Nueva York reconoce “crisis de confianza” en la justicia

Nueva York reconoce “crisis de confianza” en la justicia

Nueva York / Berkeley. El principal fiscal del estado de Nueva York buscaba el lunes obtener poderes para investigar todas las muertes de civiles desarmados a manos de la policía en su territorio, en medio de una serie de protestas, en ocasiones violentas, contra la decisión de dos grandes jurados de no procesar a oficiales por la muerte de dos hombres negros que no portaban armas.

El día después de que una irritada multitud lanzó piedras y otros objetos en el norte de California contra la policía, que respondió con gases lacrimógenos, el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, afirmó que hay que actuar para acabar con la “crisis de confianza” en el sistema de justicia criminal.

No quedó claro si el gobernador, Andrew Cuomo, otorgará a Schneiderman los poderes que busca. Como alcalde demócrata de Nueva York, Cuomo transita por una delgada línea, expresando su preocupación por la decisión de un gran jurado de no procesar a un agente por la muerte de Eric Garner en julio, pero intentando no molestar a la policía.

Se han registrado manifestaciones en varias ciudades de Estados Unidos después de que no se acusó a nadie por la muerte de Garner, un hombre negro desarmado, padre de seis, que pereció después de que un policía blanco le practicó una técnica de inmovilización por estrangulamiento prohibida.

La decisión en el caso Garner llegó poco después de que un gran jurado de Misuri absolvió a un agente por la muerte a tiros en agosto de un adolescente negro desarmado, Michael Brown.

“Los horribles hechos que rodean la muerte de Eric Garner han revelado una profunda crisis de confianza en algunos de los elementos fundamentales de nuestro sistema de justicia criminal”, indicó Schneiderman en un comunicado.

“Nada puede ser más importante, tanto para el público como para los oficiales de policía, que trabajan de forma incansable para mantener a salvo nuestras comunidades, que actuar inmediatamente para restaurar la confianza”, agregó.

Schneiderman dijo que ha pedido una orden ejecutiva temporal a Cuomo para transferir al estado la autoridad para investigar estas muertes, actualmente en manos de fiscales locales, que trabajan estrechamente con la policía, hasta que los legisladores puedan aprobar una medida más permanente.

No está claro si Cuomo lo permitirá, a pesar de sus propios llamados a la reforma del sistema de justicia criminal.

“Estamos revisando la propuesta del fiscal general”, dijo su portavoz, Melissa DeRosa, agregando que el gobernador planea una “revisión de arriba abajo” del sistema.

En caso de ser firmada, la orden solo afectaría a casos nuevos, excluyendo la muerte de Garner o la de Akai Gurley, de 28 años, abatido por un agente en una escalera oscura de un edificio de departamentos de Brooklyn el mes pasado.

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, cuya oficina está investigando el caso Garner, reveló el lunes una serie de cambios a las líneas maestras para los cuerpos de seguridad federales, que pretenden ser un ejemplo para la policía local, según un funcionario.

“QUIERO QUE LOS CONDENEN”

En Cleveland, donde el Departamento de Justicia dijo la semana pasada que la policía hace rutinariamente un uso excesivo de la fuerza, Samaria Rice, madre de un niño negro de 12 años abatido por la policía en noviembre, habló por vez primera ante los medios desde el deceso.

Su hijo, Tamir Rice, fue disparado cerca de un centro recreativo, mientras llevaba una pistola de balines que parecía real. La familia del chico presentó una demanda federal de derechos civiles contra la ciudad y los dos agentes implicados.

“Quiero que los condenen”, dijo Rice a los periodistas. “Tamir era un niño brillante, tenía un futuro prometedor y mucho talento para todos los deportes: fútbol, baloncesto, fútbol americano. Era mi bebé”.

La policía de Berkeley, California, dijo el lunes que la noche anterior hubo cinco detenidos entre los más de 500 manifestantes, y que varias tiendas de la ciudad fueron saqueadas. Un manifestante que trató de impedir el saqueo fue atacado, agregó la policía.

Las dos noches de disturbios en la Costa Oeste contrastaron con las manifestaciones generalmente pacíficas en todo el país tras la decisión de no presentar cargos contra el policía de Nueva York Daniel Pantaleo por la muerte de Garner en julio.

Aunque no se han presentado cargos criminales, la policía de Nueva York está realizando una investigación interna del caso. Las pesquisas podrían durar cuatro meses. El Departamento de Justicia también investiga el caso.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70