Clausuran Sobre la marcha con el corazón,  taller que aborda el problema de la violencia de género

Clausuran Sobre la marcha con el corazón,  taller que aborda el problema de la violencia de género

■ El miedo, la culpa, roles de género, autoestima y mitos, algunos de los elementos expuestos

■ Necesario, conocer lo que enfrenta la mujer violentada y no disfrazar la agresión: Cristela Trejo

Este 4 de diciembre culminó el taller sobre violencia de género propuesto por Casa de Engracia y denominado Sobre la marcha con el corazón, mismo en el que participaron como facilitadoras, la psicóloga social egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, Cecilia Henkel Hernández, y la abogada y defensora de derechos humanos, Cristela Trejo.

En el ejercicio realizado en el Museo Zacatecano, se hizo revisión, a partir de las experiencias vivenciales de las participantes, de los tipos de violencia de género mediante elementos como “el miedo, la culpa, roles de género, la autoestima y los mitos en torno a este tema, que en general conforman, -dijo Henkel Hernández-, todas estas cuestiones culturales que van permeando nuestra definición en la sociedad como mujeres”.

A pregunta expresa, afirmó, existe una deuda en términos de la formación sobre estos temas tanto para hombres como para mujeres en la escuela institucional, y agregó, “en este aspecto no hay información y la sensibilización no existe”.

La académica dijo irse contenta con los resultados de este ejercicio colectivo, pues señaló, “en términos generales nos vamos rescatándonos mucho como mujeres por las cuestiones que compartimos, nos vamos con información muy valiosa con respecto a qué hacer ante un problema de violencia hacia las mujeres”.

Por su parte, Cristela Trejo destacó la experiencia en que participaron alrededor de 20 mujeres de diferentes municipios del estado, entre ellos, Fresnillo, Calera,  Ojocaliente y la capital del estado, como “sumamente lúdica”.

Dijo, quedó ya como parte de la formación de las personas integradas al taller, entre las que estuvieron funcionarias públicas.

Más que ofrecer, en su caso orientación legal, comentó, su objetivo fue proponer elementos para acompañar a la víctima de la violencia de género, pues dijo, “puede estar en nuestra propia casa, ser nuestra vecina, madre, hermana”.

Acceder a la justicia en este país, expuso, es un tema difícil, pero cuando se trata de la violencia de género el problema es aún mayor, “porque ni siquiera puede visualizarse socialmente como una agresión que consiste en un problema de salud pública y daña a la sociedad, y se le minimiza dejándolo como asunto del ámbito privado”.

En el taller ofreció elementos “a la maestra, la vecina, la abogada, la psicóloga, la servidora  pública, la estudiante de licenciatura o posgrado” a fin de obtener herramientas para constituirse en acompañante de la víctima a fin de generar una red que ofrezca posibilidades para que ésta acceda a la recuperación de sus derechos.

Desde una perspectiva vivencial, reiteró, “vimos lo que es el proceso de denuncia que es tan escabroso y nos causa tanto miedo, cómo hacerlo más amigable, conocer los pasos, a qué se tiene derecho, y visualizamos ejemplos terribles como el caso de Lucero de Guanajuato, a quien se le violentó el debido proceso y fue revictimizada por la autoridad ministerial y judicial.

Lucero Salcedo fue  víctima de agresión física y sexual, su atacante Miguel Jasso Manríquez, incluso intentó asfixiarla, el caso presentó una serie de violaciones a los derechos humanos de la víctima.

“Ellas pudieron identificar en los ejercicios, qué fue lo que faltó y ver esta parte del sistema patriarcal que responsabiliza a la mujer por la conducta del agresor”.

Agregó, hubo “muchísimo trabajo personal para reafirmar con dinámicas prácticas traídas de la realidad”, lo que enfrenta una mujer víctima de violencia de género y “no disfrazándola”, para poder enfrentar entre otros asuntos, un proceso de una denuncia legal por estos hechos, que agregó, “puede resultar un poco frustrante pero se puede hacer de manera efectiva y eficaz desde cualquier ámbito”.

El taller fue apoyado, informó Sonia Félix Cherit, artista visual y presidenta de la asociación Casa de Engracia, por la Secretaría de la Mujeres (Semujer) y el Centro de Justicia para las Mujeres, este último dependiente de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Zacatecas.

Agregó acerca del taller que tuvo una duración de dos días más seis horas, estuvo propuesto como un proyecto piloto que tiene miras a extenderse a secundarias y preparatorias en municipios y en la propia capital de la entidad, y donde se fusionan campañas artísticas contra el acoso callejero y la violencia de género en general.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70