Universitarios claman justicia por asesinato del artista y profesor Armando Haro Márquez

Universitarios claman justicia por asesinato  del artista y profesor Armando Haro Márquez

■ Se pronuncian por formar un frente y exigir a autoridades no escatimar recursos para vivir en paz

■ El Rector Armando Silva y funcionarios de la administración, ausentes en homenaje póstumo

Familiares, amigos, alumnos, artistas y conocidos del académico Armando Haro Márquez claman justicia por el asesinato del artista y profesor de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

En el patio central de Rectoría este sábado se le rindió un homenaje póstumo, donde uno de sus alumnos creyó que un “Ya Basta” a la violencia, no servirá de nada si no se organizan.

“Si hemos sido capaces de organizamos por Ayotzinapa, por qué no lo vamos a hacer por nuestro maestro y exigir justicia”, dijo uno de sus alumnos, José Mauricio Díaz Fernández.  A la par, la promotora cultural, Jánea Estrada, anunció una serie de movilizaciones hasta lograr que se haga justicia.

A Armando Haro se le privó de la vida en su domicilio particular el pasado jueves en la madrugada. En palabras del procurador de Justicia, Arturo Nahle García: el o los asesinos lo hicieron “de manera violenta”. Es ante esos hechos que la comunidad universitaria, además de sus propias voces de indignación, esperaban que las autoridades de la Máxima Casa de Estudios hicieran un pronunciamiento fuerte a las autoridades estatales.

Sin embargo, ni el Rector Armando Silva Cháirez o algún funcionario de la administración central se hicieron presentes para respaldar a la comunidad que ellos encabezan. Entre las intervenciones de los asistentes, se dijo estaban a la espera de que la directora de Comunicación Social, Cecilia Flores, llegara “a leer” el pronunciamiento oficial de la institución acerca del asesinato del catedrático.

Después de minutos de espera, tampoco ella llegó, y tocó al coordinador del Consejo Académico de Arte y Cultura, Alfonso Vázquez, leer las breves palabras firmadas por el Rector: “Los universitarios estamos agraviados, violentados y solicitamos esclarecer los hechos del abominable acto”. El Sindicato de Personal Académico de la UAZ (Spauaz) tampoco se ha pronunciado por el homicidio.

Independientemente de la falta de interés de la autoridad, el propósito central del sentido homenaje se cumplió: recordar al artista y docente de la Unidad Académica de Artes que todos calificaron de sensible, alegre y una noble persona, a la cual no se le puede culpar por abrir a todos las puertas de su casa. Incluso, a la par de portar veladoras blancas, escucharon su voz en lo que pudo ser su última grabación, mediante un trabajo de experimentación sonora y poética que aún no había sido titulado.

Además de las palabras de tristeza de los oradores, la indignación por la violencia y la vulnerabilidad como ciudadanos, hizo que José Mauricio Díaz, una de las primeras personas que encontró sin vida a Armando, llamara a unirse para exigir justicia.

Dudó que después del homicidio se haya puesto en marcha un fuerte operativo de seguridad como declaró el procurador, pues detalló: a partir de la llamada de emergencia, la Policía Municipal llegó 15 minutos después, mientras que los peritos y ministeriales una hora más tarde. “Lo sé porque yo hice la llamada”.

Refirió cómo la violencia siempre se le ha visto lejos en la televisión, los diarios y sólo le pasaba al primo de un amigo, pero nunca a nosotros, pero ahora está en las calles, le pasa al vecino, al amigo y maestro y por eso es momento de marcar un alto y exigir respuestas a la autoridad.

Jánea Estrada pidió no esperar pronunciamientos oficiales, “está claro que si ellos quisieran justicia estarían aquí, pero no están”, dijo indirectamente en relación a la ausencia del Rector y otras autoridades.

Se pronunció porque la tristeza no opaque la indignación, e invitó a unirse para gritar que están hartos, “hasta la madre” y realizar una larga cadena de manifestaciones a partir de ayer y hasta que se esclarezca el caso.

Por su parte, la periodista Kutzi Hernández narró que en una ocasión Armando Haro le dijo que no quería llegar a viejo, sino morir como Aquiles, el griego. Tener una vida corta, pero plena. No obstante, ante su prematura partida es un deber exigir justicia por una persona que abría las puertas de su casa a todos de manera confiada.

Hecho por el cual, creyó, no se le debe culpar ya que en este país se debe tener el derecho a ser confiados, a abrir la puerta de nuestras casas y que no nos maten por ello. “Ahora resulta que la víctima tuvo la culpa por confiar”, expuso.

En tanto, docentes universitarios mediante un comunicado leído en el acto, exigieron a las autoridades den seguimiento puntual, localicen a los responsables para tener el castigo que merecen, porque no se puede permanecer más en silencio ante la ola de violencia, ni tampoco se debe bajar la guardia para que ya no haya más crímenes impunes.

Se pronunciaron por formar un frente común para exigir al gobernador y al procurador de Justicia que no escatimen recursos para vivir en paz y volverse a sentir en el Zacatecas de antes.

Cabe señalar que durante la noche de este sábado, la Rectoría de la UAZ envió un documento a los medios, en el que señala: “los universitarios nos encontramos profundamente agraviados por los hechos violentos que privaron la vida del distinguido universitario Armando Haro Márquez, por lo que solicitamos a las autoridades correspondientes, esclarecer los hechos y castigar a los culpables de tan abominable acto”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70