Qué palabra, no encuentro ninguna

Qué palabra, no encuentro ninguna

El sinsentido es el modelo que pretende definir nuestro presente. Los valores sociales como el respeto, la dignidad, la probidad, la justicia, parecen ser, de manera alarmante, ignorados. La indiferencia se les sobrepone. Emilio Durkheim caracterizó la anomia como la falta de reglas. ¿Qué concepto puede caracterizar la falta de valores?

Nuestra contemporaneidad se está caracterizando por ese concepto que no logro vislumbrar, ése que refleja la pérdida vertiginosa de valores. Nos hemos acostumbrado a recibir cifras de crímenes, secuestros, robos, extorsiones y heridos en nuestro entorno inmediato, el de Guadalupe, Fresnillo, Zacatecas. Nuestra indiferencia es alarmante. Escuchamos cifras oficiales de que la seguridad pública ha mejorado sus índices. Qué paradoja cuando tenemos el acecho de la muerte en cada esquina.

Guerra en qué paraíso. Lo que vivimos es un estado latente de violencia. Acosados por una publicidad barata y fórmulas mágicas y demagógicas para lograr una estabilidad social cada vez más fracturada. Atrás quedó el estado de bienestar, la violencia ha recrudecido las relaciones sociales. No sabemos si cuando cerramos la puerta de nuestra casa por las mañanas regresemos para abrirla por las noches.

El 9 de agosto el doctor en historia, Víctor Manuel Castro Rosales, fue asesinado. Un día anterior nos acompañó a un examen de uno de sus compañeros de generación donde se manifestaban las ideas, los resultados de la investigación histórica; apenas hacía un mes, él mismo presentaba y defendía con pasión y experiencia su propia tesis doctoral. Un veterinario convertido en historiador. Su jurado estuvo integrado por tres historiadores y dos médicos veterinarios. Fue muy enriquecedor comprender un acontecimiento como la fiebre aftosa en Zacatecas de mitad del siglo 20 desde la veterinaria y la historia. Ese día entendí que no estamos tan alejados, que nuestras disciplinas pueden encontrarse cuando hay problemas comunes. Víctor Manuel tuvo la capacidad de conjuntar ambas disciplinas. El doctor Pedro Martínez Arteaga habló al final del examen, dijo que ese día podía considerarse un acontecimiento histórico para la Universidad Autónoma de Zacatecas, pues se titulaba con mención honorífica un veterinario que supo dimensionar desde la perspectiva histórica un evento como la fiebre aftosa. Edgar Hurtado Hernández, su director de tesis, seguramente se sintió muy satisfecho con el resultado.

Todo eso lo entiendo y tengo palabras para decir con suficiencia la justificación que hacemos los universitarios en la construcción de explicaciones científicas y contribuir al conocimiento de nuestro entorno. Puedo decir muchas palabras de eso. En cambio enmudezco frente a la muerte así recibida. No tengo palabras. Ninguna retórica ni artificio valen. Qué razones para acabar con la vida de alguien como Víctor Manuel, así, de manera tan artera.

No tengo palabras, pero sí un profundo sentimiento de indignación, dolor y coraje. Un hombre bueno se fue porque alguien decidió tirar del gatillo. ¿Cómo se puede llamar a esto? “¡Luz, luz, denme más luz!”. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70