Exhorta el presidente uruguayo José Mujica a luchar contra la desigualdad social que se vive

Exhorta el presidente uruguayo José Mujica  a luchar contra la desigualdad social que se vive

■ No es casualidad que se presente este escenario en nuestras sociedades, explica el mandatario

De las 50 ciudades más peligrosas del mundo, 41 se encuentran en América Latina y esto no es casualidad, se debe a que nuestro continente es el más injusto de todos. Tampoco es casualidad que la desigualdad extrema es una de las características de nuestras sociedades, expresó José Mujica, presidente de Uruguay, durante su visita a México para recibir el Galardón Corazón de León de manos de las autoridades de la Universidad de Guadalajara.

El mandatario agregó que dicha situación de desigualdad que vive la mayor parte de los países latinoamericanos es negadora de la democracia y concentradora de poder y riqueza, en la que los gobiernos tienen gran responsabilidad.

Si bien es ineludible la apertura a la inversión externa a fin de generar trabajos, el mandatario latinoamericano llamó a los Estados a no renunciar a la regulación de la misma para amortiguar esa concentración de riqueza que ellos mismo propician. “Tenemos que meter la mano en el bolsillo de los que tienen mucho y obligarlos a repartir.”

“Vivimos en un mundo en el que 85 personas concentran gran parte de la riqueza, que el año pasado acumularon más de 600 millones de dólares por día. Es una excesiva concentración de la riqueza que se vuelve en contra del propio desarrollo económico. Van quedando grupos sumidos en la desgracia que se vuelven carne de cañón del narcotráfico y todas las crueldades que nos rodean”, agregó.

Lamentó que a pesar de que el mundo se encuentra en un momento en el que son necesarias las decisiones globales, los gobiernos siguen mirando su “gallinero”, pensando en los resultados de las elecciones por venir.

Ante ello, exhortó a la aplicación de políticas tributarias a fin de que paguen más los que más tienen, no sólo como una medida regulatoria sino como un principio de humanidad. “Los que tienen hombros más fuertes tienen que pagar una parte de la cena”.

De igual forma instó a que se lleven a cabo políticas laborales dignas mediante las cuales todos los sectores de la sociedad contribuyan al desarrollo pero en las que también el salario percibido favorezca al bienestar social de los trabajadores.

 

La política no es una profesión, es una profunda devoción

El mandatario uruguayo también manifestó su consternación por la clase política que gobierna en muchos países donde se mezclan los intereses personales con los asuntos públicos. Al respecto refirió que se requieren líderes que no mezclen una cosa con la otra a fin de que la democracia no sea “secuestrada” por estas prácticas.

“Los gobernantes tendríamos que vivir como vive la mayoría en nuestros países y no como vive la minoría. Al que le gusta la plata, que se meta al comercio y si gana mucho le metemos mucho impuesto”, declaró.

La política no es una profesión, es una profunda devoción de amor a la vida y a la gente, no es el camino para llenarse los bolsillos, expuso Mujica, quien también denunció que la desigualdad siga perpetuándose a través de los gobiernos republicanos que, a pesar de serlo, reproducen prácticas de las monarquías.

 

Sé que están pasando por momentos difíciles

En varias ocasiones el presidente uruguayo dijo ser consciente de que nuestro país pasaba por momentos difíciles y, a pesar de que no hizo referencia al tema de forma concreta, exhortó a los mexicanos a mirar su pasado, es decir, hacia aquellos “campesinos analfabetas” que crearon los cimientos de este país.

“Quieran a su pueblo, es lo único que queda cuando nos vamos. Aún con todos los defectos que tienen. Si son universitarios no se crean que son superiores por tener un título, eso sólo les da más herramientas para ayudar a su pueblo. Al fin y al cabo una parte de lo que aprenden ustedes lo pagaron los analfabetos”.

Hace algunas semanas el mandatario declaró que a partir de la desaparición de los 43 jóvenes de la Normal Rural de Ayotzinapa y la serie de protestas que siguieron a este hecho, nuestro país “parecía ser un Estado fallido”, sin embargo pronto tuvo que rectificar su comentario a partir de la indignación mostrada por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

En esta ocasión Mujica sólo exhortó a los mexicanos a unir voluntades a fin de alcanzar logros importantes. “No se necesitan arquetipos para cambiar a la sociedad sino humanidad”, expuso.

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70