La crisis en la que nos está hundiendo el PRI de Peña Nieto

La crisis en la que nos está hundiendo el PRI de Peña Nieto

Desde esta víspera de Navidad las ominosas señales de lo que nos espera en los meses por venir de un año nuevo 2015 que con toda seguridad será difícil, no dejan de hacer sentir su presencia, además de la carestía y los bajos salarios, una inmensa mayoría de los trabajadores mexicanos resintió el impacto en su aguinaldo de hasta una tercera parte de su prestación navideña, con la consiguiente caída en las ventas de los artículos de temporada, y una esperada cartera vencida, en la que entrarán muchas familias al no contar con ese esperado respiro financiero que en su mayor parte, servía para saldar cuentas atrasadas o realizar compras de algunas cosas necesarias y largamente aplazadas, y esto… más los impuestos que ya vienen.

Muy probablemente esta será una de las navidades más humildes que tendrán los trabajadores en los últimos años, pero puede ser aún peor, el inicio de una temporada de vacas flacas, que sólo puede terminar con la salida de este régimen de Los Pinos. En medio de la euforia por haber cedido o regalado el petróleo a empresas extranjeras, cae como balde de agua helada la mala noticia de que el ingreso petrolero aún es fundamental para contar con el presupuesto que se aplica para todos los rubros del gasto gubernamental, y estamos extrayendo menos que nunca, estamos en medio de una guerra especulativa por los actores financieros y productores petroleros, por lo que los precios del crudo están por los suelos, y con ello, se esfuman las divisas e ingresos del Estado aportados por el petróleo.

Este es el panorama, la cotización promedio de la mezcla mexicana cayó de 112.82 dólares por barril a 60.67 dólares, un 46 por ciento entre marzo de 2012 y el 3 de diciembre de 2014, en este momento estamos viviendo un desplome de precios internacionales del petróleo, situación que se mantendrá en 2016, al menos, debido a dos factores, a la sobreproducción de crudo, y al mismo tiempo, una endeble demanda de hidrocarburos debido al nulo crecimiento de la economía internacional y la guerra de precios llevada a cabo por algunos oferentes convencionales de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), con altas reservas y bajos costos de producción como Arabia Saudita, para tratar de sacar del mercado a los nuevos productores, sobre todo estadounidenses, que emplean las tecnologías de fracturación hidráulica.

Esto significa que la otra esperanza del priísmo peñanietista de que grandes inversiones llegaran a territorio mexicano, a fin de invertir en el fracking, cae por tierra, no llegaran, o llegarían con retraso los esperados y omnipublicitados capitales privados destinados hacia las zonas de exploración y explotación que requieren altas inversiones y tecnologías complejas (gas de esquisto, la fracturación hidráulica o fracking), debido a la caída de los precios del crudo, inversiones que a final de cuentas, en el ya remoto caso que se diera, de poco beneficiarían a los mexicanos, debido a que sólo generarán ganancias a sus dueños, no a nosotros.

Y es que haciendo lo mismo por décadas, con la operación de un modelo económico neoliberal, del que ha venido quedando más que demostrado que no sirve para nada, cuestionado por los principales estudiosos de la economía en el mundo, no se pueden tener resultados diferentes, como queda demostrado en el decir y el hacer de Peña Nieto, para 2013 el corrupto secretario de Hacienda, Luis Videgaray programó un crecimiento de 3.5 por ciento, tasa que más que apostar a una actividad más dinámica, sólo evidencia el proceso de desaceleración económico a partir del pico de 2010 (5.1 por ciento en 2011 y 2012 fue de 4 por ciento ). La meta fue ajustada cuatro veces y cerró el año en 1.4 por ciento, la variación más baja desde la recesión de 2009 (-4.7 por ciento) y para este año las cosas no fueron mejor.

A diferencia de 2013, cuando el gasto programable real del sector público aumentó 3 por ciento y la inversión estatal directa cayó 3 por ciento, en enero-octubre de 2014, el gasto programable del sector público se elevó en 9.3 por ciento, comparado con el mismo lapso del año anterior, y la inversión estatal directaen 24.7 por ciento. Así, el déficit fiscal real se incrementó en 93 por ciento (pasando de 218 mil millones de pesos a 437 mil millones). Y desde la segunda mitad de 2014 el Banco de México (Banxico) redujo su tasa objetivo nominal de 3.5 por ciento a 3 por ciento. Promediando con la inflación, la tasa es negativa en 1 punto porcentual, es decir, decrecimos, y quieren completar el presupuesto llenándonos de impuestos.

No podemos tener resultados diferentes cuando se sigue haciendo exactamente lo mismo, en tanto se le siga apostando a un modelo económico neoliberal, que ya ha demostrado hasta la saciedad por más de 30 años su inoperancia e ineficacia para beneficiar a una nación, las cosas irán de mal en peor, el PRI y Peña Nieto nos mintieron, nunca podremos mejorar los estándares y niveles de vida con esta manera de administrar a un país, la única forma es cambiar el modelo económico, y esto el PRI jamás lo va a hacer, ya vendieron al país, tienen compromisos con el gran capital internacional, y sólo una izquierda en el poder, comprometida con la ciudadanía, y con los intereses de la sociedad mexicana lo haría, se debe de eliminar el modelo neoliberal de manejo económico, e implementar un modelo de justicia social, un modelo que priorice los más elevados intereses de la nación, no los de los entes financieros internacionales, sólo así mejorará el nivel de vida de los mexicanos.

Mexico está ya entrando en este proceso, y este año 2015 que está por iniciar, los mexicanos, unidos en un gran movimiento social, ciudadano, trabajaremos por revertir este modelo, y de una vez por todas, iniciar juntos una nueva era en donde todos los mexicanos tengamos otras perspectivas de vida, donde la esperanza habrá paso a las realidades de un futuro mejor para todos, y que ahora sí, se dé una verdadera alternancia de gobierno, y estas épocas de carestía, de inseguridad, de violencia institucional, de injusticia generalizada y corrupción sea cosa del pasado, eso es lo que los mexicanos merecemos, y es lo que desde esta trinchera deseamos para todos, ¡una feliz Navidad!

 

*Coordinador de la Comisión Operativa de Movimiento Ciudadano en Zacatecas

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70