Las + Recientes

Posibilidad de que la Federación apoye a la UAZ en el cierre de año se desvanece cada día: Moctezuma

Posibilidad de que la Federación apoye a la UAZ en el cierre de año se desvanece cada día: Moctezuma
Los salarios de los funcionarios están por encima de la media nacional entre 15 y 20 por ciento, señaló Miguel Moctezuma Longoria, docente universitario ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

■ Ya no es cierto que el Estado rescate a la Universidad en tiempos de dificultad financiera, asegura

■ Grupos políticos usan métodos de control para seguir conduciendo la Máxima Casa de Estudios

Mientras las autoridades de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) y los grupos políticos suponen que Gobierno Federal asignará recursos extraordinarios para cerrar 2015, como ha ocurrido en años anteriores, la realidad es que esa posibilidad se desvanece cada vez más, afirmó Miguel Moctezuma Longoria, profesor de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo.

“Yo creo que ya no es cierto que el Estado siempre rescata a la UAZ en momentos de dificultad financiera y que ellos tienen información que no nos están facilitando. Estoy convencido que saben que por esa vía nos están cerrando la llave y por eso tenemos menos capacidad de negociación y convencimiento a las autoridades federales”, expresó.

En ese sentido, calificó como irresponsables a los grupos políticos y sus líderes, pues utilizan métodos de control con el objetivo de mantenerse en la conducción de la Máxima Casa de Estudios de la entidad.

El problema reside, desde su punto de vista, en que aun no existe un núcleo de académicos dispuesto a emprender iniciativas que permitan distanciarse de la política corporativa de los grupos.

En caso que Gobierno Federal rechace la asignación de recursos extraordinarios a la UAZ, como ha sucedido con otras universidades, y si no se paga alguna de las prestaciones antes de diciembre, “entraríamos a una situación donde el mensaje es que llegamos al punto cero y de aquí en adelante la intervención del Estado estaría muy cerca”, según explicó Moctezuma Longoria.

En tal escenario, “el lenguaje de la autonomía no puede ser utilizado para ser impunes, puesto que no hay nada que indique certeza de que se van a entregar fondos extraordinarios a las universidades, y eso es grave”.

El argumento que utilizarán las instancias federales para negar recursos a la universidad, dijo, será que los salarios de los funcionarios están por encima de la media nacional entre 15 y 20 por ciento y que reciben bonos que no les corresponden, además de que hay una lista de más de 80 docentes que vendieron sus prestaciones y sin embargo siguen cobrándolas.

También aludirán que la Universidad tiene funcionarios ficticios que fungen como “vicerrectores”, tales como los coordinadores de área, quienes “no han trabajado en ello y por lo tanto no tienen razón de ser”.

Otra justificación para negar recursos a la institución, agregó Moctezuma Longoria, es que tiene un exceso de trabajadores, muy por encima de que se recomienda en proporción a los docentes y estudiantes, al igual que hay exceso de docentes por encima de lo autorizado por la Secretaría de Educación Pública (SEP), lo cual pudo resolverse abriendo nuevas opciones educativas.

Moctezuma Longoria expuso que en las gestiones de recursos “nos van a decir que tenemos programas con ausencia de estudiantes, a veces con dos, cuatro, siete o 12, pero eso no se puede justificar. Nos van a decir también que no hemos promovido la movilidad estudiantil y que tenemos una estructura académica por área muy interesante pero que algunos ya plantean su desmantelamiento a través de la idea de otra reforma”.

Aseguró que Gobierno Federal, tarde o temprano, responderá “que se está preparando el terreno para no cambiar, por lo que será muy difícil convencer que requerimos más recursos”.

Asimismo, advirtió que un sector de universitarios plantea la realización de una “campaña de persecución” que puede ser justificable, pero desde la perspectiva política puede ser peligrosa, sobre todo ante la necesidad de cohesionar la Universidad.

Entonces, la UAZ ha llegado a una situación de punto de quiebre en la que “otros sean los protagonistas”, a fin de darle credibilidad a la institución. Por ejemplo, reducir el salario de los funcionarios, en efecto, no mejoraría en gran medida la condición financiera, pero sí generaría condiciones de cohesión interna e impacto ético hacia el exterior, concluyó Moctezuma Longoria.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ