La batalla por Alepo, rebeldes sirios rompen cerco

La batalla por Alepo, rebeldes sirios rompen cerco
Milicianos del Frente Al-Nusra descansan en una trinchera después de haber capturado importantes posiciones gubernamentales, el 6 de agosto de 2016. El Observatorio Sirio reporta que 700 combatientes y al menos 130 civiles han perdido la vida en los enfrentamientos. Foto Ap

Damasco. Varios grupos insurgentes sirios anunciaron hoy que consiguieron romper el asedio en Alepo, un avance que podría poner fin a cuatro semanas de cerco al sector este de la ciudad, en manos rebeldes.

Los insurgentes avanzaron en el suroeste de la ciudad y se unieron a combatientes de la parte este de la ciudad que está asediada.

“Esto prueba que hemos quebrado el asedio”, señaló este sábado a dpa un comandante de Yabhat Fatah Al Sham, un grupo que fue en el pasado una rama de la red terrorista Al Qaeda.

“Se ha roto el cerco a nuestra gente”, señaló también un portavoz del grupo Ahrar al Sham en Twitter. Se trata de uno de los principales grupos insurgentes que participa en el asalto a Alepo.

Activistas en Alepo reportan habitantes que festejaban en las calles de los barrios cercados. Las personas salieron a la calle pese al peligro de los ataques aéreos y gritaron “Alá es grande” y “nuestros rebeldes nos salvarán”. Desde las mezquitas resonaban versos del Corán.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos confirmó los reportes de los grupos rebeldes. Sin embargo, apuntó que a los grupos aún no les fue posible habilitar un paso seguro entre los barrios del este de Alepo y los territorios controlados por los rebeldes.

Por su parte, la agencia de noticias estatal siria Sana reportó este sábado de duros ataques aéreos contra los “terroristas”, la forma en que el régimen de Bashar al Assad se refiere a los insurgentes.

Según esta fuente, también fueron alcanzadas tropas que avanzaban y convoys de abastecimiento. Miles de “mercenarios” atacaron con ayuda de coches bomba a los soldados, indicó.

Las fuerzas del gobierno sirio y sus aliados cortaron hace unas tres semanas las últimas rutas de suministro en la parte este de la ciudad, en manos de los insurgentes.

La ONU estima que hay unas 300 mil personas atrapadas en Alepo.

Una alianza de grupos rebeldes sirios dirigidos por islamistas intentan desde hace una semana romper el cerco.

Por otra parte, las tropas sirias, respaldadas por Estados Unidos, recuperaron la ciudad de Manbiy, en el norte del país, según informó el Observatorio.

Dos meses después de comenzar su gran ofensiva contra el autodenominado Estado Islámico (EI), las Fuerzas Democráticas de Siria lideradas por los kurdos tomaron el control de casi la totalidad de la ciudad.

“Actualmente están peinando las áreas centro y norte de Manbiy en busca de elementos ocultos del EI”, dijo a dpa el director del observatorio, Rami Abdel-Rahman.

La toma de la ciudad y sus alrededores supone que el EI se quede sin su última ruta de acceso a la frontera y el mundo exterior.

Se prevé que la caída de Manbiy, que había sido capturada en 2014, tendrá un gran impacto en la capacidad de la milicia terrorista para transportar suministro y combatientes a su capital de facto en Siria, Al Raqa, y el resto de sus territorios en este país y en Irak.

Al menos 700 combatientes muertos en una semana

Más de 700 combatientes, entre insurgentes, yihadistas y fuerzas prorrégimen, murieron en una semana en la batalla de Alepo, en el norte de Siria, afirmó este sábado el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

“Más de 700 combatientes en las filas del régimen y en las de los yihadistas y rebeldes islamistas perdieron la vida en Alepo desde el domingo. La mayoría de los muertos son insurgentes, debido a los bombardeos aéreos”, informó el director de esta oenegé, Rami Abdel Rahman.

Precisó el director del OSDH que al anterior balance se sumaban 200 combatientes muertos este sábado.

El régimen de Bashar al Asad dispone de cazas, al contrario que los grupos rebeldes implicados en los combates, que no cuentan con fuerza aérea. El 31 de julio, los rebeldes, ayudados por el grupo yihadista Fateh al Asham (antiguo Frente AL Nusra, que renunció a su vínculo con Al Qaida) lanzaron una contraofensiva en el sur de Alepo para romper el sitio impuesto por el régimen en los barrios controlados por los insurgentes en esta ciudad del norte del país.

Desde entonces, además de los 700 combatientes muertos, al menos 130 civiles han perdido la vida en los enfrentamientos, la mayoría en los barrios controlados por el régimen, indicó el OSDH.

Alepo, segunda ciudad del país, se encuentra dividida desde 2012 en dos áreas: una bajo control de los rebeldes, al este, y otra en poder del régimen, al oeste.

La guerra en Siria comenzó en 2011, tras la represión por parte de Damasco de una revuelta popular que reclamaba reformas. Desde entonces, más de 280 mil personas han perdido la vida y millones de sirios se han visto obligados a abandonar sus hogares.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70