Las + Recientes

No descarta PGJEZ cualquier móvil en asesinato de maestro, incluso crimen de odio

No descarta PGJEZ cualquier móvil en  asesinato de maestro, incluso crimen de odio

■ Existen varios indicios que hacen cuestionarse si la verdadera razón fue el robo: Nahle García

■ Sería bueno utilizar el Registro del INE para investigaciones criminales, comenta procurador

 

Entrevistado sobre la posibilidad de que el asesinato del docente universitario Armando Haro Márquez se inscriba en los denominados crímenes de odio, esto es, los perpetrados contra víctimas por causas raciales, de género u orientación sexual, en tanto que el también artista e ingeniero practicaba la bisexualidad, Arturo Nahle García, procurador de Justicia del estado dijo, “en este momento no descartamos ninguna línea de investigación”.

El cuerpo de Haro Márquez describió el procurador, fue encontrado “esposado, con esposas parecidas a las que usan los policías, con las manos hacia atrás. Y estaba amarrado de los tobillos con un cordón y luego fue asfixiado con una bolsa de hule en la cabeza. Su cuerpo fue dejado en el interior del baño de la casa y luego echaron encima del cuerpo toda la ropa de él. Se la dejaron encima como queriendo ocultar el cuerpo”.

Según la organización Letra S (La Jornada. Número 130. Jueves 3 de mayo 2007), un crimen de odio y concretamente los que tienen como víctimas a personas por causa de la homofobia se ejecutan “con extrema violencia y saña, lo que refleja la necesidad psicológica del victimario no sólo de infligir un daño a la víctima, sino de castigarlo hasta el exterminio”.

No obstante señalar que fundamentalmente la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) trabaja sobre la línea de robo, Nahle García dijo que “las personas que ingresaron a su domicilio se llevaron diversos objetos y su camioneta que efectivamente ya recuperamos, sin embargo, aunque ésa es la línea natural, hay cosas que nos hacen dudar de que el verdadero móvil fuera solamente robarlo.

Por ejemplo no encontramos que haya habido el uso de la fuerza para ingresar al domicilio. Pareciera que la persona o personas que ingresaron lo hicieron porque tenían la llave de la puerta o porque el propio Armando les abrió”. Y no hay indicios, agregó, de que hayan forzado tampoco ventanas.

De manera contradictoria Nahle García dijo “se están investigando sus relaciones personales, sus vínculos”, para añadir luego, “en cuanto su vida privada nosotros no hemos entrado a investigar la vida de la víctima, a quien tenemos que investigar es a los victimarios, a quienes estamos buscando es a los victimarios, sin embargo yo desconozco las preferencias sexuales que haya tenido”.

Letra S también señala en su artículo, los crímenes de odio son una construcción social y añade, la discriminación hacia estas minorías “ha subsistido en los mismos cuerpos de impartición de justicia, donde al denunciarse un crimen donde la víctima es un homosexual o una lesbiana, de inmediato se procede a calificarlo como un crimen pasional, desechando por esta vía todo vínculo con lo que pudiera considerarse un crimen de odio, haciendo de la víctima el responsable de lo sucedido”.

Agrega el texto sobre la caracterización del criminal en estos casos, “está convencido de que la falla no está en él, sino en el objeto de su odio, lo que de inmediato le exime de todo remordimiento o sensación de culpa”.

Nahle García agregó sobre la muerte del docente, “no deja de ser un caso complejo, pero tenemos algunos indicios que consideramos que nos van a ayudar muchísimo para dar en un corto o mediano plazo con el paradero de, él o los responsables”. Entre estos indicios existen pruebas dactiloscópicas y genéticas, aseveró.

“Sin embargo, esas muestras tenemos que cruzarlas con bancos de información de los que adolece nuestro país”.

Al respecto manifestó “yo creo que sería muy bueno que el principal banco de datos que tiene nuestro país pudiera ser utilizado para investigaciones criminales y me refiero al Registro del Instituto Nacional Electoral (INE)”.

Dijo es éste el banco de datos más completo que hay en México, pues contiene 80 millones de fotografías, huellas digitales, de nombres, domicilios y firmas, que no obstante, “no se pueden utilizar por Ley”.

“Creo que es algo que debieran reconsiderar los partidos políticos eliminar de la legislación electoral ese candado”, dijo. Y añadió, “si yo pudiera utilizar ese banco de datos, ya tendría en este momento en la cárcel al asesino de Armando Haro…y a otros”.

Expuso, ha comentado a los familiares del doctor en Filosofía por la UNAM, “nos tengan confianza y un poquito de paciencia. Estas investigaciones no son sencillas, no son fáciles, pero regularmente damos con el paradero de los sujetos activos de este tipo de crímenes”.

Ejemplificó en este sentido con el caso del camarógrafo, editor y reportero de Canal 9, Nolberto Herrera Rodríguez, que sin duda, añadió, “en este caso sí se trató de un crimen de odio”.

“Nos tardamos poquito más de tres meses en completar la investigación pero finalmente logramos armar perfectamente la teoría del caso, lo llevamos al juez de control y éste nos obsequió la orden de cateo y posteriormente fue vinculado legalmente a proceso penal por el delito de homicidio calificado”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70