Denuncian habitantes derrame de jales en la comunidad Francisco I. Madero

Denuncian habitantes derrame de jales  en la comunidad Francisco I. Madero

■ El volumen del más reciente correspondería a la capacidad de dos camiones tipo Torton

■ Este tipo de incidentes producen suelos ácidos y estériles, señala investigador de la UAZ

Al concierto de incidentes ambientales que se han registrado recientemente en el país protagonizado por mineras, se suman los verificados en la comunidad Francisco I. Madero del municipio Zacatecas.

Según denuncia anónima de sus habitantes, se registró el pasado sábado un derrame de jales, al que antecede otro ocurrido hace aproximadamente cuatro meses y cuyos componentes químicos temen, puedan filtrarse a los mantos acuíferos de la zona, mismos que advierten también alimentan a la capital del estado y los municipios Morelos y Calera.

Los derrames se han producido por la ruptura de tubos que a nivel de la superficie transportan agua con jales hacia un contenedor donde se separa el líquido y sólidos para tratarse y reciclarse, según han atestiguado.

El volumen del más reciente incidente correspondería a la capacidad de dos camiones tipo Torton, dijo la fuente, y aunque la empresa ha hecho labores de limpieza, los comuneros se manifiestan inconformes con la intervención pues señalan nunca se recuperan los materiales a 100 por ciento.

Al momento no se ha hecho denuncia ante las autoridades competentes en materia ambiental, dijeron por miedo, “porque si llegan a enterarse quiénes somos los que andamos acá…son empresas muy represivas”.

Grupo Peñoles asentó en el lugar hace 14 años su compañía Unidad Francisco I. Madero, mediante la que extrae de la zona mayoritariamente zinc, pero también cobre y plomo. Su instalación partió de un convenio con el Ejido Morelos que sin embargo, señalan los informantes, no se ha cumplido a la fecha y más, se ha hecho perdedizo, hecho que acusan como un caso de corrupción.

“Todas las empresas mineras yo creo que son así, llegan y nos hablan muy bonito, llegan y nos enamoran que va a haber trabajo, va a haber beneficios de esto, de lo otro…y pasa el tiempo y vemos que no sucede, que no es cierto…”.

En este momento de los más de 700 habitantes de la comunidad sólo dependen laboralmente de la mina de manera directa alrededor de 30 personas y otra cantidad igual se integran a empresas contratistas que trabajan para ella. La comunidad sigue sosteniendo su vida de la agricultura de temporal de maíz y frijol, por lo que la calidad de la tierra y el agua es fundamental para su subsistencia, dijeron.

“Aparte del cochinero que van a dejar cuando se vayan, no tenemos beneficios”, expusieron en voz de un varón de mediana edad, quien refirió entre las promesas incumplidas por Peñoles el apoyo para que la comunidad tuviera un médico de planta.

En casi tres lustros, lo que se ha obtenido de la vecindad de la empresa ubicada a 2 kilómetros del asentamiento humano, son los baños para la escuela primaria y una malla perimetral de la telesecundaria, así como algunos arreglos a la iglesia del lugar.

Consultado para el caso por La Jornada Zacatecas, Héctor Manzanares Acuña, docente e investigador de la Unidad Académica de Estudios Nucleares, refirió la necesidad de hacer estudios de suelo pues advirtió, los derrames de jales producen suelos ácidos y estériles. De igual forma debe verificarse la cantidad de metales pesados que contienen estos residuos, dijo. Agregó, en la zona existe un antecedente similar ocurrido en 1956 del que todavía se manifiestan secuelas ambientales.

Luego de acercamientos infructuosos de las autoridades comunitarias con la empresa, y del abandono de miembros de la clase política que desde que se instaló Peñoles en aquel lugar no han vuelto nunca más, los habitantes de Francisco I. Madero esperan que funcionarios competentes de Gobierno del Estado y otros actores políticos, puedan intervenir para que se genere otro convenio que sí se cumpla y en el que se asiente que su entorno no se vea afectado por las actividades de la empresa, se abran plazas de trabajo y se proporcionen becas para sus población vieja y en edad escolar.

“Lo que pide más la gente es el trabajo porque sin trabajo no come y fue el compromiso que hubo pero ese compromiso ya nadie lo tiene, el documento ya no existe…”, señalaron.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70