Promueven la esperanza con la música en Cantando cuentos, de Carlos Azcoaga

Promueven la esperanza con la música en Cantando cuentos, de Carlos Azcoaga
  • El objetivo del espectáculo es que los niños se acerquen al arte mediante canciones: creador
  • El autor considera que tenemos la responsabilidad de generar mentes libres de violencia

“Yo no puedo creer que haya sicarios de 13 años, no puedo creer que haya niños delincuentes, porque no es culpa de ellos, es responsabilidad de lo que estamos sembrando”, desnuda Carlos Azcoaga, la razón por la cual después de 20  años de dedicarse a la producción musical de artistas como Yuri, Emmanuel y Sentidos Opuestos, hoy encuentra su mejor piel cantando para los niños y padres de familia de este país sacudido por la violencia y la precariedad económica.

Carlos Azcoaga se presentó ayer por la noche en el Fórum de la Feria Nacional de Zacatecas 2014, en su segunda visita al estado, donde promovió su primera producción dedicada al público infantil Cantando Cuentos, editada por un sello independiente y distribuída por Prodisc.

El México del Ponchis y otros desafortunados ejemplos de menores de edad involucrados en el crimen o el desamparo, pareciera que no fuera ya escenario propicio para ejercitar el paternaje y el maternaje, o desalienta el ánimo de perpetuar la sangre donde tanta de ésta se derrama.

En respuesta a esta lectura desesperanzadora, Azcoaga refiere que si el universo mismo surgió del conflicto, del estallido, de la dificultad, y genera de ello “un fruto hermoso que es la vida, ya que la tenemos, nuestra responsabilidad es que esas nuevas semillas de ser tengan otra naturaleza.

“Yo creo que si algo nos muestra el universo, sin que suene muy profunda la reflexión, es que es creador”. En su propia identidad como padre descubierta hace 15 años, cuando se “embarazó” junto con su esposa, dice, fue que encontró “todo un mundo increíble y volví a vivir la vida a través de la vida de mis hijos, de sus ojos”.

De este nuevo encuentro con el asombro sólo visible para ojos nuevos dispuestos a descubrir en lo más ínfimo lo extraordinario, fue que se involucró, primero en el ámbito escolar contando cuentos, que encontró mejores si los propios niños aportaban su forma de observar el mundo, y luego, cantando estas historias.

Hoy  sus hijos, varón y mujer, tienen 15 y 13 años, respectivamente, mismos que actualmente son coristas del proyecto de Azcoaga, propuesto al público apenas hace un año, después de una larga incubación surgió luego de ser invitado a la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil, evento en el que repetirá este 2014, esta vez como evento inaugural.

En Zacatecas ofreció de Contando Cuentos: La banda de los bichos, mediante la que enseña los instrumentos básicos del pop; para acercar a los niños a la música; Tanta chunche, que habla del consumismo y la obsesión por acumular objetos a veces inútiles o inncesarios; Amor zombie, una canción de amor incondicional; Monstruos, en la que enseña que éstos siempre son del tamaño de los temores y Milagro con pies, una canción que redescubre el asombro de ser padres.

“En mi caso vengo a sembrar eso: que abraces a tu hijo, que le hagas cosquillas, que la gente se pare, se mueva, pero de una manera en la que se acerquen. Hay muchos estados de la República que estigmatizados por la violencia, Zacatecas es uno de ellos, igual el Distrito Federal. Pero hoy vimos que vino un cuate que se llama Carlos Azcoaga a hablarles de zombis, de caníbales vegetarianos, del equilibrio en una forma divertida…para dejar una semilla y recuerden que se pudieron abrazar y pasar un rato padre”, expresó.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70