Glotonería Sociedad Anónima

Glotonería Sociedad Anónima

La noche de hoy tocan los Rolling Stones en esta ciudad y yo me hallo acá, en San Ángel, donde nacieron Papasquiaro y Octavio Paz, y que a principios del siglo XX era un pueblito, escribiendo los textos que tengo por encargo, y reponiéndome de la influenza. La mañana de hoy desayuné huevos y tocino. Todas las mañanas del mundo, podría desayunar huevos con algo si fuera preciso. Amo las rutinas, de alguna forma me llevan a creer que el mundo funciona, aunque todos los días lea en los diarios que hay más desaparecidos y asesinados, y más pobreza y violencia. El mundo funciona si uno encuentra un método para despertarse cada día a la misma hora con una mujer al lado y un par de hijos en la habitación contigua; uno necesita encontrar un método y una motivación. Yo soy de esas personas que siempre tiene pasta en la despensa y alguna salsa para verter en la sartén. Mi alimentación básica consiste en huevos, pasta, pan, café y vino. Si hubiera una epidemia zombie seguramente sobreviviría con esos cinco elementos. Mi motivación para levantarme por las mañanas radica en el hecho de descubrir alguna catástrofe nuclear o un mundo zombificado, aunque parece que tengo pocas probabilidades de presenciarlo ya que a la humanidad le faltan cojones para aniquilarse y prefiere suicidarse lentamente. Pero lo que yo iba desde el inicio del texto a escribir y describir era mi receta favorita para preparar huevos. Eso es lo que voy a explicar en adelante.

Hay una película titulada V for Vendetta, en ella el protagonista cocina “huevos a la canasta” o “huevos en su nido”. De hecho, se los cocina a Natalie Portman. Pues bien, los “huevos a la canasta” consisten en una receta a base de pan de caja, mantequilla y, por supuesto, huevos. Ahora les diré cómo se cocinan. Uno tiene un par de huevos y un par de rebanadas de pan de caja. El pan de caja puede ser del que venden en la tienda, aunque yo prefiero el de las panaderías. A las rebanadas del pan de caja hay que quitarles el centro, hacer un círculo en el centro y sacarlo de ahí. El círculo se puede hacer con la boca de un vaso, por ejemplo un caballito. Luego hay que poner las rebanadas en la sartén, que debe estar embarrada con mantequilla. Inmediatamente después hay que echar los huevos, uno en cada pan, sin cáscara, y dejar que se frían en el centro del pan. Después hay que darle la vuelta al pan. Seguramente el huevo ya empotró en él. Se le pone un poco de sal, pimienta, orégano y listo. Uno puede invitar a desayunar a Natalie Portman todas las mañanas del mundo. Seguro que ella estará agradecida.

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ