Retorno forzado de connacionales provoca depresión y frustración en familias: Miranda

Retorno forzado de connacionales provoca depresión y frustración en familias: Miranda

■ Deportados no hacen planes a corto plazo en México, pues anhelan regresar a EU, señaló

■ La reinserción es más problemática cuando se ha vivido unos 15 años en el vecino país: docente

La docente Almita Abigayl Miranda, estudiante de doctorado en antropología de la Universidad Northwestern (Evanston, IL), presentó este miércoles, su ponencia Los Retornados: Migrantes de Retorno y sus Familias en Zacatecas, México en el Doctorado en Estudios del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

Miranda realizó un trabajo de investigación etnográfico entre los años 2012 y 2014 sobre la situación incierta o limbo migratorio que familias mexicanas de estatus mixto sufren en Chicago, Illinois y en Fresnillo, Zacatecas al momento de retorno o al ser deportados por las autoridades migratorias de Estados Unidos.

Durante una estancia de 10 meses en la Unidad Académica en Estudios en Desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), la investigadora hizo una labor de campo con migrantes de retorno y sus familias en comunidades de Fresnillo, Saín Alto, y Río Grande.

Esto bajo la dirección de Rodolfo García Zamora y Rosa Elena del Valle, quienes también están dirigiendo un estudio de investigación de migrantes de retorno en Zacatecas y otros estados mexicanos con alto nivel de migración.

Basado en este trabajo de campo Miranda identificó un número de factores importantes que han afectado el proceso de reinserción de migrantes de retorno y sus familias en sus comunidades de origen.

Entre ellos se incluyen el tiempo que el migrante permaneció en Estados Unidos, ya que los migrantes con más problemas de reinserción habían vivido en aquel país por un promedio de entre 13 a 15 años.

Los casos de retorno forzado y no planeado por causa de una deportación reportaron tener más problemas económicos, familiares, emocionales y psicológicos, ya que muchos migrantes expresaron sentirse deprimidos y defraudados por la vida que dejaron en Estados Unidos.

Niños estadounidenses de estas familias también reportaron dificultades en adaptarse a una nueva vida en México, especialmente en comunidades rurales, ya que muchos habían venido de lugares urbanos en estados como California, Colorado, Illinois, Georgia y Texas.

También influyó si la familia cercana del migrante retornado se había mudado con él o ella a México o si había permaneció en el país fronterizo, mientras que migrantes que habían regresado a México solos, por ejemplo para procesar un trámite migratorio, reportaron sentirse abandonados y desesperados por una resolución consular de su caso.

Aclaró que ninguno de estos migrantes expresaron deseos de incorporarse a la comunidad permanentemente o hacer arreglos para una estancia de largo plazo, porque la mayoría todavía tenía esperanzas de regresar a Estados Unidos en un futuro cercano.  Agregó que muchos de los migrantes de retorno reportaron la necesidad de asesoría legal para ver si sus casos migratorios podrían ser re-abiertos o peleados.

Explicó que durante los últimos años, también se ha visto un aumento en el número de deportaciones bajo la administración del presidente Barack Obama, cuyos niveles han rebasado los 2 millones.

Miranda señaló que a través de este tipo de estudios académicos se espera ayudar a generar propuestas y sugerencias tanto para el Estado mexicano como para el de Estados Unidos, las cuales no sólo ayuden a que familias de migrantes de retorno tengan una mejor reinserción en sus comunidades de origen, sino que también que les proporcione una forma de regularizar su estatus migratorio en Estados Unidos, y por lo tanto, la opción de elegir en qué país quieren permanecer.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70