Hasta el terrorismo tiene sus fans

Hasta el terrorismo tiene sus fans

Frases como:

“Podría disparar a gente en la Quinta Avenida y no perdería votos”.

“La posibilidad de que Hitler lograra sus objetivos hubiera disminuido si la gente hubiera estado armada”.

Sobre los musulmanes:

“Los vi cuando las torres gemelas del World Trade Center cayeron, es algo de “sentido común (prohibir el ingreso de los musulmanes a Estados Unidos”.

“¿Saben por qué son ricos? Porque tienen petróleo. Les arrebataré por completo su fuente de riqueza, que es el crudo. Los bombardearé hasta erradicarlos”.

O sobre México:

“Cuando México nos envía a su gente, no nos envía a la mejor. No los envía a ustedes. Ellos envían gente que tiene muchos problemas, y ellos traen esos problemas consigo. Están trayendo drogas. Están trayendo crimen. Son violadores”.

Entre muchas otras frases más, hacen de esta primera colaboración la siguiente reflexión:

Tras 26 años en guerra que inició con la guerra del Golfo, una guerra que en su sentido suponía, era contra las dictaduras y el terrorismo en pro de la libertad de la humanidad en diferentes estados del medio oriente, ahora estas guerras generaron un tumor extraño y letal en la política, “el terrorismo”, el uso sistemático del terror para coaccionar a sociedades o gobiernos, grupos “extremistas-religiosos”, buscan dar justicia a su encrucijada por medio del terror, justificando un sinfín de muertes bajo el tenor del exterminio y odio.

Pues bien estos movimientos ahora han mutado en una nueva práctica de hacer política, su causa y efecto recae ahora en actores del medio político y social, si porque hasta el “terrorismo tiene sus fans”, incluso Estados Unidos que no es inmune a nada y vulnerable a todo, ahora en la personalidad de Donald Trump, un ejecutivo, político, empresario y multimillonario de Estados Unidos que en la actualidad está a punto de lograr la candidatura oficial por el partido republicano a la presidencia de los Estanos Unidos y que al transcurrir de los días y las campañas en el país vecino, nos ha demostrado su política terrorista que piensa aplicar de llegar a la casa blanca.

Pero lo verdaderamente preocupante son los miles y miles de fans que se han generado y manifestado en apoyo a esta nueva política de segregación y de terror, incluso ya no es extraño ver a uno que otro latino apoyando y vitoreando sus discursos raciales y provocadores del llamado “The manshow”.

Recapitulando un poco, el republicano Trump ya ganó las primarias de Michigan (con el 37% de los votos), Misisipi (47%) y Hawái (42%), en el decadente cinturón industrial del norte del país, en el religioso sur y en una isla en medio del Pacífico. Su retórica burlona y populista contra el establishment, los efectos de la globalización comercial y la inmigración le genera votos en tres extremos del país. Cuando ya han votado una veintena de Estados a los candidatos, Trump (con 15 victorias) avanza con firmeza hacia la nominación republicana.

La estrategia política del constante confrontamiento con: periodistas, activistas, mexicanos, musulmanes y todo aquel grupo o personas que vaya en contra de su discurso racial y fascista que usa en los múltiples encuentros con simpatizantes, está a punto de conseguir uno de los objetivos más grandes de la historia, que es la de tener bajo control a la nación más poderosa del mundo o al menos así nos lo han vendido los últimos años, y no por sus logros si no por sus participaciones importantes en los diferentes actos bélicos y su alta capacidad para hacerlo, nos van regalando un pasado ya vivido para toda la  humanidad, personajes míticos como: Benito Mussolini, Adolf Hitler, Muamar Gadafi, Mubarak,  Sadam Husein, Francisco Franco entre otros, se vienen a la mente al tratar de analizar este espectro político, que  en su común denominador, han intentado por medio de la política del terror, proponer un gobierno motivado por el odio pintado de un nacionalismo extremista.

Ahora en aras del siglo 21 han tomado fuerza nuevamente,  la contienda presidencial ya no se enfoca en el grupo conservador o en el grupo democrático que forman la bicameral americana, se concentra en las manifestaciones ciudadanas de racismo y odio que ha incentivado y cultivado este personaje.

Estamos en un nuevo orden social y político, y este cobra vida como una nueva corriente política motivada en el terror y la confrontación. Cada día son más los atentados contra la sociedad civil inocente, maratones, escuelas, espacios públicos etc.

La inclusión de estos conceptos como: la hostilidad, el menosprecio, la humillación, el racismo, la segregación, el odio, la discriminación y entre otras tantas manifestaciones que dan forma al odio, fundado en la intolerancia que se expresa en forma de nacionalismo agresivo y etnocentrismo discriminatorio y hostil contra las minorías,  han contribuido a elevar los incidentes del terrorismo alrededor del mundo actual.

La descomposición social llega a niveles alarmantes, y no solo hoy en día tendremos que  rezar por Bélgica o por París, tendríamos que rezar por México, por Cuba, por los musulmanes, por los afroamericanos,  por los chinos, y muchas otras naciones y grupo étnicos involucradas en los discursos retóricos de Donald Trump. Sólo me cabe finalizar citando a Mafalda: “Paren este mundo que me quiero bajar”.

¡Para Dominik con todo mi amor! ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ