Enrique en el país de las maravillas

Enrique en el país de las maravillas

A casi un mes de que el presidente de la República Enrique Peña Nieto diera a conocer a la opinión publica su segundo Informe de Gobierno, en el que da cuenta de un sinnúmero de avances y logros en aspectos como el económico, social y político, la gran mayoría de los mexicanos siguen buscando hasta por debajo de las piedras, todas las lindezas de las que habla el flamante tecnócrata que dirige como si se tratara de una empresa, los destinos de este país. Otro gran número de personas, aun se siguen preguntando si verdaderamente el Presidente  se refería en su discurso a México, o si el informe de gobierno estaba basado en un extraño país que sólo existe en la poco prodigiosa mente del mandatario mexiquense, algo así como un ¡país de las maravillas!

Al parecer, todo apunta a la segunda opción, ya que sin duda, el Presidente ha inventado un hermoso país donde todo marcha en óptimas condiciones, las personas viven mejor que hace dos años, ganan más por su trabajo, tienen acceso a excelentes servicios de salud y educación, la soberanía energética se fortalece día con día, los monopolios están siendo combatidos, la seguridad ha mejorado rotundamente, existe la democracia y la libertad de expresión y un larguísimo y exageradamente optimista etcétera. Irónicamente a ese país ha decidido llamarle México, lo cual representa un descarado sarcasmo, ya que el verdadero México, el que existe en la vida de los más de 110 millones de habitantes, es diametralmente opuesto a los sueños guajiros del iluso gobernante.

“El país de las maravillas”, que es en el que supuestamente gobierna el político priísta, contrasta con un país donde la inseguridad se agudiza diariamente y la abrumadora mayoría de las personas viven presas del miedo, donde se legaliza el saqueo de nuestros recursos naturales, disfrazándolo de reforma energética, se precarizan los derechos laborales, se entrega la soberanía alimentaria y económica a grandes trasnacionales, los jóvenes carecen de oportunidades de estudio o trabajo, la infraestructura social es deplorable, los servicios de salud representan un verdadero privilegio al que sólo unos cuantos tienen acceso, más de la mitad de la población vive en la pobreza; y así podríamos seguir enumerando una lista de calamidades groseramente interminable, de tal forma que faltaría tinta para escribir la triste realidad del pueblo mexicano, que dista mucho de la que cuenta con bombo y platillo el jefe del Ejecutivo nacional, y que  los medios de comunicación servilmente difunden en todos los espacios.

El segundo Informe de Gobierno del Presidente de la República se asemeja más a una telenovela barata, de esas en donde todo marcha negativamente hasta que llega un galán apuesto y de buenos sentimientos; y de manera mágica hace que todo comience a cambiar positivamente, los problemas de los personajes son resueltos y todos viven felices para siempre. Sin duda alguna, de ahí le vino la inspiración al gobernante impuesto por Televisa para  escribir la hueca  historia del “país de las maravillas” que cuenta en su informe.

El auto balance general a dos años de gobierno peñista, es que México va en firme ascenso económico, que está en la ruta del progreso y la modernización, que los mejores tiempos aún están por venir, en resumen, están empeñados en vender la idea de que México va muy bien, y claro, va muy bien para los mismos de siempre, para los banqueros, para los empresarios nacionales y extranjeros que gozan de impunidad para seguir empobreciendo al país, para los políticos parásitos que viven del erario público, para los líderes sindicales corruptos y entreguistas, para los medios de comunicación que disfrazan la realidad, y para los besamanos del presidente, pero esa idea de bienestar no la comparte el resto de la población mexicana que es víctima de los arriba mencionados. Prueba de ello es el rechazo que tiene la administración  del priísta entre las clases populares y subalternas, mientras que dentro del sector empresarial, goza de una aceptación casi unánime.

Obra de la casualidad o estrategia política, pero en el estado de Zacatecas (gobernado también por un priísta)  el guion de teatro referente al informe de gobierno no es muy diferente, de hecho parece ser una fiel copia del “país de las maravillas” inventado por Peña Nieto, con las adaptaciones necesarias para embonar perfectamente en el ámbito estatal. Una entidad pujante, ubicada en el carril de la prosperidad y con un futuro altamente prometedor, son los balances más socorridos en el informe del gobernador zacatecano, mientras en el submundo que yace fuera del alcance de sus nobles miradas, la realidad grita totalmente lo contrario. ■

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70