Tortas japonesas

Tortas  japonesas

De humanos errar es, dice San Agustín, y le sobra razón. Creíamos los males que agobian a la abrumadora mayoría de los mexicanos tales como la inseguridad, el desempleo, la violación sistemática de los derechos humanos, la imposibilidad de incidir en los asuntos que más directamente les afectan, los peores y más costosos servicios del planeta, la miseria lacerante de los más, el derroche insolente de los menos y un inagotable etcétera; eran debidos al binomio impunidad-corrupción con que suelen conducirse las predatorias minorías que devastan al país pero resulta que no, que provienen todos de la parte más delgada del hilo de que se compone la trama, es decir las policías municipales, según el atinado diagnóstico del licenciado Peña Nieto durante su último reality; pero no hay por qué preocuparse; venturosamente el genial estadista ha dado con una solución que no sólo es novedosa y original sino además integral: la desaparición de las policías de marras, y prácticamente también de los municipios; que con los “moches”, “entres” y demás prerrogativas quedarán en adelante en las manos impolutas de los góberes preciosos; así que mejor imposible. No nos resta en consecuencia sino bailar como los enanos del Mago de Oz, al enterarse de la desaparición de la Bruja Mala del Este.

A quienes descreen de Zacatecas debido a que según pudiera rezar un inspirado poema escribe su nombre con la Z, que es la última letra del abecedario, les da la realidad uno tras otro mentís; ya que podremos no tener más industrias que las que agotan los yacimientos del subsuelo y las imaginarias que suelen atraer los góberes sucesivos en sus viajes frecuentes; empero amén de contar con ocho santos canonizados, lo que simple y llanamente demuestra que a diferencia de la material nuestra producción espiritual es bastante copiosa, estamos al día en dos por lo menos de los rubros que más titulares han acaparado durante los últimos meses: las fosas clandestinas y la casa blanca. Las primeras en un predio llamado Norias de San Juan, situado en el municipio de Pánuco, y la segunda aún sin color, en el extremo norte de la Calzada Solidaridad.

Independientemente de que la calidad de las obras sea ínfima, su costo escandaloso o bien carezcan de utilidad, y aun de existencia; no hay elementos suficientes para considerar al funcionario conocido como Mr. Twenty Per Cent un terrible desastre; pues evidentemente no lo es para sí mismo, ni para el secretario de la Función Pública, y menos aún para su jefe. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70