En la UAZ, garanticemos campañas electorales a la altura de los universitarios

En la UAZ, garanticemos campañas electorales a la  altura de los universitarios

A mis alumnas y alumnos de la

Unidad Académica de Derecho

La Universidad Autónoma de Zacatecas tiene como una de sus atribuciones la de impartir educación para la adecuada preparación de los estudiantes con el propósito de que cuando brinden sus servicios a la sociedad, en su calidad de profesionistas, técnicos, catedráticos o investigadores, lo hagan con eficacia; así los dispone la Ley Orgánica que nos rige y, en los hechos, los padres de familia han brindado a la UAZ la confianza de que sus hijos reciban los conocimientos teórico-prácticos necesarios para ser hombres y mujeres de bien. Sin embargo, en las aulas y espacios universitarios no solamente se aprenden ciencias, artes, tecnología y cultura, también existen docentes que inspiran con sus cátedras a los muchachos y los motivan a inclinarse en la especialización de una determinada área del saber; en lo personal, he tenido la fortuna de encontrarme con muchos seres que generan ideas, que incentivan a estudiar una determinada rama del conocimiento y que forman un pilar fundamental en nuestra formación profesional, no obstante, como en el Yin Yang, existe un lado oscuro y lamentablemente hay personalidades que hacen un ejercicio indebido en la relación maestro-alumno, promoviendo e incitando a que algunos jóvenes adopten contra otros estudiantes e incluso docentes, actitudes anti-universitarias, pues donde deben prevalecer las propuestas, el diálogo, la tolerancia, el respeto, la honestidad, la ética y la solidaridad, de pronto aparecen los nubarrones de odio fabricado, deslealtades, diatribas, amenazas y engaños, contaminando con esto, las relaciones que perduran más allá de una elección, por ello, desde esta tribuna periodística propongo que en las próximas elecciones de la UAZ, tanto docentes, trabajadores administrativos y alumnos, construyamos unas campañas electorales a la altura de la gran comunidad universitaria, a través de las cuales, los aspirantes a los cargos ofertados en la próxima convocatoria de elecciones, realicen una contienda de calidad, rica en alternativas y opciones para que nuestra Alma Mater ascienda a mejores niveles educativos y financieros. De tal suerte, en nuestra institución deben ganar las propuestas, las trayectorias académicas y el trabajo, pues estoy totalmente convencido de que una candidatura no se hace de la noche a la mañana ya que aquí en la UAZ, cuentan y trascienden las acciones, los comportamientos, los méritos y los tratos, por lo que vender electoralmente una personalidad funesta como un ser de luz, será definitivamente imposible. Así pues, nos pronunciamos totalmente en contra de una política universitaria barata y de tendencia retrógrada, menos aun, debemos permitir el acoso político contra los estudiantes pues debido a su inexperiencia, son objeto del cobro de favores académicos, sanciones inquisitorias por no alinearse a determinado candidato, amenazas reprobatorias o el no otorgamiento del título universitario. Por ello, propongo difundir ampliamente la normatividad universitaria relativa a la protección de los derechos de todos los universitarios para evitar la coacción y manipulación del voto, ya que lo peor sería que permitiéramos la construcción de un ambiente hostil al interior de las unidades académicas y que la cicatrización de las heridas, obstaculizara la vida institucional en detrimento de la alta encomienda que el estado le ha conferido a la Universidad. Considero importante que estemos alerta a los incipientes hacedores del terror con la finalidad de asesorar a los integrantes de la comunidad universitaria que han sido violentados en sus derechos humanos y universitarios, con el propósito de encausar ante el Tribunal Universitario, las controversias que pudieran suscitarse entre, académicos, académicos y estudiantes, estudiantes, académicos y directores de las unidades académicas o dependencias administrativas, entre estudiantes y directores de las unidades académicas o de dependencias administrativas, entre autoridades universitarias, cualquiera que sea su jerarquía, siempre y cuando no se trate de problemas electorales; y entre trabajadores y de éstos con los demás integrantes de la comunidad universitaria y sus autoridades, en los términos del artículo 37 del Estatuto General de la Universidad Autónoma de Zacatecas. En este contexto y, después de la temporada de vacaciones que se aproxima, la UAZ entrará en una face electoral muy importante por lo que nuestros jóvenes estudiantes deben estar totalmente convencidos de que afortunadamente en nuestra institución, no prevalece la ley de la selva ni la ley del más fuerte y, que los órganos colegiados como el H. Consejo Universitario estarán atentos al desenvolvimiento de nuestras elecciones conjuntamente con la Comisión Electoral Universitaria y las demás autoridades de nuestra Máxima Casa de Estudios. Ojalá que ante los ojos de la sociedad zacatecana, nuestras elecciones sean un ejemplo de civilidad democrática. ■

 

*Representante de Zacatecas ante el

Consejo Consultivo Nacional para el Desarrollo Sustentable

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ