12 guerreros

12 guerreros

La semana pasada, de manera atípica, el basquetbol mexicano acaparó los reflectores: la atención de los medios de comunicación y las redes sociales, incluso de las principales cadenas de televisión del país, algo nunca antes visto, por lo menos desde que tengo memoria, se volcó hacia un grupo de 12 basquetbolistas que demostraron que México es capaz de ser protagonista en un deporte de conjunto diferente al tan vanagloriado balompié.

Habían transcurrido ya 40 años de que la selección mexicana de baloncesto no clasificaba a un mundial de esta especialidad, años de oscuridad debido a los malos manejos por parte de los directivos y el escaso o nulo apoyo que se le ha dado por parte de las autoridades a este deporte, uno de los más practicados a lo largo y ancho del país.

Contra todos los pronósticos y de la mano del coach español Sergio Valdeolmillos, México clasificó al mundial después de resultar ganador del campeonato FIBA Américas 2013, llevado a cabo en Venezuela, en el que derrotó a potencias como Argentina, Puerto Rico y República Dominicana.

Anteriormente, en 2011, con la medalla de plata conseguida en los Juegos Panamericanos realizados en Guadalajara, se comenzó a escribir una nueva historia en el basquetbol nacional. En aquel equipo tuvieron participación varios de los jugadores que conformaron la base de la escuadra que nos representó en el mundial de España 2014.

Recientemente, también se consiguió el campeonato de Centrobasket, celebrado en tierras nayaritas, ratificando así a esta generación de jugadores como una de las más importantes que ha tenido el país.

Este equipo, conformado por una amalgama de jugadores jóvenes, como Francisco Cruz, y algunos ya con bastante experiencia y trayectoria, dos de ellos en la NBA, considerada la liga más importante del mundo, ellos son Gustavo Ayón y Jorge Gutiérrez (que por sí solo es un hecho histórico); además de otros que forman parte de equipos europeos: Paul Stoll, Eduardo Martínez y Héctor Hernández.

Luego de darse a conocer el grupo contra el que competiría México en el campeonato del mundo, los pronósticos no eran del todo optimistas y resultaba complicado pensar en la posibilidad de acceder a la segunda ronda; sin embargo, comandado por el capitán Gustavo Ayón, el equipo mexicano jugó al tú por tú contra grandes rivales como Lituania, Eslovenia y Australia, y pese a las derrotas demostró estar al nivel de los mejores del mundo.

La benevolencia del torneo permitió que, al obtener dos victorias en la fase de grupos, sobre Angola y Corea del Sur, se calificara a la segunda fase; el rival en turno: Estados Unidos, nada más y nada menos que el favorito para llevarse el campeonato a pesar de no contar con su cuadro estelar. La escuadra mexicana se plantó con personalidad y jugó sin complejos y, a pesar de perder por un marcador de 86 a 63, se destaca el esfuerzo realizado en la cancha: el equipo mostró en todo momento el amor a la camiseta y el orgullo que distingue a la raza de bronce.

Si bien se consiguió el objetivo planteado desde un inicio, estar en la segunda ronda del mundial, el sueño no ha terminado. El sueño continúa y el camino de esta nueva generación de basquetbolistas apenas comienza, ya que en el futuro inmediato, en noviembre, afrontarán los Juegos Panamericanos de Veracruz y, posteriormente, el preolímpico, que habrá de celebrarse también en tierras mexicanas, en Monterrey, donde está selección deberá consolidar un proceso que hasta el momento ha dado buenos dividendos, pero que requiere de continuidad para mantenerse en los reflectores.

Esperemos que la hazaña de estos 12 guerreros no quede sólo para el anecdotario, sino que sea un nuevo punto de partida para una profunda transformación. Ya es tiempo de poner el basquetbol mexicano en el lugar que debe de estar. Ojalá y lo logrado en los últimos torneos sirva de aliciente para las jóvenes generaciones y, sobre todo, sea una inspiración para que los niños se decidan a practicar este deporte, en mi opinión, el más hermoso. ■

 

@isc_carlos_garcia

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70