Deuda en México llegaría a 47% del PIB en 2016: J. P. Morgan

Deuda en México llegaría a 47% del PIB en 2016: J. P. Morgan

Ciudad de México. El nivel que ha alcanzado la deuda en México ya resulta “preocupante”, advirtió Gabriel Lozano, economista en jefe para México del banco de inversión J. P. Morgan al participar en la 11 Cumbre de Capital Privado.

La deuda representaba 35 por ciento del producto interno bruto (PIB) a principios de la década pasada pero previó que al final de este año llegue al 47 o 48 por ciento y “este, a final de cuentas, es un número relativamente preocupante si lo vemos aisladamente”.

El especialista mencionó también que la inflación y el tipo de cambio son otros retos que enfrentará México en este año. El tipo de cambio, dijo, puede cerrar en 18.10 pesos por dólar durante el primer trimestre pero llegar hasta los 18.50 pesos al finalizar 2016, pues advirtió que todavía se mantiene bajo presión por la volatilidad, los bajos precios del petróleo y las expectativas de un aumento en las tasas de interés en Estados Unidos.

En cuanto a los precios de bienes y servicios, declaró: “Los analistas ya no están comprando la idea de que la inflación va a seguir cayendo o se va a anclar en el 3 por ciento sino que la inflación va a empezar a repuntar y eso va a obligar al Banco de México a mantenerse bastante vigilante con las expectativas de las tasas de referencia”.

Si bien el economista de J.P. Morgan consideró que la economía de México se mantendrá estable durante 2016 con un crecimiento moderado de 2.4 por ciento (contra un pronóstico anterior de 2.8 por ciento de J.P. Morgan ) y descartó que las calificadoras le bajen la calificación soberana al país, dijo que éste enfrenta “riesgos balanceados”.

Comentó que aunque los requerimientos financieros del sector público tienen que ajustarse a la baja de la mano de una ley de responsabilidad fiscal que obliga al gobierno federal a anclar ingresos y gastos para mantenerse en línea el ajuste del déficit fiscal, los números al respecto están “bastante más altos” que hace unos años.

“Ciertamente estar en niveles cercanos a 50 por ciento son números a monitorear, decididamente pensando en los términos de riesgo hacia adelante y desde mi punto de vista, eso llama mucho la atención”, comentó Gabriel Lozano ante inversionistas extranjeros y nacionales.

Acotó que tal porcentaje de deuda puede ser, a final de cuentas, “un número relativamente preocupante si lo vemos de manera aislada” pero recordó que comparado con otras naciones como Brasil, Grecia, Japón y Estados Unidos que tienen una deuda de más de 50 por ciento, la de México es menor pero insistió de todo modos “llama la atención” por cuánto se ha incrementado.

Además, dijo que la cuenta corriente está muy bien financiada por la entrada de inversión directa, interesada en los sectores de telecomunicaciones y también en el energético, pese a la caída de los precios del petróleo.

Sobre el tipo de cambio sostuvo que el Banco de México y la Secretaría de Hacienda todavía tienen margen y “armas” para actuar de manera coordinada como lo hicieron recientemente y restarle presión al tipo de cambio, entre ellas utilizar las reservas internacionales de manera eficiente.

Precisó que hasta el momento sólo se han inyectado 2 mil millones de dólares al mercado cambiario, por lo que al cierre de 2016 las reservas internacionales pueden ser equivalentes al 15 por ciento del PIB y bajar a 14 por ciento en 2017. Así que, dijo, no debe haber preocupación sobre la pérdida de divisas por la intervención con las “moderada y calculada” con las mismas en el mercado cambiario.

En cuanto a la inflación mencionó que se mantendrá estable en 2016, pero acotó que aunque se mantiene controlada y los precios bajaron sobre todo por la reforma en telecomunicaciones que ha provocado que las tarifas de la telefonía móvil hayan caído “de manera dramática”, la inflación repuntará.

Indicó que “es un hecho que las tasas van hacia arriba”, pero dependerá de la decisión que tomen en la Reserva Federal de Estados Unidos y aunque consideró que el Banco de México es muy discrecional al respecto, la tasa aquí podría subir hasta 4.75 por ciento en este año, contra el 3.25 registrado actualmente.

En cuanto al sector energético, el economista en jefe de J.P. Morgan señaló que aunque es “sexy” hablar del sector petrolero, en realidad el eléctrico o el de gas natural resultan más atractivos. La reforma energética, dijo, ha sido un poco decepcionante dado el choque de los precios del petróleo pero mantiene el interés de los inversionistas y, por otro lado, mencionó que ha habido un repunte en el consumo interno, lo mismo que en el empleo.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ