Analizan figuras de izquierda la situación por la que atraviesa el Partido del Sol Azteca

Analizan figuras de izquierda la situación por la que atraviesa el Partido del Sol Azteca

■ La crisis del Partido de la Revolución Democrática es parte de una crisis mayor: García

■ Militante asegura que hay diferencias entre las “izquierdas” que se ocupan de temas sociales

Ante la necesidad en el país de una izquierda fuerte, que se propuso en Synergia, el programa de La Jornada Zacatecas TV, tiene como uno de sus cometidos gestionar la igualdad en el país, fue lanzado el cuestionamiento acerca del futuro del PRD, que inmerso en una crisis que ha provocado entre otros efectos la salida de su líder histórico, Cuauhtémoc Cárdenas, deberán responder sus militantes. Esto es, si el partido del Sol Azteca se refundará o desaparecerá.

Llegó la hora de la verdad. O cambiamos o nos refundamos o la sociedad nos va a poner en nuestro lugar. Yo tengo la esperanza de que la unidad de las izquierdas más allá de las mezquindades, veamos a nuestro país que se está desangrando, advirtió sobre el asunto Carlos García Murillo, activista del Frente Social por la Soberanía Popular (FSPSP) y miembro del PRD.

Advirtió sobre esta coyuntura expuesta como una crisis no sólo del Partido de la Revolución Democrática sino inscrita en una mayor, referida al sistema político mexicano todo, el proyecto histórico del partido está en riesgo, si la cúpula no revierte la línea política.

Dijo que el PRD puede conservarse quizá como una franquicia, una membresía o un partido paraestatal como lo fueron en su momento el Partido Socialista de los Trabajadores (PST) o el Partido Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional (PFCRN), del cual dijo, proceden Los chuchos, y que significaron institutos políticos que actuaron como comparsas del Estado al momento en que el PRI era partido único.

Por otra parte, García Murillo definió a la crisis como una alteración del equilibrio, una tensión transformadora, una potencialidad destructora o en última instancia la muerte y sentenció, en esa etapa estamos, renacimiento o prolongación de nuestra muerte.

El político expuso al PRD como un partido que nació viejo, ya venido de una crisis del sistema político mexicano que se ha prolongado durante tres décadas. Lo que le está pasando al PRD es la crisis del sistema político en su conjunto. No nos veamos ajenos a él, y hemos sido contaminados, hemos sido infectados.

Como causales de la crisis perredista enunció la ambición desmedida del Partido Acción Nacional, a quien acusó de la involución histórica de la democracia en el país al perder la oportunidad en 2000 de desmontar el sistema corporativista, de corrupción y nepotismo.

El PAN robó la Presidencia en 2006 y el PRI la compró en 2012, dijo. Ese es el país que hemos heredado y muchos al interior del PRD son traidores a la democracia también por aliarse con ellos, denunció.

Estos modos de hacer la política donde se compran presidencias de la República y se hace fraude, lo contaminan todo, expuso. Y en este contexto es que se han comprado asimismo las dirigencias del partido o se han vendido las alcaldías como propuso ocurrió con la de Iguala, Guerrero, en una transacción que involucró a la corriente Nueva Izquierda y el ya sujeto a proceso por el caso Ayotzinapa, José Luis Abarca.

García Murillo propuso como fecha histórica donde inició la decadencia del proyecto histórico perredista el año de 1999, cuando los que denominó Amachuchos, se hicieron fraude mutuamente, y dijo, pusieron en riesgo la vigencia, la viabilidad y la confianza en la propia estructura partidista al constituirse un fraude interno.

Agregó sobre el tema, se dará a conocer en breve un documento derivado de la instalación entonces de una Comisión de la verdad, en la que participó, entre otros, el destacado abogado Emilio Krieger Vázquez.

Lo que señala el texto, adelantó, fue la intervención de los poderes fácticos, entonces los gobernadores perredistas, entre ellos Ricardo Monreal y Andrés Manuel López Obrador, para imponer como dirigente nacional del partido a Amalia García Medina.

Marco Antonio Torres Inguanzo, conductor de Synergia, expuso como una de las causales de la crisis perredista, luego de señalar su surgimiento como procedente de una corriente nacionalista al interior del PRI y la vena de la izquierda socialista, la pérdida de la ideología de la que se derivó su estructura programática y que ha tenido uno de sus mayores cuestionamientos al momento de establecerse alianzas con el PAN.

Efectivamente, comentó García Murillo, tenemos un padre nacionalista y una madre socialista que no reconocen los perredistas. Y como efecto de este desconocimiento, dijo, se ha producido en los últimos años, un pragmatismo vulgar.

Luego de décadas de lucha por el poder, los grupos al interior del PRD que habían buscado el cambio y la transformación del país, pues tenían ansias de poder y querían que la Revolución (Mexicana) les hiciera justicia, entonces lo que criticaron hacia fuera lo hicieron al interior del PRD.

Enumeró entre estas prácticas el haber puesto a sus hijos, hijas, esposas y amantes en los espacios de representación popular ejerciendo un uso patrimonialista del partido.

Eso que nosotros criticábamos del sistema político se reprodujo al interior del PRD y eso fue grave y se viene arrastrando.

María Luisa Sosa de la Torre, con 29 años de militancia en la izquierda, iniciada en el Partido Socialista Unificado de México (PSUM), y fundadora del PRD, agregó al análisis, la manera en que la pluralidad se da al interior del partido.

Aclaró debe hablarse de izquierdas, que comparten entre otras visiones, el interés por la redistribución de la riqueza, la reducción de las desigualdades, la garantía de los derechos humanos, la justicia social y la vida en dignidad para todas y todos; pero aclaró, existen diferencias en los cómo arribamos a esto.

En este sentido calificó como un error recientemente incluido en los estatutos del PRD, el que se permita a las corrientes de opinión a su interior actúen como subpartidos. Lo que hace que esta pluralidad vaya atomizando a estos grupos de corrientes de opinión, que terminan actuando más como grupos de interés, expuso.

Sintetizó, se actúa en la práctica como una federación de partidos y no como un partido unitario bajo una misma visión.

Sobre este fenómeno de las que se han dado a conocer como las tribus al interior de PRD, trajo a colación Torres Inguanzo la frase enunciada por ex líderes del Movimiento estudiantil del 68, algunos fundadores del partido, que con motivo del deceso de Eduardo El Búho Valle, expusieron al instituto político como una suma de grupos de interés que se van haciendo pedazos poco a poco.

En respuesta a lo dicho por Carlos García Murillo, la ex diputada por el PRD en la 58 Legislatura del estado de Zacatecas e integrante de la corriente Foro Nuevo Sol, negó la existencia de los Amachuchos, existe Foro Nuevo Sol y existe Nueva Izquierda, no hay una conjunción.

Negó asimismo una imposición de Amalia García como presidenta del partido y cuestionó la elaboración del informe citado por el político en tanto que dijo, los hace gente con ideología, que representa visiones diversas. Agregó sobre la pluralidad antes referida, no ha sido tersa.

Torres Inguanzo también cuestionó a los perredistas, el abandono programático del partido en sus programas de gobierno y en sus representaciones en el Congreso de la Unión, al recordar la denuncia de agresión de los zapatistas por paramilitares del gobierno perredista- y luego el voto de esta fracción en contra de los derechos indígenas en el Senado, se dijo entonces, a cambio de que el hijo de Cuauhtémoc Cárdenas obtuviera la gubernatura de Michoacán.

Agregó a los gobiernos señalados por su desapego al programa del partido, los de Oaxaca, Morelos, Guerrero, -en este momento en crisis por el caso Ayotzinapa- y el propio Zacatecas donde tuvieron la oportunidad de sacar todo lo de derechos civiles y no lo sacaron, de generar un proceso de calidad educativa y no lo hicieron, de salvar al campo del abandono y tampoco ocurrió.

Sosa de la Torre situó el problema de gobierno en el hecho de que el PRD no ha podido llegar a la Presidencia de la República.

Dijo en México tenemos un federalismo, ahora sí entrecomillado que dificulta a los gobiernos en los ámbitos municipal y estatal las maniobras en tanto que, ejemplificó en el caso de Zacatecas, 96 por ciento de su presupuesto tiene un componente federal, y 4 por ciento es lo que produce el estado.

La etiquetación de recursos, y la decisión de que se hace con ellos recae en grupos parlamentarios mayoritarios, correspondientes siempre a una sola visión que ubicó en la derecha del PRI, y la derecha y ultraderecha del PAN.

En este punto coincidió el ex regidor por el PRD en el ayuntamiento de Calera, Carlos García Murillo, al señalar que las izquierdas mexicanas al momento de llegar a los gobiernos  no han tenido el poder, pues el gobierno centralizado controla los recursos financieros y políticos desde el Gobierno Federal.

En la experiencia zacatecana, objetó Torres Inguanzo, independientemente de los asuntos presupuestales pudo haberse propuesto un control social, o proponer una planeación democrática del desarrollo. Pero dijo, siguieron manejando los estilos de gobernar tradicionales.

 

 

 

El conductor, cuestionó también la relación de alta complicidad de los gobiernos perredistas con el gobierno federal, ejemplificó la cercanía de Amalia García con Felipe Calderón y el reciente caso del Pacto por México.

A este último respecto Carlos García mencionó, estos acercamientos se han hecho “a título personal”, esto es no ha habido un aval de los órganos del partido para ello.

Y señaló como las primeras víctimas de estas prácticas cupulares a los propios perredistas, a quienes dijo “se les desplaza”.

Sobre la posible desaparición del PRD, Sosa de la Torre, dijo ha habido otros momentos de crisis, donde han salido cuadros muy valiosos.

Dijo sobre este momento, sin embargo,  el partido debe pagar los costos políticos y sociales de la decisión errónea que desembocó en el asesinato y desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, pero precisó, la problemática del país va mas allá al referir los casos de asesinatos masivos, feminicidios y otros crímenes que dijo tienen sus epicentros en estados gobernados por el PRI en su mayoría y que también deben ser motivo de sanción social.

Adelantó, el PRD tiene que discutir, asumir y tomar una decisión, de refundarse, cosa que dijo, todavía no ocurre. Agregó como necesario revisar la calidad de todas las izquierdas.

Carlos García Murillo, comentó por último “al PRD lo han dado por muerto desde hace varias décadas”, pero dijo, recordando a los muertos del partido durante el Salinato y el gobiernto de Zedillo, quienes continúan en su interior, seguirán la lucha porque “no todo es la cúpula del PRD. Hay mucho más PRD que Chuchos y mucho más país que un sujeto con copete”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70