Amenaza de bomba en hotel en el que se hospedaba Hebe de Bonafini

Amenaza de bomba en hotel en el que se hospedaba Hebe de Bonafini
Hebe de Bonafini es la histórica líder de las Madres de Plaza de Mayo, que buscan a sus hijos desaparecidos durante la última dictadura militar (1976-1983). Foto Ap

Buenos Aires. La policía bonaerense evacuó el hotel en que se alojaba Hebe de Bonafini, presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo en Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, después de recibir una amenaza anónima de bomba que advirtió: “En diez minutos va a explotar el hotel y se van a morir todos estos montoneros”.

Así, fueron desalojados todos los delegados que asistían a un Congreso de Periodismo y Comunicación en el que participó Bonafini, quien estuvo a punto de ser detenida el pasado viernes por orden del juez federal Marcelo Martínez de Georgi, quien el pasado viernes resolvió eximirla de la orden de aprehensión después de que miles de personas salieran a proteger a las Madres; y por el impacto que tuvo la noticia en el exterior.

Finalmente se determinó que la amenaza era falsa y el congreso continuó era una falsa amenaza y la actividad continuó el Congreso que cerró con la participación de de Bonafini.

Cristina Fernández conmemora la Noche de los Bastones Largos

En la noche del viernes en esta capital, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner advirtió que “cuando un gobierno tiene ideas cortas necesita bastones largos” y sentenció que en el país “la mano viene para bastones largos”, en alusión a la gestión de presidente derechista Mauricio Macri.

La intervención de la ex mandataria se produjo durante un acto en la Facultad de Filosofía y Letras para conmemorar los 50 años de la llamada Noche de los Bastones Largos, que se produjo el 29 de julio de 1966, durante la dictadura del general Juan Carlos Onganía, cuando cientos de profesores, alumnos y no docentes que ocupaban varias facultades de la Universidad Nacional de Buenos Aires para defender la autonomía y la libertad de cátedra, fueron desalojados brutalmente y se los hizo pasar por  una fila de policías de la Infantería que los golpeó.

Onganía decidió la intervención y “depuración” académica, expulsando a profesores, y obligando a renunciar otros que debieron refugiarse en el exterior.

Durante el gobierno de Fernández de Kirchner se propició el regreso de científicos y académicos al país, como recordó la ex mandataria en el acto organizado por Ciencia y Técnica Argentina, que ella cerró, después de una importante mesa de debate.

“Para que haya disciplina social tiene que haber gente que no piense, repita eslóganes y sólo pueda desarrollar no más de cinco minutos de discusión, todo aquel que pase de los quince minutos es considerado un enemigo público por aquellos que no manejan más de cinco mil palabras, aunque algunos comunicadores hablan media hora sin decir nada, porque el machacar también es una metodología”, dijo la ex mandataria varias veces ovacionada.

En referencia a la Noche de los Bastones Largos, la comparó con la horca caudina de los romanos y recordó que “el imperio imponía así no sólo el castigo o el dolor; era lo simbólico de agacharte y abollarte las ideas de la cabeza a palazos”.

Recordó el gran esfuerzo que hizo su gobierno para que muchos científicos regresaran y lamentó que ahora algunos piensan en irse, dada la situación que se está viviendo.

“Les pido éticamente que hasta que logremos reconstruir la fortaleza del espacio científico e intelectual olviden todas las diferencias que tenemos, busquen dos o tres puntos de acuerdo para salir a la calle, junto a los trabajadores, obreros, y comerciantes, porque se viene la precarización laboral”, dijo Fernández, quien también pidió que “no haya presos políticos”, en referencia a la dirigente social Milagro Sala, detenida ilegalmente en Jujuy, e hizo referencia al caso de Bonafini.

Sostuvo también que “se va a lograr la unidad popular porque en algún momento los van a tocar, estos gobiernos tocan a todos los que quieran pensar o imaginar una sociedad diferente”.

En días recientes, la ex mandataria recusó nuevamente al juez Claudio Bonadío y presentó un escrito ante la Justicia para que lo aparten, recordando la abierta enemistad contra su persona por parte del magistrado y la imposibilidad de ejercer en ese juzgado su “legítima defensa”.

“Bonadío es el juez del fuero que registra la mayor cantidad de resoluciones revocadas por los tribunales de Alzada. Sus excesos determinaron que sea apartado por sus superiores de diversas investigaciones”. Fernández recordó que Bonadío fue desplazado de la causa que investiga el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina por encubrimiento de un sospechoso.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70