Nortec Collective, fusión del lenguaje mundial de la música electrónica con el sabor del norte

Nortec Collective, fusión del lenguaje mundial de la música electrónica con el sabor del norte
Nortec Collective: Bostich + Fussible, durante su presentación en Zacatecas, donde causó una grata impresión al público. Por ahora alistan un proyecto para el Cirque du Soleil ■ FOTOS: ANDRÉS SÁNCHEZ

■ Al tiempo que inventan nuevos sonidos integran al proyecto a diseñadores y artistas visuales

■ Para tocar llegaban a rentar espacios y el propio equipo, con tal de dar a conocer su propuesta

El sonido del norte, expresado con la música norteña y de banda, ha sido llevado al mundo a través de los sonidos de Nortec Collective: Bostich + Fussible,  representados por Pepe Mogt y Ramón Amezcua, quienes con su propuesta muestran el estilo de vida de esta parte del país.

La historia del grupo empieza en 1999, aunque Pepe y Ramón ya tenían 10 años de conocerse. Ambos hacían música electrónica, pero cada uno en su estilo y sin incluir sonidos regionales.

Ese año, Pepe llegó con una mezcla de sonidos regionales de banda y música norteña, y empezaron el proyecto del Colectivo Nortec, el cual lo conformaron Bostich, Clorofila, Hiperboreal, Panóptica y Fussible; a raíz de eso fundaron la disquera Mil Records, recuerda Ramón.

Surgieron los primeros tracs, pero no sólo se limitaron a la creación de sonidos, sino que incluyeron a artistas  de Tijuana y de la Ciudad de México, como diseñadores gráficos y visuales entre otros.

 

Aunque al principio dedicaban al proyecto su tiempo libre, la agrupación y los compromisos, así como invitaciones a tocar se fueron dando, y desde hace 10 años se dedican en 100 por ciento a crear música.

Fue así que después de crear la discográfica Mil Records, sale a la luz el primer material llamado Tijuana Sessions Volumen Uno, y posteriormente se propusieron hacer una trilogía de Bostich+Fussible Remixes. Después volvieron a hacer una trilogía con Tijuana Sound Machine, Bulevar 2 mil y Hotel Baja.

Con este material, dieron a conocer los sonidos regionales de banda y norteña, así como la tambora sinaloense, en Europa, Asia, e incluso las Islas Polinesias. Con su proyecto, representan la música electrónica hecha en México con una identidad norteña.

“El tequila y el mariachi es algo que identifica a México en el extranjero, pero cuando escuchan el sonido del norte con el acordeón, la tuba y la trompeta, a la gente que no es del país le parece extraño. Finalmente terminan conectados en el sonido, lo llegan a entender y nosotros damos esa parte del sabor contemporáneo del norte con el sonido mundial de la música electrónica”, dice Pepe.

El colectivo se dedicó a difundir sus tracs, y poco a poco se da a conocer en la frontera de México un nuevo sonido, mexicano y electrónico, el cual representa y da identidad al estilo fronterizo de la vida en esa parte de la República.

Aunque Ramón reconoce que algunas influencias electrónicas las toman de grupos ingleses y alemanes, y del tecno-pop que se hacía en Europa, a partir de estos sonidos incluyeron la música de banda.

Estos sonidos se encontraban en el entorno cotidiano de los músicos y decidieron “reciclar” esos ritmos, que aunque no era la música que escuchaban, formaba parte de su cultura norteña y cuyo proceso ha concluido con Motel Baja.

Para los músicos, la música electrónica en México ha estado en constante evolución desde los años 70. Eran otros ritmos, pero consideran que los espacios y oportunidades para tocar siempre se han presentado.

Para tocar llegaban a rentar espacios y el propio equipo, con tal de dar a conocer su propuesta musical. De esta forma mucha gente pudo conocer el sonido Nortec, el cual ha llegado a diversos países del mundo.

Pepe dice que el movimiento de la música electrónica en México es favorable y hay buenas propuestas. Además, se han establecido festivales electrónicos en diferentes estados, lo que consolida el género.

En este sentido, Ramón señala que el proceso discográfico y creativo de Nortec ha concluido con esta última producción para realizar nuevos proyectos.

La idea, dice Ramón es seguir haciendo música electrónica, pero ya sin incluir los sonidos de tuba, trompeta y acordeón, pues buscan retomar la música electrónica pura, sin mezclar otros géneros, editando discos y vinilos.

Pero para dar seguimiento a lo que fue el sonido Nortec, actualmente se están dedicando a un proyecto musical para el Cirque du Soleil, el cual dice Ramón, lo consideran especial por el tema creativo que representa.

Entre sus presentaciones, recuerdan que fueron invitados en el séptimo Festival Internacional Chihuahua, Explanada del CCPN Ciudad Juárez. Asimismo, hicieron la musicalización del Pabellón Mexicano en la Feria Internacional de Hannover, Alemania, por Bostich y Fussible en 1999.

También se encargaron de la musicalización del Zócalo de la Ciudad de México por Bostich y Fussible para la celebración de la llegada del año 2000, ante más de 150 mil persona, la cual se transmitió por televisión.

Igualmente, se presentaron en el Coachella Valley Music and Arts Festival, en Indio, California, en abril del 2003, y han sido invitados al 32 y 37 Festival Internacional Cervantino en Guanajuato, en 2005 y 2009.

Una de las presentaciones que sorprendió a sus seguidores fue cuando estuvo Nortec Collective: Bostich + Fussible en la Inauguración de los 16 Juegos Panamericanos de Guadalajara que se efectuaron en 2011.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ