¿Es vergonzoso aspirar a un cargo político a través de Morena?

¿Es vergonzoso aspirar a un cargo político a través de Morena?

De acuerdo con la nota de la periodista Raquel Ollaquindía publicada ayer en La Jornada Zacatecas, en la visita a la entidad del dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) realizada antier y ayer, insistió en que Morena no se creó como medio para alcanzar puestos políticos, sino que lo importante del movimiento es que tiene como objetivo luchar “por un verdadero cambio en el país”. En este sentido, señaló que los puestos políticos, “así nada más por el cargo o por la parafernalia del poder”, no sirven de nada; además concluyó que es relativamente fácil obtener uno “siendo medianamente inteligente o lambiscón, pero eso no sirve”. López Obrador advirtió, en el mismo sentido, que “el que quiera hueso, que se vaya al PRI o al PAN o al PRD”. Así reaccionó frente a las expresiones de inconformidad de unas decenas de fundadores de Morena por las imposiciones de los candidatos de su partido para el proceso electoral local que está en marcha. Dejó de lado el hecho de que él mismo ha señalado que el cambio se logrará por la vía electoral, conquistando cargos públicos, en especial la presidencia de la República, definición que comparto plenamente, lo mismo que millones de mexicanos. Por ello deduzco que aspirar a una candidatura para aplicar el programa de ese partido no tiene nada de vergonzoso.

Es necesario tener presente que tanto Morena como los demás partidos registrados legalmente están obligados a cumplir lo estipulado en el artículo 41 de la Constitución, en especial donde afirma que: “Los partidos políticos tienen como fin promover la participación del pueblo en la vida democrática, contribuir a la integración de los órganos de representación política y como organizaciones de ciudadanos, hacer posible el acceso de estos al ejercicio del poder público, de acuerdo con los programas, principios e ideas que postulan y mediante el sufragio universal, libre, secreto y directo,…” lo que explica su participación en el proceso electoral local que culminará con la renovación total de los poderes ejecutivo y legislativo, así como de los 58 ayuntamientos que integran el estado de Zacatecas. Utilizando el lenguaje popular utilizado por AMLO, están en juego muchos “huesos” en la entidad.

Si además recordamos que muchos de los fundadores inconformes se inscribieron en Morena precisamente porque están convencidos de que el país requiere un verdadero cambio y de que la nueva organización política es el instrumento idóneo para lograrlo, y que por ello trabajaron como el resto de los fundadores consiguiendo votos para conquistar su registro legal en junio del año pasado, entonces debe admitirse que tienen toda la razón y el derecho de exigir explicaciones sobre su exclusión de las candidaturas para asignarlas a personas que en las últimas dos décadas han militado en el PRI, en el PRD, en el PT, en Movimiento Ciudadano y ahora en Morena.

Lamentablemente, lo que realmente quiso decir el líder de Morena es  que los “huesos” que busca conquistar Morena en Zacatecas están reservados únicamente para quienes han sido agraciados por el visto bueno del ex gobernador Ricardo Monreal Ávila, y que los miembros de Morena que aspiran legítimamente a una candidatura, pero que no cuentan con ese aval, deben buscarlo en otro partido. Es evidente que no se requiere compartir los ideales, objetivos y propósitos de la institución denominada Morena, sino que el requisito indispensable es tener ese visto bueno. Si en realidad importaran los principios, valores y ética política contenidos en los documentos de Morena, a los cuales AMLO ajusta su conducta personal, ni Ricardo Monreal ni buena parte de su equipo más cercano deberían ser premiados con un “hueso” en Morena pues su paso en la administración pública ha demostrado que su propósito principal ha sido, y es, acrecentar su patrimonio para conquistar más posiciones políticas, para acrecentar su patrimonio, para conquistar…, y así hasta que los ciudadanos lo permitan. Los zacatecanos medianamente informados saben que el patrimonio acumulado no corresponde a los salarios devengados y que supera con mucho el patrimonio de cualquier otro ex gobernador del estado en el último medio siglo.

Ante el desprestigio de la clase política y de los partidos políticos parece muy pertinente decir que hoy es más importante definir el “qué” hacer en el gobierno, que reflexionar sobre “quién” debe ser el responsable de conducir las instituciones estatales, pero ello es un error porque es evidente que las tareas que hoy desempeñan las autoridades electas, por ejemplo un gobernador, son muy importantes y afectan a tantas personas que la reflexión pública intensa y a fondo sobre los aspirantes se vuelve fundamental. He decidido publicar hoy estas notas porque las campañas serán muy cortas y deseo contribuir a eliminar la simulación. Asumamos que la decisión de AMLO de dejar que Morena en Zacatecas sea una empresa más del corporativo Monreal, contradice la ética política de su propio proyecto y, de tener éxito, condena a nuestra entidad a padecer otro cacicazgo como el que sufrió por dos décadas a mediados del siglo pasado, durante el denominado reynosismo. Eso es lo último que deseo para el pueblo del que mi familia forma parte.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ