Sólo una sociedad en movimiento podrá salvarse a sí misma

Sólo una sociedad en movimiento podrá salvarse a sí misma

“Sólo el pueblo salva al pueblo”, dice un popular slogan puesto en boga por el colombiano Víctor Baena, y en este momento histórico como nunca en la historia mexicana, la frase retrata la realidad de la solución en la crisis mexicana, crisis que es evidente en cada uno de los ámbitos de la vida económica, social, cultural, educativa, laboral, incluso de valores, percibiéndose como común denominador una decadencia en todos estos aspectos, nada está mejorando, y a pesar del exultante y optimista segundo informe de Peña Nieto, todo está cada vez peor, entonces, ¿qué está pasando y cómo podemos revertir esa situación y llegar a niveles de verdadera mejoría?

De entrada, la situación en la que se encuentra nuestro país es el producto de la pésima labor de malos gobiernos, aplicando pésimas políticas públicas, en las que todo se toma en cuenta menos el interés superior de la sociedad, la difícil situación económica, la agobiante inseguridad, la malísima educación pública, la precariedad laboral, la nula política agropecuaria y demás problemas que enfrentamos, sólo son el síntoma del profundo problema que significa el que el ejercicio del poder está corrompido, como muestra, en tanto a nivel internacional se cuestiona fuertemente a este régimen.

Aquí en México se guarda silencio de la nueva masacre del ejército en Tlatlaya, en el Estado de México, donde presuntamente el Ejército asesinó a 21personas, que se suma a la aún irresuelta situación en San Salvador Atenco, que desde 2006 aguarda una respuesta a las muertes de Alexis Benhumea y Javier Cortés, la detención de 207 personas -entre ellas 10 menores de edad-, 146 detenciones arbitrarias, la expulsión de cinco extranjeros y la presunta violación y vejación por policías a 26 mujeres, todo ello en el marco de una inseguridad, también sin solución real, más allá de vanas declaraciones oficiales, es inquietante que se maneja que en México operan 88 organizaciones criminales dedicadas a diversas actividades ilegales del crimen organizado, cuyas ganancias anuales superarían los 39 mil millones de dólares (unos 468 mil millones de pesos), ocho consideradas como “grandes organizaciones del narcotráfico” por la Procuraduría General de la República (PGR) que encabeza Jesús Murillo Karam, si esto no es crisis…no sabríamos como llamarlo entonces.

En el plano económico, las cosas andan todavía peor, la política monetaria está subordinada como nunca al capital financiero especulativo, privando al Estado mexicano del control de la moneda, con la autonomía al Banco Central y circunscribiendo a esta institución por mandato constitucional a preservar el poder de compra de la moneda, al ser autónomo el Banco Central, se independiza del gobierno y de los representantes democráticamente electos, para que no tengan intromisión en la política monetaria, así, el gobierno mexicano cede el manejo de la política monetaria, dejando esta de adecuarse a las necesidades financieras del gobierno y del crecimiento de la economía, para lo cual adecua el gasto público al nivel de sus ingresos y procede a la creciente privatización de empresas públicas; ya acabaron con Luz y Fuerza del Centro, están privatizando a CFE, Pemex, y dejan a expensas del mercado salvaje (neoliberalismo) que comande la economía nacional, es decir, estamos en manos de los grandes capitalistas, que sólo buscan su beneficio, y para los cuales, sólo somos una mercancía más, esa es la política económica del PRI de Peña Nieto y esto sólo augura que sigamos perdiendo poder adquisitivo y dando la bienvenida a más pobres.

Y qué decir de la educación y de la salud, que están en proceso de privatización también, siguiendo el camino de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad, de los minerales, del sistema bancario, este régimen es un empleado de las grandes y voraces corporaciones internacionales, y sólo viendo los currículom vitae de muchos de los integrantes del gabinete priísta federal podremos verlo con claridad, el PRI se debe a sus patrones extranjeros, no a la sociedad, no a la ciudadanía mexicana.

Por eso, Movimiento Ciudadano busca que el poder llegue a manos de la ciudadanía, y de esta manera poder aplicar políticas encaminadas a resolver los grandes problemas de nuestra nación, no a que se sigan enriqueciendo personajes o emporios internacionales, para lo cual estamos ya viendo los mejores perfiles ciudadanos para encarar el proceso electoral 2015. Sólo un movimiento ciudadano emanado del pueblo puede resolver los problemas del pueblo, los ciudadanos están cansados de los partidos políticos tradicionales que en nada han beneficiado al país y al estado, y por esta razón tenemos la obligación de seguir luchando para convertirnos en la mejor alternativa contra los malos gobiernos, alternativa que sólo como ciudadanos podremos concretar.

De esta manera, estamos empeñados en hacer llegar a la sociedad, a la ciudadanía, un llamado, para que se integren a este gran movimiento ciudadano, estamos viendo que la pasividad de un pueblo provoca que los gobiernos hagan lo que quieran, que se corrompan, que se apropien y acaben con los bienes de una nación, necesitamos todos que nuestro pueblo reaccione y se sume a un gran movimiento que puede cambiar la faz de nuestro país en pos de un mejor futuro, de un mejor y más próspero nivel de vida, los mexicanos nos merecemos más, y Movimiento Ciudadano se está convirtiendo en la vía, en el canal del movimiento social para lograr el Mexico que todos nos merecemos.■

 

*Coordinador de la Comisión Operativa de

Movimiento Ciudadano en Zacatecas

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70