente empapadas. La tromba fue impresionante, ahí junto a otras quince personas aun sentía caer la lluvia a través de gruesas goteras. Me quedé viendo el paisaje y no pude menos que admirar su belleza. El parque La Encantada poco tenía que ver con aquél en el cual paseaba quince años atrás con Andrea y el cual dejamos de frecuentar por el estado de descuido en que se encontraba: tierra, polvo, basura, bicicletas sin control, un tren y unas canoas destartaladas, el agua verde y espesa, mosquitos, patos en peligro de fenecer. Unos cuantos años después, siendo gobernadora Amalia García se le dio una vuelta de tuerca al lugar. El parque se convirtió en algo espectacular: pista de tartán, exclusivo para caminata (ahora también las bicicletas transitan por ahí), banquetas, pista para las bicicletas, un teatro al aire libre, pasto verde, cuidado, un hermoso edificio para cafetería y restaurante, un espacio para lectura, un bellísimo aviario, baños, asadores, mesas, bancas, agua limpia, patos bien cuidados, un embarcadero adecuado con diversas embarcaciones (en buen estado), un trenecito nuevo, un pequeño zoológico, se construyeron puestos adecuados para la vendimia, la pista de patinaje se remodeló, los árboles estaban bien cuidados y se colocaron unas enormes esculturas talladas en madera que parecen personajes de un bosque encantado, y la cereza en el pastel fue un espacio con juegos atractivos y nuevos para los niños. Todo esto para que los ciudadanos pudiéramos disfrutar solos o con nuestras familias de la naturaleza, divertirnos sin gastar el tan escaso dinero (entonces y ahora). De esto no han pasado más de ocho años y por falta de mantenimiento en ese hermoso escenario hay basura, desorden, suciedad, descuido, una pista de tartán destartalada, no hay vigilancia y el espacio para los niños está medio destruido. No me atrevo a asomarme al zoológico, pero me lo imagino. Una inversión con dinero del erario, destinada a remodelar un parque que debía conservarse para los hijos de nuestros hijos, que los habitantes de esta ciudad no hemos sabido cuidar y el gobernante en turno no ha querido preservar. ¡Qué tristeza!

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/257

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70