¡No a la reelección de legisladores federales; lo que quieren es seguir mamando del erario!

¡No a la reelección de legisladores federales; lo que quieren es seguir mamando del erario!

Dentro del Régimen Político en México hemos apreciado que no hemos transitado hacia la Democracia; que no se han consolidado nuestras instituciones; que no se está dando ninguna confianza a la sociedad a través de los procesos electorales, porque hasta ahora no existe en ellos ningún nivel de credibilidad; porque no contamos con leyes que garanticen el estado de derecho,  porque éstas son pisoteadas una y otra vez por nuestros políticos corruptos, en razón de que ninguno de ellos se encuentra comprometido con los mexicanos, mucho menos con nuestra patria; y, por último, vemos que nuestros Congresos (de la Unión y estatales) no practican la Democracia en la construcción de los consensos, y por ello en México no se han afianzado las prácticas Democráticas.

Como muestra basta un botón: la minuta de las Reformas Constitucionales en materia Política-Electoral que fueron aprobadas recientemente en nuestro país, nuestros políticos nos dicen que éstas van encaminadas “a fortalecer la estructura política del estado mexicano y a recuperar la confianza de la ciudadanía en las elecciones futuras. ¡Que esto se los crea quienes no los conozcan, bola de mentirosos y corruptos!; porque todo seguirá igual que antes.

Sabemos que en toda Democracia el Parlamento es la figura central del estado, en el que se hace presente la pluralidad de los pueblos; pero éstos no son tomados en cuenta cuando los legisladores federales (y locales), abusando del poder que el pueblo les confirió, y pasándose nuestra Constitución y otras leyes por “debajo del arco del triunfo”, redactan y promulgan leyes con la finalidad de perpetuarse en el poder y lograr por mucho más tiempo sus ambiciones vitalicias, las cuales son mucho muy generosas; como es el reciente caso de reelegirse a partir de las elecciones de 2018, de manera inmediata, hasta por doce años de forma consecutiva, de conformidad a la reforma que se le hizo al artículo 59 Constitucional.

¿Pero qué nos dicen a esto los sempiternos chapulines; los Manlio Fabio Beltrones, los Emilio Gamboa Patrón y los Chabelo Trejo, quienes brincan de una Cámara a otra en cada elección federal y en razón de ello aprobaron la minuta para beneficiarse a futuro con el argumento grosero, cínico y desaseado, “de que es la única forma de que todos ellos se especialicen en la creación de mejores leyes, lo que optimizaría el quehacer legislativo que conlleve a una mejor formación de legisladores para cumplir a satisfacción con sus funciones de análisis, deliberación y discusión en torno de los problemas que afectan a la población, así como también de propuestas de solución a los mismos?

Señores legisladores; ¡A otro perro con ese hueso!; lo que ustedes quieren es seguir mamando bien y bonito del erario público que son dineros del pueblo; en razón de que en ninguna otra parte podrán conseguir, por lo desaseados que son, trabajo con el salario y prestaciones groseras que ustedes mismos se fijan sin el consentimiento del pueblo; eso que ustedes hicieron, abusando del poder que inmerecidamente les dimos se llama “Corrupción”: “Uso del poder público para beneficio personal” y esto, hablando en términos jurídicos, pudiera ser constitutivo de delito, en razón de haber actuado “en contra de las leyes, normatividad y prácticas implementadas, con el fin de favorecer intereses personales”; ustedes, antes de haber aprobado tal acuerdo corrupto, a través del cual pueden reelegirse hasta por doce años, debieron haber pedido el aval del pueblo que es en donde reside la soberanía de una nación.

Bajo nuestro punto de vista, ésta mal llamada Reforma Política-Electoral podría ser la más cuestionada en toda nuestra historia, toda vez que la consideramos excluyente, además de obscena, cínica y regresiva; ¿por qué?; porque la citada reelección, antes de aprobarse, debió de haberse consultado con el pueblo de México, y en razón de ello ésta es solamente una reforma para que ustedes puedan seguir pegados a la ubre del erario, independientemente de perpetuarse en el poder y continuar mangoneando la política en nuestro país, y de ninguna manera, como ustedes lo manifiestan: “para especializarse y con ello redactar y promulgar leyes en beneficio de los mexicanos”: esto es una vil mentira más de parte de ustedes señores legisladores.

Señores diputados federales; de acuerdo a su reglamento reformado, ustedes se encontraban inhabilitados para votar a favor de las reformas que el Senado hizo al artículo 59 Constitucional, relativas a la reelección de legisladores, en razón de que su pasada Legislatura, según la diputada Carpinteyro, reformó su reglamento en el sentido de exigirles a ustedes “renunciar a obtener, por la realización de actividades inherentes a su cargo o su impacto, beneficios económicos o en especie para sí, su cónyuge, concubina o concubino; parientes consanguíneos o por afinidad hasta el cuarto grado, etc.; por lo tanto y en razón de que ustedes se están beneficiando con la “reelección” que aprobaron, en esa virtud están ustedes violentando su propio reglamento y reafirmando lo corruptos que son en sus quehaceres legislativos. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70