Inseguridad, falta de alumbrado y nula obra pública son constantes en la Felipe Ángeles

Inseguridad, falta de alumbrado y nula obra pública son constantes en la Felipe Ángeles

■ Le hubieran invertido aunque fuera “un poquito” aquí de todo ese dinero, señalan vecinos

■ De los festejos del Centenario sólo les tocó ver, por algunos minutos, los fuegos artificiales

Felipe Ángeles no sólo es el nombre del héroe de la Revolución Mexicana homenajeado el pasado 23 de junio, sino una de las colonias populares de la capital con múltiples carencias. Con los festejos del Centenario de la Toma de Zacatecas, los habitantes del lugar que se comenzó a poblar en la década de los 80, habrían esperado que en la coyuntura, los ojos del gobierno voltearan a verlos y atendieran sus problemas de obra pública, seguridad, transporte y educación.

De los 400 millones de pesos que el Ejecutivo gastó este año en conciertos, la escenificación de una batalla y algunas obras públicas para conmemorar la fecha histórica, a los habitantes de la Felipe Ángeles sólo les tocó del festín ver durante algunos minutos los fuegos artificiales del Cerro del Padre.

Falta de alumbrado, transporte público que termina entre 8:30 y 9 de la noche por miedo de los choferes a ser asaltados, robos a casas habitación, una escuela primaria deteriorada, el parque recreativo Reforma inaugurado hace apenas cuatro años pero que ya no tiene columpios, no funcionan sus sanitarios y lo adorna el grafiti, baches y un decadente tianguis semanal es lo que se percibe y a la vez, lo que los vecinos narran cuando se les pregunta acerca de su colonia.

Para terminar en la Felipe Ángeles la serie de crónicas Los Olvidados del Centenario, no fue necesario buscar mucho para que colonos soltaran sin más su lista de necesidades y el rechazo a la decisión gubernamental de no invertir aunque fuera un porcentaje menor de los 400 millones de pesos en las colonias populares que llevan el nombre de los héroes de la Toma, y así mitigar algunas de sus carencias.

Choferes del transporte público sólo llegan al lugar hasta las 20:30 horas por el temor a los asaltos. Los robos a casa habitación y una escuela primaria deteriorada son algunas denuncias de los colonos. Este es otro de los asentamientos urbanos alejados de los reflectores y los grandes festejos por los 100 años de la gesta histórica ■ FOTOS: ANDRÉS SÁNCHEZ

Al revolucionario estratega de la Toma de Zacatecas le hubieran honrado más su memoria si volteaban a la colonia que lleva su nombre, comenta Francisco López, un programador en computación que hace algunos meses su casa fue víctima de robo. Él reconoce la reciente rehabilitación de una cancha de la cual se benefician los colonos de la Felipe Ángeles, mas no les pertenece, es de su vecina la González Ortega.

De ahí en más, no hay obras recientes por esos rumbos de la ciudad relativamente cercanos al Mercado de Abastos. Está el puente a desnivel del mercado, pero para muchos es criticable porque no tiene banquetas para peatones y creen no está bien diseñado. “Además eso lo iniciaron el año pasado y no tiene nada qué ver con el Centenario”.

La antaña escuela Lázaro Cárdenas es uno de los sitios de la colonia más emblemáticos y que más necesidades tiene según narran las propias madres de familia Hortencia Gómez y Manuela Ortega. Ambas se quejan de las malas condiciones y la falta de higiene “pareciera que nunca hacen la limpieza”. La primaria ha querido ser una más de las beneficiadas con un domo, pero no ha corrido con suerte. A las señoras les cobran 250 pesos cada ciclo escolar, pero ven a la escuela igual, vieja y decadente.

Piden además los uniformes gratuitos, que les den útiles escolares y desayunos no sólo a los alumnos del turno matutino, sino también el vespertino. Le hubieran invertido aunque fuera “un poquito” aquí de todo ese dinero, dicen ambas.

Choferes del transporte público sólo llegan al lugar hasta las 20:30 horas por el temor a los asaltos. Los robos a casa habitación y una escuela primaria deteriorada son algunas denuncias de los colonos. Este es otro de los asentamientos urbanos alejados de los reflectores y los grandes festejos por los 100 años de la gesta histórica ■ FOTOS: ANDRÉS SÁNCHEZ

Al igual que en otras colonias populares con nombre de héroe de la Toma de Zacatecas, la Felipe Ángeles también carece de seguridad y sus pobladores evitan salir después de las nueve de la noche. “Hay mucho mariguano, ya no está uno a gusto” menciona Humberto Moreno.

La situación es tal, que pese a no ser la periferia, las rutas cuatro y cinco terminan su último trayecto entre 8:30 y nueve de la noche. La decisión se debió a los asaltos, incluso los camioneros de la ruta azul cambiaron de base a la colonia González Ortega, contó Humberto, trabajador del ayuntamiento de Zacatecas.

Cada jueves asisten tianguistas a las calles de la colonia a ofrecer frutas, verduras, ropa usada y otros productos. Rosa María (evade decir su apellido) es una ingeniera química y comerciante de utensilios plásticos de cocina, después de decir una serie de descalificativos a los políticos por “sus mentiras”, cuenta que la colonia Felipe Ángeles es uno de los sitios con las ventas más bajas de la ciudad.

Con lo cual coincide Felipe, vendedor de ropa de segunda mano. Ambos se quejan de los 28 pesos por el cobro de plaza que les hace la presidencia municipal. “Hoy ni siquiera he hecho la cruz y ahí vienen ya a sacarnos dinero”,

El ahora diputado del PVEM, Cuauhtémoc Calderón en su faceta de alcalde capitalino, hace cuatro años inauguró cerca de la escuela el Parque Reforma. Vivir Mejor, dice el anuncio de su entrada ya grafiteado.

El sitio construido en la administración federal y municipal panista, lleno de basura, sin agua y con los juegos despintados, es por antonomasia el lugar de recreación para los niños de la colonia Felipe Ángeles. El lugar de reunión familiar no mereció una remodelación o por lo menos pintura nueva en los festejos del Centenario de la Toma de Zacatecas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70