Regresa a los escenarios el grupo La Granja Rock Pop

Regresa a los escenarios el grupo La Granja Rock Pop

■ Su participación formó parte de la celebración del 4° aniversario del programa Sábados en la Cultura

■ La propuesta que ofrece la agrupación fresnillense tiene influencias musicales variadas, comentan

“Hoy en día es mucho más fácil, subimos las canciones a Youtube y abrimos un espacio en Facebook y hay una respuesta enorme de la gente y creen que es música reciente”, dice Eduardo Ortiz, de La Granja Rock Pop, grupo fresnillense que al dejar los escenarios hace casi tres lustros, dejara un halo de añoranza y una interrogante luego de vérsele alternar durante 10 años en masivos con Maná, Enanitos Verdes y Caifanes.

Convocados a reaparecer por Gustavo Becerra, director del Antiguo Templo de San Agustín, para participar como estelares en la celebración del 4 aniversario del programa que coordina, Sábados en la Cultura, volvieron de una pausa que pensaron “sería breve” pero que la vida se encargo de hacer definitiva.

La Granja: Eduardo (voz y bajo), Víctor Hugo (guitarra, segunda voz y coros), Epi (baterista) y Abraham (teclados), todos hermanos, el último hijo del vocalista, hicieron la advertencia de volver para hacer “un único concierto”, aunque luego de la noticia de su reaparición han comenzado los ofrecimientos y aun las reclamaciones, casi, casi aparejadas a la acusación de traición a la patria, pues subieron a escenario zacatecano antes que alguno de la hermana república de Fresnillo, donde se originó la aventura entre 1989-1990.

En retrovisión, los hermanos Ortiz recuerdan del momento de su inicio, que el simple acceso a materiales discográficos en Fresnillo y Zacatecas era difícil, de ahí que fueran las ondas herzianas el medio para empaparse de diferentes géneros que originaron un pop que podría llamarse ecléctico.

La Granja retomó en las alrededor de 35 composiciones que llegaron a formar su repertorio original, elementos del huapango, el mariachi, la salsa, el reggae, el rock, el jazz y la música folclórica latinoamericana, esto último por influencia de Javier Ortiz, hermano mayor y representante, quien tiempo atrás y conjuntamente con el Huayrapamushka de la UAZ, fuera pionero intérprete y difusor de los aires sudamericanos al fundar su grupo Chicomostoc.

Estudiaban la música, dice Eduardo, con la idea no de virtuosismo pero sí de perfección. Agrega Epi, que la idea es y ha sido “empaparse, aprender y conocer” los géneros que respetan por igual.

El resultado fue una propuesta musical “zacatecana”, dicen, con influencias variadas pero no contaminaciones, aun de la entonces reciente ola del Rock en tu idioma, que ya sonaba en el Distrito Federal, y a la que finalmente sumaron su propio concepto.

¿Por qué La Granja dejó los escenarios?, comenta, la respuesta está en aquella reflexión que habla del hombre y su circunstancia.

Aunque ganaban grandes sumas de dinero, explica Eduardo, no tenían equipo propio y luego de rentar sonido, luces, amplificadores, etc, “nos quedaba más que lo de la cena… y seguirle…”

La otra parte de la explicación refiere que, efectivamente La Granja grabó entre 1994-95 con discos Melody, sello perteneciente a Televisa, pero inexplicablemente el proyecto fue no solo suspendido sino posteriormente bloqueado, a fin de que tampoco pudiera sacar un primer disco con Sony BMG.

En el año 2000 lograron grabar su primera y única producción Al Natural, mismo año en que la banda se disuelve.

La música de los fresnillenses, sin embargo, fue apoyada por las radiodifusoras locales y generó aquí un público que no olvidó la filosofía detrás de sus letras en las que se hacía patente que “la vida no nada más vivirla o ir y comprarte un buen pantalón, sino que nos conectáramos con el planeta”.

Un mensaje difícil de promover en los años 90, dicen, pues catalogan el periodo plagado de “letras vanas”. Cuestionan también la tendencia al consumo de drogas.

Al respecto de este perfil refieren sus canciones Bosque Poeta y Ven, la primera que habla del hombre equiparado en su función como un ser vivo más y la segunda, acerca de la capacidad que se tiene para dejar atrás el uso de enervantes.

Ayer en la Plazuela Miguel Auza obsequiaron 300 copias de Al Natural, e interpretaron sus temas más exitosos: Color de piel, Enamórame, Quiero sentirlo, Sólo fue ayer y Alguien como tú.

La celebración del 4 aniversario de Sábados en la Cultura, se programó desde las 12 horas: teatro para niños con Ofelia Solís, Danza árabe con Ganesha y Shahdana; Vikingos, obra de teatro dirigida por Rosalina López y Manuel Trejo; la trova de Ernesto Ruiz, el blues de Luis Díaz, rock con Fórmula 1 y la reaparición de La Granja Rock Pop.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70