Rinden homenaje a Pablo Salas, documentalista de la dictadura en Chile

Rinden homenaje a Pablo Salas, documentalista de la dictadura en Chile

Santiago. Probablemente no todos conocen su nombre, pero la mayoría ha visto sus imágenes en películas y documentales sobre la dictadura chilena (1973-1990): se trata del camarógrafo Pablo Salas, a quien el Festival de documentales de Santiago rinde homenaje como artífice de históricos testimonios audiovisuales.

“Pablo Salas es el más importante camarógrafo que cubrió los días más duros de la dictadura militar”, sus imágenes han sido ampliamente utilizadas “para ilustrar la violencia y los atropellos de ese período”, sostiene el catálogo del Festival Internacional de Documentales de Santiago, FIDOCS, que se celebra en la ciudad hasta el domingo 29. Dentro de una recién inaugurada sección dedicada a los derechos humanos, el festival realizó una retrospectiva que incluye algunos de los capítulos más emblemáticos registrados por Salas.

El memorable reparto de pollos por parte de la fuerzas opositoras de izquierda, el entierro de uno de los degollados como castigo ejemplar del régimen, las imágenes de Augusto Pinochet desfilando en el día de las celebraciones patrias, la represión a una de las mujeres a quien se impide rendir un homenaje a su marido asesinado, el allanamiento militar a una población, el germen de las manifestaciones estudiantiles que desembocaron en las conocidas hoy en día…” Tuve la suerte de que tenía una cámara, que pude salir a la calle, que pude filmar”, explica en el acto el camarógrafo, de 57 años, quitándose importancia. “Una vez que tuve una cámara y me di cuenta del valor de las imágenes para mostrar una verdad, decidí empezar a filmar”, añade Salas, quien trabajó durante toda su carrera para medios internacionales.

Hablar directamente

Imágenes impactantes, duras, que dejan entrever la represión cruenta y que hablan por sí solas, pero que al contrario de lo que uno podría imaginar apenas han sido transmitidas en Chile y han quedado dispersas en películas y documentales, aquí y allá, destinadas a un público más bien minoritario.

“Hasta el año pasado, cada vez que se conmemoraba el aniversario del golpe se iba al contrapunto Pinochet-Allende, al bombardeo de La Moneda. Recién el año pasado se mostraron imágenes de la represión de la dictadura. Las barbaridades comenzaron ese 11 de septiembre (1973), partieron con el bombardeo”, explica Salas.

El año pasado, a 40 años del golpe, la difusión de una serie de televisión, “Chile, las imágenes prohibidas”, con material de Salas, enfrentó al país a una revisión postergada de su pasado, mostrando por primera vez la cruda represión de los opositores en la lucha por la democracia y abriendo la caja de pandora de uno de los capítulos más trágicos de su historia. “Esas imágenes no se habían visto en Chile o se habían visto poco, había un temor por parte de los medios de comunicación o una censura, hasta hace unos años no se mencionaba la palabra golpe, se decía gobierno militar, no se hablaba directamente”, afirma el camarógrafo.

“Hay jóvenes que nacieron en el 90 que nunca escucharon a Pinochet, ni las estupideces que decía y repetía una otra vez, eso hay que hacerlo y recordarlo”, explica. Para Salas este es un ejercicio necesario de memoria. “Reconocer que eso pasó es de un valor tremendo para todos los que sufrimos la dictadura. Reconocer que lo que pasó fue así, no es la versión que nos han vendido durante 38 años”.

“Lo que nosotros filmamos es la nada… en relación a los desaparecidos, los muertos, los torturados, los exiliados, esas imágenes que no tenemos… Pero con esto te puedes hacer una idea de lo brutal que fue”, afirma convencido. La muestra del FIDOCS es sólo una pequeña parte del material que dispone, aquel que ya está digitalizado. Pero el camarógrafo aún cuenta con entre mil 200 o mil 500 horas, estima, de grabaciones por digitalizar y para lo que no cuenta con financiación. Un testimonio histórico e irrepetible que podría correr el riesgo de perderse.

“Me queda el orgullo de que mis imágenes están en casi todas las películas que se han hecho en Chile” de este período, afirma, y sobre el sentirse homenajeado, responde, medio avergonzado y entre sonrisas, “me sacaron del clóset”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70