Las + Recientes

El presente, el futuro: el juego

El presente, el futuro: el juego

El Dr. Axel Didriksson Takayanagui, investigador educativo de excelencia en la UNAM, una vez más vino a la UAZ, en coherencia con su fortaleza académica y su forma, abierta y amable, de ser universitario, que le facilita cooperar a donde va, para participar, difundir y promover su idea de universidad pública y los retos que enfrenta en este tiempo mundial, estatal, institucional y universitario, cuya ausencia de novedad consiste, al nivel federal, en continuar: prestar, promover e imponer obediencia al neoliberalismo. Peña, Videgaray, Nuño, lo obedecen, con todo y sus reiterados fracasos por eliminar el pensamiento libre en las universidades mexicanas, públicas, con todo y ser desiguales en su particularidad y cultura, internas. Instituciones a las que se quiere someter vía financiamiento público, estatal y obligatorio, sin tomar en cuenta sus esfuerzos y posibilidades para concurrir, con su desarrollo académico y autonomía, a ayudar a cubrir, plantear y formular en su entorno,  problemas concretos de su inmediata sociedad, desde la óptica incluso de ayudar a conocerlos, formularlos y potenciar con  sus sujetos (y actores,) individuales o colectivos, más concretas posibilidades de estudio y desarrollo, mediante incrementos en su complejidad. Eso se debe fortalecer.

No hacerlo, evidencia que el impulso a esta dinámica no es un asunto meramente académico ni coyuntural, sino, un primer paso para ir más allá en la necesaria incursión universitaria en su entorno, que no se agotará con las elecciones a celebrar en la UAZ en este año, para renovar autoridades universitarias; ni en el Estado, sino será un proceso en el que se profundice la discusión del ser y del quehacer universitario, societal y estatal, capaz de llamar a debatir y debatir, sobre el ser universitario, o el ser universidad,  ni sólo su presente o la inmediatez, sino todo lo contrario: se trata de facilitar a los universitarios, todos, estudiantes de cualquier nivel y unidad académica, concurrir a aportar ideas y debatir sobre cómo y cuál pudiera ser hoy la novedad en la UAZ o en la sociedad y en el estado de Zacatecas. Eso impone, estudiar más de lo ordinario y con mayor intensidad: forma de prepararse para escribir, discutir y debatir las bases y las formas de convocar a los demás a organizarse para pensar y discutir, entre todos aquellos que quieran y se preparen para hacer todo eso en común, tal y como es hoy la UAZ, o debería: escudriñar, recuperar y escribir su historia, como ya se hace y discutir sobre lo existente: su historia, su presente, su reforma, su rediseño, que no es otra cosa, sino el diseñar su siguiente estrategia y construir un correspondiente futuro.

¿Si no se hace eso, todo sigue igual? Al contrario, si todo sigue igual, no es presagio de fracaso, es un fracaso: si todo sigue igual. Aunque se haga el recuento de los daños y se señalen patiños, etc. Por supuesto, cada agrupación, de coyuntura o no, cada fuerza, estructurada o no, resentirá el revés por no definir el futuro, su futuro y tendrá que hacer algo, ¿con visión prospectiva? para no desaparecer. Si no lo hace, habrá perdido también la posibilidad de aprender y con ello, la capacidad de controlar su derrota de cara al futuro, al que, según ella, debe definir. Si no inicia la espiral en un sentido, será arrastrado en otro. En interacción, nunca, se nada de a muertito.

Por supuesto, imagino, además de la disertación pública de Axel, debió de haber reunión o reuniones intensas para aprovechar lo más posible su visita. ¿Qué quedó? Su contacto, la posibilidad de intensificar la comunicación con él, a raíz de lo aprendido y corregido, qué se yo. Nada se diga respecto a la posibilidad misma, hoy incrementada, hasta para insistir en construir candidaturas a Rector, Gobernador, Directores, Consejeros, etc.

En lo inmediato, algo posible de hacer, aunque fuese para aprender. Si en cuestiones de desarrollo social, económico político, etc., ya se tienen acervos y avances, algo pudiera hacerse como experimento, así fuese para propiciar controlar los propios o colectivos demonios y afianzar el aprendizaje para el futuro y su diseño, el del futuro. Asunto que no todo mundo realiza aunque lo necesite como recurso estratégico, en tanto eso, se supone, debe ser el campo de interés, definir los escenarios posibles, en función de lo que se quiere ser, precisamente, en el futuro. Lo necesita la subjetividad de los sujetos y actores, lo necesita la objetividad de los procesos sociales y políticos, no sólo los económicos. Los incrementos de densidad a obtener, está en sus manos alcanzarlos, o la dilución de los procesos.

Finalmente, ¿a qué viene todo esto? Por lo pronto, a observar si somos “sujetos” u “objetos” de proyectos y tratar de saber, entre qué proyectos en disputa, se vive, y lo axial de aquellos que en este momento están en juego o en lucha: ¿poder y dinero? O en la UAZ, ¿sólo prevalece la academia? ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ