Punto & Aparte

Punto & Aparte

En el origen de todas las fortunas hay cosas que hacen temblar.

Louis Bourdaloue

En Valparaíso y así, en puntos específicos de la entidad, el agua no ha llegado del todo, ese comportamiento del clima es recurrente, a veces más, a veces menos, pero cada año es así y los campesinos y ganaderos muestran la desesperación, además de la preocupación, cuando observan el comportamiento del temporal y además, la tardanza en la llegada de los recursos, que cada vez son menos y no alcanzan para tanto, ya el ciclo agrícola está avanzado y difícilmente podrían sembrarse más hectáreas de frijol, de ahí que esas tierras del rincón, sean sembradas de forrajes como una última instancia.

El asunto no fuera tan crítico si la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, a través de su delegación en Zacatecas, no hiciera maniobras tardías en la entrega de las semillas, que son escasas y además no certificadas, lo que viene a darle en la pata mala a los agricultores, los que antes, hace ya muchos años, tenían es cultura de guardar, año con año su semilla, eran usos y costumbres que se fueron eliminando año con año y más aún en esos maléficos tiempos, en eso años de procesos electorales. Los usos y costumbres se terminaron, gracias a los esfuerzos de quienes buscan la conquista de los votos.

Habrá quien diga o declare que hay condiciones de buenas para arriba para que este sea un buen año agrícola pero no, quienes saben de esto ya comentan y lamentan la ausencia de las lluvias, que convierten las esperanzas en miradas largas hacia el horizonte y si llegaran “a llegar las aguas” éstas ya no servirían para la siembra de granos porque es este ya el octavo mes del año y ya es tarde para la siembra de lo que tradicionalmente se siembra, ¿digo, no?, sembrar forrajes, no hay de otra y cuidar lo que se haya cultivado porque no se descartan las heladas tempranas y si éstas se hicieran presentes, le darían otro golpe a la economía de los zacatecanos, a los hombres del campo que con esos brincos en los costos de la energía eléctrica y las gasolinas, cada vez se sienten más y más en el rincón de una cantina.

De las zonas urbanas lo que podríamos decir es que con esos aumentos, las clases trabajadoras alcanzan a asomar aún la cabecita, a estirar la manita para ver cuándo los gobiernos con su comisión de salarios mínimos, se darán a la tarea de aumentar los sueldos porque así como vamos, ya no se alcanza ni para la lechita de los peloncitos y todos ustedes que tenemos un vehículo vamos a seguir sufriendo porque cada vez está lejano el día en que podamos darnos ese lujo que se dan algunos, de llenar el tanque hasta el tope.

Hace días, comentaba con El Tigre Godina Guzmán sobre los sufrimientos de los campesinos, que tienen perdidas las esperanzas de que en alguien se aparezca un buen líder que sepa guiar a los campesinos. Ya no hay, me decía, están prácticamente extinguidos y ahora pudiera haber una respuesta porque Humberto ya anda, con todo y sus ignorancias, armando, como el otro, su equipo de trabajo. Deja la liga de comunidades agrarias y sindicatos campesinos toda “pal arrastre”, pero hay va, rumbo a la presidencia municipal de Ojocaliente, hágame el favor.

Y a la gloriosísima CNC (confederación nacional campesina), llega el recientemente estrenado en las redes sociales como émulo de José Olvera Acevedo de no gratos recuerdos, Antonio Martínez Zaragoza, a ocupar ese “digno cargo”, decían hace años que tenía madera de líder, ojalá y aún la tenga, ojalá y que no la haya vendido en estos tiempos de crisis, porque Toño llegó a una delegación de la cual salió a los pocos meses, Don  Henry no lo dejó llegar a la CNC, a sabiendas que podía y tenía la presencia y la experiencia, mejor mandó al manejable Rincón y ahora, al inicio de este quinquenio, tal vez primero y único en la historia, alcanzó a llegar a la dirigencia y nuevamente, ojalá y le dure el dulcecito, porque ya sabe usted, no hay dulce que amargue así que, a darle duro a lo que sabe el buen Antonio Martínez Zaragoza, sabe y tiene en su haber asesores y asesoras que le aportarán las ideas necesarias en su momento.

Bueno, volviendo a las torrenciales lluvias ausentes, ayer por la tarde llegó una buena tormenta a la ciudad, en la que hoy a las diez de la mañana y en conocido hotel de esos finos, pero orilleros, los gobernadores estarán inaugurando un evento de talla nacional e internacional, el congreso de Buiatría, al que de acuerdo a lo manifestado por el aún director de la unidad de veterinaria de la Universidad Autónoma de Zacatecas, Fernando Aréchiga, será de gran trascendencia para la ganadería zacatecana, especialmente para aquellos que se dedican a la cría del ganado bovino.

Oiga y si no llueve no habrá cosecha y quienes pagarán los platos rotos serán otra vez los sufridos campesinos y en eso de las decisiones y selecciones de personajes, se fijen en quienes sí tienen el perfil, el carisma y el buen trato, el sentido humano porque esos comentarios que durante ese tiempo en que Roberto Luévano (padre) ha estado al frente de la delegación de la Sagarpa, en nada le ayudan para que siga aspirando a la titularidad en la Secretaría del Campo. Dicen los campesinos que de llegar a esa dependencia, le estará generando muchos problemas al que estará gobernando (¿?) Zacatecas en los próximos cinco años.

Hasta aquí mi comentario, nos veremos en la próxima entrega.■

 

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70