Las + Recientes

El Renacido, la lucha por seguir respirando

El Renacido, la lucha por seguir respirando
/// Leonardo di Caprio en The Revenant.

La película The Revenant (El Renacido) de Alejandro González Iñárritu, ubicada implícitamente en el siglo XIX, narra la historia de un hombre que guía un grupo de cazadores al interior de las tierras del oeste norteamericano, en la búsqueda de pieles, y en cuyo camino, tiene que luchar con los nativos de la zona, y las adversidades de un gélido clima, capaz de arrancar la vida a cualquiera que no tome las mínimas precauciones necesarias para estar en él.

La historia, aparentemente sencilla, está arropada por un escrupuloso trabajo técnico que implicó filmar en el orden cronológico de la película, en temperaturas de hasta 25 grados centígrados bajo cero, y solamente con luz natural, por lo que se llegaba a rodar sólo dos horas en un día, inicialmente en Calgary, Canadá, y posteriormente, al no haber la nieve suficiente en ese lugar, en Argentina.

Tiene 12 nominaciones al premio Óscar, entre los que están mejor película, fotografía, montaje, diseño de producción, efectos visuales, maquillaje, montaje sonoro y mezcla de sonido, vestuario, dirección, mejor actor de reparto, y por supuesto, mejor actor, y parece que ésta podría ser la esperada oportunidad de que Leonardo Di Caprio gane un premio de la academia después de varias nominaciones sin conseguirlo.

Es curioso, el actor norteamericano no pudo lograrlo ni a los 22 años, haciendo un papel de discapacitado mental, personaje que fascina a la academia, en ¿A quién ama Gilbert Grape? (como actor de reparto); tampoco obtuvo un Oscar, haciendo el papel del joven encantador y enamorado en Titanic, la película más importante de las últimas décadas; ni con la exitosa Atrápame si puedes; y ni siquiera la mano experimentada de Martin Scorsese en Pandillas de Nueva York, o de Quentin Tarantino en Django, desencadenado, fueron suficientes para que obtuviera el galardón.

Es pronto para decirlo, pero para algunos, ésta podría ser la oportunidad de DiCaprio de hacerse del ansiado premio.1

Sería interesante que así fuera, pues en éste, a diferencia de sus otros filmes, más que construir un personaje, parece deconstruirlo.

Sus diálogos son pocos, casi nulos, toda la carga actoral está en su expresión corporal. Y más que llevar al espectador a imaginar, a olvidarse de sí mismo y meterse en la piel de alguien más, logra meternos en la propia haciendo de su personaje un espejo de nuestras propias luchas internas.

En El Renacido, DiCaprio no hace más gracia que sobrevivir; al hambre atroz, al frío pasmante, a la soledad, a la desesperanza, a la podredumbre propia, y a la de la humanidad misma. Hugh Glas (DiCaprio), no hace más que respirar, y seguir respirando cuando ya no hay razón para hacerlo, cuando ya no hay nada que lo justifique, y sólo lo tiene en pie lo más oscuro que puede haber en uno mismo. Respira y sigue respirando, lucha contra una osa, se alimenta, se esconde, huye y pelea sólo sostenido en los oscuros sentimientos que el cristianismo nos enseñó a mantener ocultos y reprimidos.

Ignoro las posibilidades de ganar el premio de la Academia que tiene DiCaprio y la película en general, pero resulta interesante el éxito obtenido de un film que apela a lo más primitivo, el instinto de seguir vivo, y a esas cualidades que afloran para dejarnos ver, que sin importar geografías y temporalidades, todos somos salvajes.

 

1 Un grupo de zacatecanos ya convoca a festejar –de lograrse- el triunfo de DiCaprio en la Alameda Trinidad García de la Cadena, el 22 de febrero, como si fuera un partido de la selección mexicana de futbol.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70