Innovación en la participación social

Innovación en la participación social

Hoy escribo sobre la falta de mecanismos que nos permitan la interacción, más allá del voto, entre ciudadanos y gobiernos.

La mayoría está de acuerdo, de que lo que más les interesa a los ciudadanos, es les alivien sus problemas más inmediatos: que tengan oportunidades de empleo, les tapen los baches de su barrio, que la basura sea recogida, que el sistema de agua potable y alcantarillado funcionen correctamente, las escuelas mejoradas o el crimen combatido eficazmente.

Lamentablemente, las prioridades de los gobiernos en general, no son las mismas que las de los ciudadanos, las acciones gubernamentales no siempre nacen de las necesidades sociales reales, muchas veces son caprichos personales o de escritorio y además la limitada confianza que se tiene en las Instituciones, han provocado una des asociación entre estos.

Por si fuera poco, ahora vivimos en una sociedad de rápida transformación. Los cambios en la sociedad han ocurrido mucho más rápido que la habilidad del Estado para adaptarse. Ante tanto cambio es sorprendente que no aparezcan nuevas formas de usar el poder para responder mejor a las necesidades y exigencias de la gente.

Enfrentamos una evolución constante de la política y la sociedad que, de entrada, debe ser bien comprendida y,  después, han de traducirse en adecuados procedimientos de gobierno, que generen oportunidades para vivir mejor.

Ahora, los ciudadanos reclaman más participación en los asuntos públicos y los problemas de la democracia se resuelven con más democracia. Urge abrir una nueva etapa que venga a cerrar y enterrar el capítulo de los dos Mexico´s, el de los ciudadanos y el de la clase política, conseguir un sistema de representación que devuelva el poder a los ciudadanos; reformar las administraciones públicas para que realmente estén al servicio de la gente, asegurando los servicios públicos esenciales y suprimiendo burocracias y duplicidades.

La mayoría aspiramos a una tierra de ciudadanos que consolide una democracia de resultados y que garantice la participación social organizada en la construcción de las soluciones a problemas comunes, que propicie la conformación de espacios públicos para el debate, la reflexión y la propuesta, de instituciones que den respuesta a los requerimientos de los ciudadanos de hoy, activos, arquitectos de las nuevas democracias, a las que dan forma y vida, no sólo como sujetos de derechos, sino que se apropien de esos derechos y los ejerzan a la vez que asumen sus responsabilidades ante su comunidad.

La participación ciudadana no se debe agotar en las elecciones, debe ir más allá del ejercicio del voto mediante el cual se elige a los representantes populares. Y una de las herramientas para hacer posible la participación ciudadana en la toma de decisiones públicas son los presupuestos participativos con enfoque de resultados, mediante los cuales se escuchen las propuestas, ideas y demandas de la sociedad y se traduzcan en obras de infraestructura, acciones gubernamentales y políticas públicas que realmente respondan al interés ciudadano.

También tendrán especial relevancia las herramientas de democracia digital, mediante la incorporación de nuevas tecnologías de la información y la comunicación como instrumento útil, tal es el caso del gabinete digital, que incluye la participación de la ciudadanía para elaborar y gestionar los asuntos comunes a través de plataformas electrónicas,  que dispone de cauces donde presentar iniciativas legales articuladas para que se transformen en acción de gobierno.

Las democracias más desarrolladas hablan del “wikigobierno” – gobernando todos-  y “wikilegislación” –legislando todos-, una aspiración que no es imposible, pero aún falta para lograrlo.

Estas herramientas van a generar que sean los propios ciudadanos quienes determinen hacia donde se orienten los recursos públicos, en función de sus necesidades y prioridades.

Una efectiva gobernanza que se mida y se juzgue por sus resultados, a través de la eficacia, calidad y buena orientación de las intervenciones del Gobierno.

Con una mayor participación ciudadana y la implementación de estas herramientas, es posible impulsar de manera eficiente e innovadora una aproximación entre ciudadanos y gobiernos.

El desarrollo lo debemos decidir y planear juntos, porque nuestras visiones se complementan y nuestras responsabilidades se suman.  ¡Gobernar es tarea de todos! ■

 

*PRESIDENTE DE EDUCAR E INNOVAR PARA PROGRESAR A.C.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70