Europa en la pascua

Europa en la pascua

Cual episodio bíblico, poblaciones enteras están siendo obligadas a dejar sus países de origen. Miles de hombres, mujeres y niños, son empujados diariamente a nuevos y peligrosos éxodos con la esperanza de dejar atrás el amago de la muerte y la pobreza. Sobrevivir, así sea tocando las puertas del vecino, sin saber que muchos morirán en el intento y que los “más afortunados” serán vistos como enemigos o amenaza nacional.

Más de un millón de refugiados ha llegado a Europa y el “viejo continente” no parece querer mostrarles su mejor semblante. Por ejemplo, gracias al reciente éxito electoral de la derecha xenófoba alemana, su dirección ha declarado recientemente que “habrá que disparar sobre los refugios en las fronteras”.

Ante la amenaza generaliza, un grupo de Ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea, de los Balcanes, del Mediterráneo y oriente Medio, así como de otros países del mundo, está planteando organizar cuanto antes la más amplia unidad de acción en ayuda de los refugiados. Han publicado un llamamiento de emergencia que aquí reproducimos.

¡Los refugiados deben ser rescatados y acogidos!

“Ya desde hace años, los inmigrantes del sur del Mediterráneo que huyen de la pobreza, la guerra y la represión, se están ahogando en el mar o se estrellan contra alambre de púas. Cuando han logrado cruzar el mar, después de haber sufrido la extorsión a manos de bandas de contrabandistas, son expulsados, encarcelados, o arrojados a la clandestinidad por los estados que los definen como “peligros” y “enemigos”. A pesar de esto, son perseverantes y valientes, se ayudan unos a otros para salvar sus vidas y crear una esperanza de futuro.

Puesto que las guerras de Oriente Medio y especialmente en Siria han alcanzado proporciones de masacres en masa y no hay un fin a la vista, la situación ha empeorado. Las poblaciones se mantienen como rehenes de las partes en conflicto, son bombardeadas, mueren de hambre y están aterrorizadas.

La incapacidad de los gobiernos de todos nuestros países para poner fin a las causas de este éxodo, no les exonera de la obligación de proteger y recibir a los refugiados, respetando sus derechos fundamentales que, con el derecho a asilo, están consagrados en las declaraciones y convenciones de la legislación internacional.

Con pocas excepciones –como la iniciativa ejemplar de Alemania, una iniciativa que aún no ha sido suspendida y el gigantesco esfuerzo por parte de Grecia para rescatar, acoger y acompañar a los miles de supervivientes que a diario llegan a sus costas, aun cuando su economía se ha sumido en la austeridad devastadora– los gobiernos de Europa se han negado a hacer frente a la situación generada, no se lo explican a sus poblaciones, y no organizan la solidaridad. No van más allá de los egoísmos nacionales. Y aún peor, están involucrados en la represión, la estigmatización y el maltrato a los refugiados e inmigrantes.

Por el contrario, ciudadanos de Europa y de otras partes, activistas de ayuda a los refugiados y redes de apoyo al inmigrante, además de artistas e intelectuales, son los que han salvado el honor y mostrado el camino hacia una solución. Sin embargo, éstos se enfrentan a una insuficiencia de medios y, a veces, a la hostilidad de las autoridades públicas… Se enfrentan dos Europas incompatibles…

El millón de refugiados que llegó a Europa en 2015, representa sólo el 0,2 por ciento de su población. Los países europeos, tomados en su conjunto, no sólo tienen los medios para recibir y acoger a los refugiados y tratarlos con dignidad, también deben hacerlo con el fin de respetar los derechos humanos como fundamento de su política.

Nadie puede seguir ignorando la voluntad de los pueblos a acoger refugiados ni el deseo de los refugiados a integrarse. Se necesitan medidas de emergencia a gran escala. La tarea de proporcionar asistencia a los refugiados de Oriente Medio y África en el marco de una situación de emergencia, ha de ser proclamada e implementada por los órganos de gobierno de la UE y desarrollada por todos los Estados Miembros. Tiene que ser apoyada por las Naciones Unidas y ser objeto de una consulta permanente con los estados democráticos de toda la región

Se tienen que desplegar fuerzas civiles y militares… para poner fin al escándalo de los ahogamientos en el mar… tomar medidas enérgicas contra el tráfico de personas.

La zona de libre circulación de Schengen debe ser preservada, pero se debe suspender el Reglamento de Dublín que permite devolver a los inmigrantes al país de entrada. Se debe poner a disposición transporte aéreo y marítimo para transferir a todos los refugiados registrados a los países del norte de Europa que tengan objetivamente capacidad para recibirlos.

Europa –que se enfrenta a uno de los grandes desafíos que está cambiando el curso de la historia de los pueblos– tiene que desarrollar un plan de ayuda y de gestión con control democrático para los supervivientes de esta gran masacre. Se tienen que establecer no sólo cuotas de acogida, sino también la ayuda social y educativa y un presupuesto especial con disposiciones legales que garanticen nuevos derechos que incorporen a las poblaciones desplazadas en las sociedades de acogida de una manera digna y pacífica.

Fuentes: Viento Sur / Podemos ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ