Cuatro siglos después… Vigencia del Quijote

Cuatro siglos después… Vigencia del Quijote

La Gualdra 228/Libros

Imposible compilar en cualquier espacio las grandezas contenidas y proyectadas en una obra artística (clásica) como la creada por Miguel de Cervantes (1547-1616), Don Quijote de la Mancha, publicada en 1605, primera parte, y 1615, segunda.

¿A quién recurrir? ¿Bajo qué esquema de estudio abordar la obra? ¿Mediante qué estructuras de pensamiento volver a ella? ¿Cómo leerla ahora, releerla, que se cumplen 400 años de su edición final, mismo tiempo de la muerte de su autor: el hijo de Rodrigo de Cervantes y Leonor de Cortinas, bautizado en la parroquia de Santa María la Mayor de Alcalá de Henares el 9 de octubre de 1547, muerto en abril de 1616 en el villorrio de Madrid, calle del León, (a la edad de 68 años) y cuyos despojos apenas acaban de encontrarse en el convento de las Trinitarias Descalzas, en la ahora megalópolis madrileña.

Clásico, escribió recientemente Emilio Lledó, es una palabra que “viene etimológicamente del latín classis, classicus, que era el clarín que convoca y, al mismo tiempo, el ciudadano de primera clase, no por su eventual poder económico sino, sobre todo, porque era alguien ejemplar y que, por ello, podíamos mirarnos en él para ser mejores”.

Así quisiéramos mirar al Quijote hoy. Como el ideal de un hombre, de carne y hueso, no exento de nada de lo perteneciente a lo humano, alcances y tropiezos incluidos. Acaso la novela más original e influyente de la literatura universal y, no tengo duda, motivo central de las miles de actividades que marcarán el calendario cultural hispanoamericano de este recién inaugurado 2016.

 

Obras cervantinas

¿Muestras de ello? Una: la publicación de una versión “puesta” en castellano actual “íntegra y fielmente” por el escritor español Andrés Trapiello, en la que tardó catorce años.

Un Quijote “modernizado”, actividad no exenta de polémica, que por supuesto es también puerta al encuentro con ese “espíritu rebelde y justiciero que lleva al personaje a asumir como su responsabilidad personal cambiar el mundo”, de acuerdo a Mario Vargas Llosa.

Otra: el pequeño (bello) libro de Margit Frenk, también novedad en librerías, Don Quijote ¿muere cuerdo? Se trata de nueve textos de la autora, confesada cervantista, donde se advierte de “andurriales secretos y malabarismos” contenidos en la magna obra. En su lectura panorámica, la especialista de la UNAM no se detiene en los llamados “descuidos y dislates” que ciertos académicos se empeñan en encontrar en Cervantes. La suya es una visión de lectora convencida de que Cervantes “trabajó su texto con un enrome cuidado, con una tención exquisita en los detalles”.

“Su genio, su libertad creadora y esa manera que tenia de sacarle todo el fruto a su interminable inventiva y de divertirse escribiendo, todo ello debe darnos la seguridad de que él sabía muy bien, pero muy bien, lo que hacía”.

 

RECUADRO

El más gallardo, el más hermoso

  1. Del Quijote, uno de los títulos más traducidos de la historia, habrá próximamente una versión al lunfardo (a cargo de la Academia Porteña de Lunfardo, en Buenos Aires, Argentina).
  2. Del Quijote, libro que contiene su modernidad en “el espíritu rebelde y justiciero que lleva al personaje a asumir como su responsabilidad personal cambiar el mundo”, de acuerdo a Mario Vargas Llosa, existen versiones cinematográficas, musicales, operísticas, teatrales, plásticas…, tan diversas como atinadas, o no.
  3. El Quijote, “el más sublime de los libros que han escrito los hombres”, según definición de Julián Amo, llegó pronto a México a bordo del “Espíritu Santo”, nao que atracó en el puerto de Veracruz el 28 de septiembre de 1605. Traía, entre otras mercancías, 160 ejemplares del título. Desde entonces su paulatino arraigo en tierras americanas, recordada la negativa real a Cervantes para viajar al nuevo continente.
  4. Del Quijote, “canto a la libertad”, de nuevo Vargas Llosa, se han descargado mediante Amazon 302 mil ebooks, siendo España y Estados Unidos los países con más números de estas.
  5. El Quijote, la novela que cada año leía Faulkner.
  6. El Quijote, novela de hallazgos y refranes (escarmenar, decía mi abuela por desenredar).
  7. “Desocupado lector: podrás creerme sin tener que jurarlo que querría que este libro, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo, el más juicioso que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir el orden de la naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante […]”.

Ésta, una de las diez frases más subrayadas del Quijote, en conteo de la misma Amazon.

 

000

Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha. Puesto en castellano actual íntegra y fielmente por Andrés Trapiello, Destino, España, 2015, 1018 pp.

Margit Frenk, Don Quijote ¿muere cuerdo?, FCE, México, 2015, 168 pp.

*[email protected]

http://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-228

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ