La otra lectura del informe

La otra lectura del informe
  • Código Político

El cuarto Informe de Gobierno de Miguel Alonso Reyes marca el inicio de una serie de cambios tanto en el ámbito administrativo como en el político, lo que motivará la realización de enroques en su equipo de trabajo y definiciones en las candidaturas a diputaciones federales.

La ceremonia de entrega que anteriormente obligaba al mandatario(a) en turno a escuchar también el posicionamiento y la difusión de las posturas de las fracciones parlamentarias, en la presente administración fue modificada por los diputados priístas, quienes quitaron no sólo la obligación de la presencia protocolaria del Ejecutivo estatal, sino con ello el carácter republicano y democrático del acto de rendición de cuentas.

En este contexto el pasado lunes 8 de septiembre el gobernador Miguel Alonso Reyes se presentó a las diez de la mañana en el Congreso estatal ante la mesa directiva que encabeza durante este mes, Claudia Anaya Mota, para presentar el documento que contiene su cuarto informe gubernamental y cumplir con lo que mandata la Constitución del estado de Zacatecas.

Al término de este acto protocolario partió hacia el Palacio de Convenciones en donde ya le aguardaban sus cientos de invitados, ante quienes leería un mensaje alusivo a su cuarto año de ejercicio administrativo.

Es importante considerar en este contexto que la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política (CRIyCP) previamente había acordado que cada uno de las fracciones parlamentarias manifestarían su respectivo posicionamiento respecto al informe del Ejecutivo del estado, pero la diputada priísta Claudia Anaya Mota declararía un receso de dos horas para escuchar el informe del gobernador, lo que fue aprovechado por los diputados priístas, aliancistas y del Verde Ecologista para marcharse al recinto donde Miguel Alonso Reyes leería su mensaje.

La acción provocó el rompimiento del quorum y la cólera de los legisladores panistas, perredistas, petistas y de Movimiento Ciudadano, lo que generó una confrontación entre el Ejecutivo y un sector del Poder Legislativo.

El hecho es preocupante puesto que pone sobre la mesa la debilidad de los acuerdos políticos entre las partes, el fortalecimiento de la desconfianza y el riesgo de desencuentros que podrían impedir la legitimidad en la aprobación de las leyes que son de trascendental importancia, tanto para la administración en turno como para el estado en lo general.

Otro aspecto que es importante analizar es el contenido del cuarto informe que presentó al Congreso y a la opinión pública el mandatario estatal.

En el texto leído el pasado lunes por el Ejecutivo del estado predominan cifras que engloban acciones o inversiones cuatrianuales, con la finalidad de presentar resultados que impacten cuantitativamente en los medios de comunicación y por consecuencia, en la sociedad zacatecana.

Sin embargo se pierde el estado de resultados del presente año del que se da cuenta, las metas logradas, las inversiones realizadas, los retos superados, etcétera, pero además el texto no contiene un mensaje político dirigido a la clase política local. Solamente se emite la reiterada adhesión a las políticas emprendidas por el presidente Enrique Peña Nieto.

En el texto se asienta que “Este año pusimos en funcionamiento el Sistema Estatal de Evaluación Gubernamental, mecanismo electrónico que a través de 97 indicadores da cuenta de la eficiencia y oportunidad en la prestación de los servicios del gobierno”.

Pero la población en general sigue enfrentándose al mismo aparato burocrático y se ignora la evaluación de las dependencias. ¿Quiénes cumplen y quiénes no? Jamás se ha dado a conocer un informe sobre el contenido de los 97 indicadores de los cuales, podría pensarse que son demasiados.

Por cierto el año pasado cuando se habló con insistencia de posibles cambios en el gabinete, el mandatario estatal zanjó la discusión al señalar que lo haría pero conforme a una evaluación que haría de su equipo de trabajo. La evaluación la sigue esperando la opinión pública.

En el apartado del Zacatecas Productivo se asienta que “En estos cuatro años suman ya 574 millones de pesos en beneficio de proyectos de infraestructura, proyectos productivos y promoción del estado, entre otros”.

“En lo que va de Gobierno estatal hemos atraído 21 nuevas empresas de clase mundial con capital japonés, chino, coreano y estadounidense, creando 25 mil empleos, cifra superior a la de cualquier otro sexenio en el mismo período”.

Sin embargo una nota de la reportera Raquel Ollaquindia en La Jornada Zacatecas presenta un panorama laboral muy diferente:

“Las condiciones de trabajo en Zacatecas empeoraron en el último año, según los datos registrados durante el segundo trimestre de 2014 en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)”.

En la nota informativa se agrega que “aunque la desocupación continúa disminuyendo de manera paulatina, en las estadísticas se muestra que las denominadas ‘condiciones críticas de ocupación’ pasaron de representar 12 por ciento entre abril y junio de 2013, a 12.8 por ciento en el mismo periodo de este año. (http://ljz.mx/2014/08/14/empeora-en-zacatecas-panorama-laboral-durante-el-ultimo-ano/).

En materia de seguridad, el gobernador Miguel Alonso ya no fue tan contundente como en la toma de protesta de la nueva dirigencia estatal priísta, en donde afirmó que su gobierno había logrado vencer a la inseguridad y a la violencia.

La referencia fue distinta: “Realizamos la inversión más grande de la historia en seguridad pública y estamos ahora, de acuerdo al Sistema Nacional de Seguridad Pública, por debajo de la media nacional en todos los delitos de alto impacto y entre los seis estados más seguros del país”.

También mencionó: “Hace tres días el gobierno del estado y los 58 ayuntamientos dimos un paso histórico para mejorar la colaboración y coordinación de las corporaciones de seguridad que existen en la entidad, al firmar el Convenio para la Implementación del Mando Único Policial”.

Pero no informó que hasta el momento no se ha designado al coordinador, al responsable de la coordinación de las corporaciones de seguridad en el estado, lo cual es contradictorio con el acto de constitución.

¿Por qué se firmó un documento en el que se da por hecho la voluntad de los 58 alcaldes sin que exista un coordinador?

Habrá que continuar analizando el cuarto Informe de Gobierno en el que, aún y cuando no se da un mensaje político, sí se actúa políticamente cuando se menciona únicamente al coordinador de delegaciones de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Pedro de León Mojarro, al coordinador de la fracción panista en el Congreso federal, José Isabel Trejo Reyes y al vicepresidente de la mesa directiva de la cámara de diputados federal, Tomás Torres Mercado.

Al tiempo. n

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70