A dos años de gobierno, PRI demuestra la misma cara que hace años: activista

A dos años de gobierno, PRI demuestra la misma cara que hace años: activista

■ Sigue Imelda Martínez Acuña buscando se aplique la ley en el caso de la Guardería ABC

■ “Demuestra Enrique Peña Nieto que entre sus prioridades no se encuentra la justicia”, expone

A dos años al frente de la Presidencia de la República de Enrique Peña Nieto, Mónica Imelda Martínez Acuña, activista junto con Verónica González Núñez y otras mujeres, la mayoría madres de familia, y jóvenes zacatecanos, en demanda de justicia para los 49 niños muertos en el incendio de la Guardería ABC de Sonora, ocurrido en 2009, dice, se dio cuenta a pocos meses de que el funcionario asumiera el cargo, “que el PRI mostraba nuevamente la misma cara que mostró hace ya muchos años. Nuevamente no hay justicia”.

“Obviamente (los niños de la Guardería ABC) no iban a encontrar justicia en el sexenio de (Felipe) Calderón porque él es uno de los principales responsables ya que sus familiares eran dueños, o estuvieron involucrados directamente en este crimen. Cuando cambia el sexenio, tuve un viso de esperanza…”.

Refirió, no obstante, este gobierno ha ignorado a los padres de las víctimas “tajantemente”. Y recordó  para ello que la madre de Yeyé tuvo que hacer una huelga de hambre tan sólo para obtener “una simple audiencia” con el primer mandatario del país.

Por ello afirmó a manera de evaluación del gobierno del mexiquense, “demuestra Peña Nieto que entre sus prioridades no se encuentra la justicia”.

Agregó en este sentido, “tiene una agenda abierta que atender, en lugar de estar perdiendo el tiempo en otras cuestiones intrascendentes como esos 10 puntos, como el 911, ¿para qué nos sirve?, ¿para marcar ya que está el accidente?, ¿ya que están los niños muertos? No es eso lo que se busca, dijo, sino justicia.

Esto expresado también en referencia al episodio que cumple más de dos meses, sufrido por 46 normalistas de Ayotzinapa, tres de ellos muertos y 43 desaparecidos, con los que se reitera, señaló, la ofensa a los ciudadanos que pagamos impuestos, “se van nuevamente contra la esperanza de México, los niños, los jóvenes”, dijo.

Subrayó sobre los funcionarios de Gobierno Federal, es imposible que no sepan donde están los 43.

“Deben saber dónde están. Le están diciendo a todo el mundo y a todos nosotros que son incapaces, que no pueden o no quieren hacer su trabajo, porque obviamente tenemos herramientas judiciales, científicas para poder resolver estos asuntos y sin embargo no se hace. Es un insulto y nuevamente se regresa a la criminalización de la protesta social. Se nos dice: pónganse a trabajar”.

Ante ello dijo, el gobierno de Enrique Peña Nieto ha demostrado también que no sabe qué hacer con una sociedad participativa.

“Cuando uno como individuo se empodera y sale a las calles y manifiesta su opinión abiertamente…eso le da mucho miedo al Estado, al gobierno, porque no sabe qué hacer, está acostumbrado a manipular masas, a que veamos la televisión y no nos importe lo que nos debe de importar”.

Sobre los efectos que tienen los medios masivos en desalentar y aún señalar negativamente a quienes se expresan en exigencia de sus derechos, comentó, “a mí sí me da mucha tristeza ver a las personas que le hacen el trabajo sucio al gobierno. Realmente somos ciudadanos, se nos olvida quiénes somos, en qué lugar estamos. Pensamos que somos parte de la clase empoderada que tiene la riqueza y el poder y realmente no, se nos olvida nuestra clase: somos trabajadores, somos asalariados si nos queremos llamar así”.

La mayoría de los mexicanos a diferencia de lo que ocurre con otros pueblos como los europeos, dijo, carecen de las herramientas para defenderse de los mensajes enajenantes.

“Por eso a veces yo entiendo a las personas que dicen: No, es que todo está mal, ustedes tienen la culpa, el cambio está en uno mismo…y sí es cierto pero, no. Tienes que cambiar tú para poder cambiar el sistema y para poder cambiar el sistema tienes que entender cómo funciona y si no sabes cómo funciona, ¿cómo lo cambias?”

Precisó nuevamente sobre la muerte de 49 niños y las lesiones ocasionadas a 76 más, derivadas del incendio de un espacio no habilitado para funcionar como guardería infantil, que persisten en la actualidad lugares que operan bajo condiciones de riesgo.

“Obviamente los padres no saben, porque se gastan recursos en hacer homenajes por la muerte de Chespirito. Eso es lo importante y no darle seguimiento y seguridad a los niños”. Estos pareciera que no interesan en este sexenio, expuso.

Por lo que señaló, “pienso que Peña Nieto desperdició una muy buena oportunidad de hacer justicia, ofrecer por lo menos un poco de consuelo a estas familias y ofrecernos al resto de la población que tenemos hijos o pensamos tener hijos, una seguridad, una certeza sobre los lugares donde dejamos a nuestros hijos para ir a trabajar”.

Por su orientación profesional vinculada a evaluaciones de riesgos, Martínez Acuña es docente en la Unidad Académica de Química de la Universidad Autónoma de Zacatecas y estudiante de Ciencias Ambientales en la correspondiente de San Luis Potosí, aseveró, lo ocurrido en Hermosillo Sonora el 5 de junio de 2009, “todo fue causal humana”, dijo, “es un ejemplo de que el sistema no funciona, está corrompido de raíz”.

Acerca de lo que espera para este asunto durante los próximos cuatro años restantes del sexenio de Enrique Peña Nieto, añadió, “tengo esperanza”.

Esta vez no en lo que ocurra desde el gobierno, dijo, sino su expectativa deriva del seguimiento que desde 2009 ha hecho, cada vez más minucioso de los asuntos públicos y sociales.

“Yo he visto un cambio en la sociedad y eso yo creo que es lo más importante. Porque es a los que nos debe importar. Debemos ser la punta de lanza del cambio porque los que están arriba, a ellos no les importa que cambie, están muy cómodos con esto, viven de esto”.

La transformación debe generarse organizadamente desde la sociedad: “saliendo a las calles, protestando, hablando con los demás, leyendo, involucrándonos y sobre todo siendo empáticos con el dolor de los demás (…) mucha gente tiene miedo de abrir su corazón y aceptar el dolor como de uno mismo. Entender que si al otro le pasa, no hay ninguna razón para que a mí no pueda pasarme”.

Por último, invitó a sumarse a la exigencia de justicia para los niños de la Guardería ABC, porque como en otros casos, señaló, desde el gobierno se espera el olvido, pero como los padres de los mismos organizados en el Movimiento 5 de Junio y Manos Unidas han solicitado a quienes se solidarizan con esta demanda, reiteró, no debe haber “ni perdón ni olvido”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70